Actualidad Economía

 INEI: El 2018 cerró con una inflación en Lima de 2.19%

El año 2018 cerró con un Índice de Precios al Consumidor de Lima Metropolitana de 2,19 %, que equivale a una tasa promedio mensual de 0,18 %, evidenciando una tendencia creciente en los últimos meses, pero con un resultado anual dentro del rango meta fijado por el Banco Central de Reserva, entre el 1 % y 3 %, para el año que terminó informó hoy martes el Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI).

El resultado anual estuvo influenciado, principalmente, por el alza en los precios de los grandes grupos de consumo Alimentos Bebidas con 1,95 % (cebolla de cabeza, menú en restaurantes, papa amarilla y blanca, y las bebidas gaseosas); Esparcimiento, Diversión, Servicios Culturales y de Enseñanza con 3,63 % (pensión de enseñanza universitaria y básica no estatal), Transportes y Comunicaciones con 2,43 % (automóviles, la gasolina, pasaje en ómnibus y microbús); asimismo, Alquiler de Vivienda, Combustible y Electricidad con 1,76 % (consumo de electricidad residencial y el gas propano doméstico) y Otros Bienes y Servicios con 2,39 % (cigarrillo rubio y pago de documentos administrativos).

En menor medida, reportaron aumento en sus precios los grandes grupos de consumo: Muebles, Enseres y Mantenimiento de la Vivienda 1,64 %, Cuidados y Conservación de la Salud 1,32 %, y Vestido y Calzado 0,88 %.

En el año 2018, el alza en los precios de Alimentos y Bebidas se explica por los mayores precios observados en tubérculos y raíces (22,6 %) como la papa amarilla (42,7 %), huayro (24,5 %), blanca (20,4 %), rosada (17,0 %), olluco (22,3 %) y yuca amarilla (13,1 %) que reportaron mayor dinamismo durante el segundo semestre como consecuencia de una menor oferta, por los efectos climáticos en las áreas de producción que abastecen Lima; las hortalizas y legumbres frescas (14,3 %) tales como la cebolla de cabeza (57,7 %), zanahoria (22,2 %), espinaca (21,1 %), arveja verde americana (17,4 %), criolla (16,6 %), por menor oferta en los dos últimos meses, tomate italiano (14,1 %), brócoli (11,3 %), lechuga (8,7 %) y choclo (4,7 %).

Asimismo, las bebidas no alcohólicas (6,8 %) como los refrescos envasados (20,8 %), néctar de fruta (15,4 %), bebidas gaseosas (5,5 %), bebidas hidratantes (2,2 %), afectadas por el alza del Impuesto Selectivo al Consumo (ISC) y agua de mesa (2,0 %); las bebidas alcohólicas (5,2 %) como el ron (12,1 %), cerveza blanca (5,6 %), vino seco (3,3 %) y whisky (3,2 %); los alimentos y bebidas consumidos fuera del hogar como las pizzas (5,6 %), cerveza blanca (4,5 %), arroz chaufa (3,8 %), bebidas gaseosas (3,3 %), platos marinos (2,9 %) y lomo saltado (2,9 %), por mayor demanda y alza en el precio de los insumos.

También, subieron los precios del pan y cereales (1,2 %) como la quinua entera (12,0 %), maíz seco cancha (8,3 %), galletas dulces (7,2 %), avena envasada (4,8 %), pasteles dulces (4,0 %), maíz morado (3,8 %) y fideos (2,5 %); las grasas y aceites comestibles (0,6 %) tales como, la mantequilla envasada (15,6 %), margarina envasada (3,8 %) y las carnes y preparados de carnes (0,2 %) como el tocino ahumado (4,6 %), mondongo de res (3,6 %) y churrasco de vacuno (3,1 %); mientras que, reportaron precios a la baja la gallina eviscerada (-1,7 %) y pollo eviscerado (-1,4 %).

Por el contrario, bajaron los precios del azúcar (-11,4 %) tanto la rubia (-11,6 %) como la blanca (-9,7 %) debido al sobreabastecimiento; las leguminosas y derivados (-7,4 %) como el frejol canario (-9,7 %), lenteja (-8,9 %) y pallar (-7,9 %); los pescados y mariscos (-3,4 %) como el perico (-22,2 %), pejerrey      (-13,1 %), corvina (-8,0 %), jurel (-7,4 %) y bonito (-2,7 %).  Asimismo, la leche, quesos y huevos            (-3,4 %), especialmente los huevos de gallina (-18,9 %) y las frutas (-0,6 %) como la chirimoya (-15,3 %), plátano de seda (-11,4 %), uva negra (-7,9 %), mandarina (-5,8 %), durazno huayco (-4,2 %), fresa (-3,6 %) y palta fuerte (-2,8 %).

En Transportes y Comunicaciones subieron los precios del equipo para el transporte de personal (12,2 %) como los automóviles nuevos (12,6 %) y la motocicleta (6,8 %) influenciados por el mayor tipo de cambio, reajustes por modelos del año y la inclusión del ISC aprobado el 9 de mayo; el peaje vehicular (11,7 %) debido al aumento de las tarifas de concesión Línea Amarilla  en los meses de octubre y noviembre para los peajes de concesión Rutas de Lima; el pasaje en avión (10,5 %) como el pasaje aéreo nacional (12,9 %) e internacional (9,6 %) por el alza en el tipo de cambio.

