Publicidad

Actualidad Especiales

¿El vino, la cerveza y el chocolate alargan la vida?

No hay un consumo ‘seguro’, pese a lo que sostienen algunos estudios sobre la relación existente entre el consumo moderado de alcohol y algunos infartos al miocardio no fatales.

Por Gilberto Anticona

Un estudio realizado por la universidad de Varsovia ha encontrado que beber vino, cerveza y comer chocolate negro puede alargar la vida, siempre y cuando se combine con una dieta saludable basada en vegetales frescos, fruta, queso bajo en grasa, granos enteros, cereales en el desayuno, nueces y aceite de oliva y canola.

Según el estudio, dichos alimentos tienen en común que son ricos en antioxidantes y poseen propiedades antiinflamatorias, y quienes consumen dicha dieta, tienen hasta 18% menos probabilidades de morir en los 16 años siguientes; de igual modo, el riesgo de fallecer de enfermedades cardiovasculares se reduce en 20% y de cáncer hasta un tope del 20%.

Por el contrario, de acuerdo a este mismo informe, las dietas abundantes en carnes rojas, salsas preparadas, comidas fritas y procesadas y bebidas carbonatadas (gaseosas, sodas) incrementarían las posibilidades de morir prematuramente.

Contraproducente

No obstante, dicho informe también ha señalado que agregar vino y cerveza a la alimentación podría ser contraproducente si se tiene en cuenta el debate existente actualmente sobre los efectos y peligros de ingerir bebidas alcohólicas.

De acuerdo a investigadores de la universidad de Cambridge (Reino Unido), todo consumo que supera las 12.5 unidades de alcohol a la semana en vino y cerveza (unos 100 gramos), acorta la vida.

¿Implica eso que una ingesta inferior a las 12.5 unidades de alcohol es positiva para la salud? No, si nos referimos a la salud cardiovascular.

Consecuencias

Los investigadores de Cambridge, al analizar la asociación de enfermedades cardiovasculares y consumo de alcohol, demostraron que este se asocia con un riesgo mayor de aneurismas aórticos, ictus, hipertensión arterial o insuficiencia cardiaca de pronósticos mortales, por lo que no hay un consumo ‘seguro’, pese a lo que sostienen algunos estudios sobre la relación existente entre el consumo moderado de alcohol y algunos infartos al miocardio no fatales.

Suscríbase a nuestro boletín y reciba cada día un resumen de noticias en su correo electrónico.