Publicidad

Actualidad Politica

Salaverry sobre mal uso de gastos de representación: “El Perú no merece esto”

“Lamento los escándalos que siguen alejando a la población de sus representantes. El Perú no merece esto. Llevaremos adelante una reforma legislativa y técnica que garantice el uso transparente y eficiente de los recursos entregados para las funciones de representación”, es el texto del mensaje que publica hoy el presidente del Congreso, Daniel Salaverry Villa, a propósito del mal uso de los gastos de representación.

El pasado fin de semana, Cuarto Poder denunció que seis congresistas realizaron viajes al exterior en las fechas de semana de representación; sin embargo, pese a no haber visitado las regiones que representan o solo estar unos días, cobraron por dicho concepto.

La denuncia involucró a los fujimoristas Karina Beteta, César Segura, Segundo Tapia, Mario Mantilla y Freddy Sarmiento, así como al no agrupado Jorge Castro.

Sin embargo, el último miércoles, Jorge Castro denunció que otros 11 legisladores habrían recibido S/ 2,800 sin cumplir los fines que establece el reglamento del Congreso sobre dicha función parlamentaria.

Citó a Alberto de Belaunde (Bancada Liberal), Patricia Donayre (Unidos Por la República), Mauricio Mulder (APRA), Marco Arana (Frente Amplio), César Villanueva (APP), Daniel Salaverry (no agrupado), Manuel Dammert y Marisa Glave (Nuevo Perú), así como a Carlos Bruce, Janet Sánchez y Mercedes Aráoz (Peruanos Por el Kambio).

En opinión de Castro, el problema de los pagos en la semana de representación tiene que ver con la administración del Parlamento, ya que hace falta una reglamentación.

“La semana de representación comenzó del 28 de mayo y el día 26 es el día que se conmemora la Batalla del Alto del Alianza que para nosotros es altamente histórico (…) Y yo no voy a decir que posterguen la ceremonia porque solamente entro desde el 28. Estuve en Tacna desde el 25 y regresé antes que termine mi semana. Estuve tres días”, explicó.

“El señor Marco Arana acude un día a Cajamarca, donde nunca casi asiste, y nadie lo toca. De igual forma, Marissa Glave va a Puno, que no es su lugar de origen. Entonces, ¿quién tiene más pecado? A ella nadie la fiscaliza, ni la denuncia. La señora Mercedes Aráoz que me diga todos los insultos que quiera a mi me enorgullece porque estamos dando en el meollo del asunto. Ella va a Cusco y ahora trata de justificar que la manda el presidente de la República”, agregó.

 

Suscríbase a nuestro boletín y reciba cada día un resumen de noticias en su correo electrónico.