Publicidad

Actualidad

Obispos sobre caso Humala: “Esto no puede volver a repetirse en ningún caso”

“En un estado de derecho, el ejercicio de la justicia no es justa cuando los derechos fundamentales a la vida, la vivienda, la salud emocional y física de menores de edad se vulneran y generan desamparo. Esto no puede volver a repetirse en ningún caso, el derecho humano, en especial de los niños, no puede ser vulnerado. “Ver sufrir a los niños hace mal al alma.”

Son los términos señalados  por la Conferencia Episcopal Peruana para expresar su malestar por la situación por la que atraviesa el expresidente Ollanta Humala y su esposa, Nadine Heredia tras “la sorprendente incautación de los bienes y la vivienda de la familia Humala por parte del Poder Judicial y el Ministerio Público”, la que ha tenido, de acuerdo a su visión “una faceta de exceso y desproporcionalidad”. Este es el texto del pronunciamiento:

COMUNICADO

La sorprendente incautación de los bienes y la vivienda de la familia Humala por parte del Poder Judicial y el Ministerio Público, ha tenido una faceta de exceso y desproporcionalidad. Es parte del debido proceso, respetar los derechos humanos de las personas y en especial de la familia y de los niños. Estos niños han sido afectados nuevamente con secuelas en sus sentimientos que permanecerán en el tiempo.

Decía Santo Tomas de Aquino que la “justicia sin misericordia es una crueldad”.  Consideramos que la clara lucha anticorrupción que debe seguir la Justicia, respecto a todos los implicados en estos delitos, sin distinciones ni privilegios, debe hacerse respetando siempre los derechos humanos elementales y el derecho a la propia defensa.

Hoy la fiscalía ha retrocedido en la medida respecto a la casa habitación de la familia Humala, lo que justamente demuestra que la medida inicial fue excesiva. Si los administradores de la justicia, no priorizan el supremo interés de los hijos, hay que poner en duda la eficacia de sus decisiones.

Invocamos al Poder Judicial y al Ministerio Público a no olvidar que en el ejercicio de la justicia debe estar presente la objetividad, la veracidad y equidad, el sentido común, pues se debe ser consciente “que el impacto de sus decisiones trasciende el caso concreto” (Cfr. Decálogo del Juez).

En un estado de derecho, el ejercicio de la justicia no es justa cuando los derechos fundamentales a la vida, la vivienda, la salud emocional y física de menores de edad se vulneran y generan desamparo. Esto no puede volver a repetirse en ningún caso, el derecho humano, en especial de los niños, no puede ser vulnerado. “Ver sufrir a los niños hace mal al alma.” (Papa Francisco).

Lima, 8 de mayo de 2018

Presidencia

Conferencia Episcopal Peruana

[wysija_form id=”1”]

Suscríbase a nuestro boletín y reciba cada día un resumen de noticias en su correo electrónico.