Publicidad

Actualidad Politica

Alan se refugia en su casa tras negativa de asilo por parte de Uruguay

Alan García Pérez llegó hoy a su domicilio en Miraflores a bordo de una camioneta con lunas polarizada, tras abandonar la residencia de la Embajada de Uruguay luego que el gobierno de la República Oriental anunciara su decisión de negar el asilo político  solicitado por el expresidente.

Minutos después, el expresidente emitió,  una declaración pública en la que, sin mencionarlo, descarta una nueva incursión en una sede diplomática y asegura que estará en su domicilio a disposición de todas las investigaciones y convocatorias que se le hagan

“Cuando se me convoque asistiré con puntualidad como lo he venido haciendo y esperando que sean ajenas a la verdad las versiones sobre una detención arbitraria”, señala García Pérez en su pronunciamientgo, cuyo texto reproducimos textualmente.

Declaración
Al conocer la decisión del gobierno de Uruguay he abandonado esta mañana la sede de su embajada. Declaro que solicité el asilo, previsto en la Constitución, ante la inminencia de una orden de detención, pero cumplido ese paso estaré en mi domicilio a disposición de todas las investigaciones y convocatorias que se me hagan así como he concurrido ya a 49 citaciones fiscales, judiciales y del Congreso.
Declaro que no existe ninguna delación, prueba o depósito que me vincule a ningún hecho delictivo y mucho menos con la empresa Odebrecht con la  realización de algunas de sus obras. Lo propalado en estos días solo consiste en rumores y especulaciones, que jamás tendrán comprobación por ser totalmente falsas.
Cuando se me convoque asistiré con puntualidad como lo he venido haciendo y esperando que sean ajenas a la verdad las versiones sobre una detención arbitraria.
Agradezco profundamente al Embajador Barros y a su Sra. esposa la hospitalidad brindada y deploro cualquier molestia ocasionada
Lima 03 de diciembre del 2018
Alan García

Suscríbase a nuestro boletín y reciba cada día un resumen de noticias en su correo electrónico.