Asimismo, subieron los combustibles y lubricantes (7,7 %) como el petróleo diésel (21,4 %), gasohol (7,2 %), GLP vehicular (3,3 %) y gas natural vehicular (2,2 %), el transporte local (1,0 %) como la movilidad a centros de estudios (3,0 %), pasaje en mototaxi (4,2 %) y taxi (0,9 %); y el pasaje en ómnibus interprovincial (2,2 %) que mostró mayor dinamismo estacional en algunas festividades (semana santa, fiestas patrias, feriados largos y fin de año).

Por el contrario, bajaron los precios del servicio telefónico (-2,9 %), tanto el consumo telefónico fijo local (-6,6 %) e Internacional (-4,3 %), debido a la disminución de tarifas en marzo para llamadas locales desde teléfonos fijo de abonado a redes de telefonía móvil y en junio para llamadas locales y larga distancia internacional; y el servicio de internet (-1,1 %).

 

En el gran  grupo de  consumo Alquiler de Vivienda, Combustible y Electricidad, los productos que registraron mayor alza de precios en el 2018 fueron los combustibles para el hogar (3,3 %) como el consumo de gas natural (5,1 %), carbón de palo (4,0 %) y gas propano (3,3 %); los arbitrios municipales (3,1 %), la reparación y conservación de la vivienda (2,6 %) como los clavos (3,9 %), pintura (3,4 %), cemento (2,6 %) y cables eléctricos (2,6 %): también, la electricidad residencial (2,4 %) como resultado de su alza  en siete meses del año, los nuevos pliegos tarifarios de Osinergmin, siendo los meses de febrero y julio con mayores variaciones, y una reducción en el mes de mayo; no obstante, las tarifas de agua potable doméstica no mostraron variación durante el año. Además, aumentó de precio el alquiler de la vivienda (1,3 %).

 

Durante el 2018, en el gran grupo de consumo Servicios Culturales y de Enseñanza registraron mayor alza de precios los gastos en la enseñanza (4,7 %) como la pensión escolar inicial (7,8 %), primaria (7,3 %) y secundaria (6,9 %); la matrícula escolar no estatal inicial (7,7 %), primaria (6,2 %) y secundaria (5,9 %); y la matrícula escolar estatal primaria (5,9 %), secundaria (4,7 %) e inicial (3,6 %) influenciado por las variaciones de precios ocurridas en los servicios educativos, básicamente los correspondientes a la temporada escolar (cuyas mayores alzas se observan entre los meses de febrero y marzo) y, las universidades no estatales (1,5 %).

 

Del mismo modo, subieron los precios de los textos y útiles escolares (3,8 %) como los textos escolares para secundaria (6,5 %), primaria (6,1 %), inicial (6,0 %) y cuadernos (4,0 %); el servicio de esparcimiento y cultura (1,3 %), como las entradas a discotecas (12,0 %), museos (9,0 %), cines        (3,0 %), servicio de baño y corte de pelo para mascotas (4,4 %); los equipos y accesorios (0,7 %) como la memoria móvil externa (3,4 %), equipo de sonido (1,7 %), televisores (1,5 %)  y microcomputadora (1,4 %).

 

En Otros Bienes y Servicios los productos que reportaron mayor alza de precios fueron los cigarrillos (21,3 %) por el incremento del Impuesto Selectivo al Consumo (ISC) en mayo de 2018; las giras turísticas (10,2 %) por efecto de la mayor demanda estacional de semana santa, fiestas patrias y fiestas de fin de año y otras festividades regionales; los gastos diversos (7,1 %) como los pagos por documentos administrativos (16,5 %) tales como las tarifas modificadas por el RENIEC en enero por conceptos de renovación de DNI y partidas de nacimiento, bautizo, matrimonio y defunción; los servicios funerarios (2,2 %) celebración de cumpleaños (1,9 %) y servicio de fotocopia (1,6 %). Del mismo modo, el servicio de cuidado personal (2,2 %) como el corte de cabello para hombre (4,6 %), manicure (2,5 %) y pedicure (1,8 %); artículos de joyería (1,2 %) como las joyas de oro (1,6 %); y los artículos de cuidado personal (0,7 %) como las cremas corporales y de mano (2,9 %), artículos de tocador de bebés (2,4 %), protector solar (2,2 %), cosméticos (1,9 %), papel higiénico (1,7 %), cremas dentales (1,6 %) y desodorantes (1,5 %).

 

Productos con mayor variación de precios en el 2018

En el año que finalizó, de los 532 productos que componen la canasta familiar, 398 subieron de precio, 104 bajaron y 30 no reportaron variación. Los productos que registraron incremento más alto fueron cebolla de cabeza (57,7 %), papa amarilla (42,7 %), papa huayro (24,5 %), olluco (22,3 %), zanahoria (22,2 %), petróleo diésel (21,4 %), cigarrillo rubio (21,3 %) y espinaca (21,1 %). Mientras que, disminuyeron los precios del perico (-22,2 %), huevos de gallina (-18,9 %), chirimoya (-15,3 %), ajo entero (-13,4 %), pejerrey (-13,1 %), azúcar rubia (-11,6 %), plátano de seda (-11,4 %) y frejol canario    (-9,7 %).

 

Precios sin alimentos y energía subieron 2,21 % en el 2018

La variación del Índice de Precios al Consumidor de Lima Metropolitana, sin considerar alimentos y energía (inflación subyacente) en el año 2018 aumentó 2,21 %, y en el mes de diciembre llegó a  0,34 %.

Suscríbase a nuestro boletín y reciba cada día un resumen de noticias en su correo electrónico.