Publicidad

Actualidad

Pacientes con TBC podrán acceder a tratamiento que disminuye consumo de pastillas

Los servicios de salud del país tienen a disposición una nueva presentación de medicamentos para el tratamiento gratuito contra la tuberculosis (TB) sensible. Se trata del esquema con Dosis Fijas Combinadas (DFC), que permite a los pacientes ingerir 4 tabletas de fármacos en lugar de 11 medicamentos diferentes para vencer la enfermedad.

Esta opción terapéutica es implementada por el Ministerio de Salud (Minsa) a fin de lograr la recuperación significativa de la salud del paciente, brindándole mayor comodidad, además que el personal de salud tiene mayor facilidad de observación del tratamiento estrictamente supervisado (DOTS).

La directora de la Dirección de Prevención y Control de la Tuberculosis del Minsa, Julia Ríos Vidal, señaló que la toma de las pastillas bajo la modalidad DFC mejorará la aceptación de los medicamentos por parte de la persona afectada por tuberculosis.

“Actualmente, los productos farmacéuticos bajo la presentación de dosis fijas combinadas son muy comunes para casi todas las áreas terapéuticas que se brindan en los servicios de salud del país. El Minsa contempla brindar cobertura con DFC al 30% de los casos nuevos afectados con TB sensible en el país y mantendrá la compra de medicamentos de presentación individual” explicó.

Agregó que muchos tipos de formulaciones de DFC oral, parenteral y por inhalación, están disponibles comercialmente para el manejo de muchas enfermedades infecciosas (malaria, VIH, tuberculosis), cardiovasculares (hipertensión arterial), metabólicas (diabetes mellitus, hipercolesterolemia), hormonales (hiperplasia benigna de próstata), y respiratorias (asma, bronquitis crónica), entre otras.

La especialista precisó que para el tratamiento de la TB sensible, las DFC contienen los mismos medicamentos de presentación individual contra el mycobacterium tuberculosis, los cuales son: isoniacida, rifampicina, pirazinamida y/o etambutol.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Unión Internacional contra la Tuberculosis y Enfermedades Respiratorias recomiendan el uso de DFC en el tratamiento antituberculosis desde 1994. Otros países como México y Brasil comenzaron a utilizarlo desde el 2007 y 2009, respectivamente, extendiéndose su uso a los países de la Región de las Américas excepto Costa Rica y Perú.

En el país, la Dirección General de Medicamentos, Insumos y Drogas (Digemid) incluyó los medicamentos para la DFC al Petitorio Nacional Único de Medicamentos Esenciales para el Sector Salud (PNUME) en el 2015, mediante Resolución Ministerial Nº 399-2015/MINSA.

[wysija_form id=”1″]

Suscríbase a nuestro boletín y reciba cada día un resumen de noticias en su correo electrónico.