Actualidad Internacionales

México aclaró que no apoya Declaración de Lima sobre Venezuela

  • .El gobierno del primer presidente de izquierda de México, Andrés Manuel López Obrador (AMLO), por intermedio de subsecretario para América Latina y el Caribe, Maximiliano Reyes, participó en la Reunión Ministerial del Grupo de Lima realizada el último viernes en el Palacio de Torre Tagle, pero se abstuvo de firmar la declaración contra el régimen de Nicolás Maduro aprobada por trece países.

En su pronunciamiento, los ministros de Relaciones Exteriores del Grupo de Lima, reunidos en nuestra capital, anunciaron que no reconocerán la legitimidad del nuevo período presidencial del régimen de Nicolás Maduro, que se iniciará el próximo 10 de enero, debido a que el proceso electoral que le dio origen no contó con las garantías y estándares internacionales necesarios para un proceso libre, justo y transparente.

En el distrito Federal, la Secretaría de Relaciones Exteriores hizo público el discurso que Maximiliano Reyes pronunciara en la Reunión Ministerial del Grupo de Lima, en representación del presidente Andrés Manuel López Obrador y del secretario de Relaciones Exteriores Marcelo Ebrard,

“El Gobierno de México, en fiel seguimiento a sus principios constitucionales de política exterior, se abstendrá de emitir cualquier tipo de pronunciamiento respecto de la legitimidad del gobierno venezolano. La autodeterminación de los pueblos y la no intervención son principios constitucionales que México deberá seguir… Por ello, en esta ocasión México no acompañará el texto que ahora se discute”. Este es parte del texto que refleja la postura del gobierno de México sobre el caso de Venezuela:

“México está convencido de que este tipo de acciones, lejos de resolver la situación en el país, abonaría a agudizar el deterioro de las condiciones de vida de los venezolanos. En tal virtud, México no considera apropiada cualquier vía que no dé prioridad al fomento de la paz y del diálogo.

Por otra parte, hacemos un llamado a la reflexión dentro del Grupo de Lima sobre las consecuencias que tendrían para los venezolanos aquellas medidas que busquen tener injerencia en asuntos internos que entorpezcan el diálogo entre los actores involucrados y la comunidad internacional. México considera que la vía más efectiva para alcanzar los objetivos por los que se creó este Grupo, es mediante iniciativas de mediación y de diálogo, no de aislamiento.

Los países aquí representados, como defensores de los derechos humanos y promotores de la democracia, tenemos el deber de escuchar a todos los sectores de la sociedad venezonala interesados en una solución negociada y pacífica, y para ello es necesaria nuestra colaboración.

Esta es la misma postura que han mantenido los países miembro de la Unión Europea, quienes no sólo han mantenido sus representaciones en Caracas a nivel de embajador, sino que están buscando establecer un grupo de contacto con países de nuestra región para fortalecer la interlocución con actores venezolanos a fin de promover un diálogo real tan pronto como haya las condiciones necesarias.

Adicionalmente, en vista de que la situación en Venezuela ha impactado a la región de América Latina y el Caribe, la ausencia de representantes de nuestros países disminuiría la capacidad de interlocución con los actores venezolanos.  Eso derivaría en nuestra autoexclusión de procesos fundamentales para los intereses de nuestra región.

Por ello, México mantendrá relaciones diplomáticas con Venezuela para así poder considerar con interés las propuestas de acción o gestión diplomáticas que las distintas fuerzas políticas y sociales de ese país formulen para facilitar su acercamiento, entendimiento y acuerdo. Nuestra consideración se guiará por las posibilidades de diálogo incluyente con objeto de lograr las condiciones de estabilidad necesaria para el desarrollo del pueblo venezolano, en un marco de paz, democracia y seguridad.

El Gobierno de México, en fiel seguimiento a sus principios constitucionales de política exterior, se abstendrá de emitir cualquier tipo de pronunciamiento respecto de la legitimidad del gobierno venezolano. La autodeterminación de los pueblos y la no intervención son principios constitucionales que México deberá seguir. En ese sentido, el fomento al diálogo entre las partes para encontrar una solución pacífica a la situación que vive Venezuela seguirá siendo prioridad de la política exterior de México. Por ello, en esta ocasión México no acompañará el texto que ahora se discute.


Reunión sobre Venezuela del Grupo de Lima (Cancilleria de Perú).

Suscríbase a nuestro boletín y reciba cada día un resumen de noticias en su correo electrónico.