Publicidad

Actualidad

SUNARP: Cómo y cuándo renunciar a una herencia

Cuando fallece una persona, haya dejado o no su testamento, quienes son llamados a heredar sus bienes tienen la libertad de aceptar o renunciar a estos. Efectivamente, aunque suene descabellado, nadie está obligado a aceptar los componentes de una herencia.

Al igual que la mayoría de los procesos relacionados con testamentos o sucesiones intestadas, la renuncia de herencia debe expresarse a través de una escritura pública ante notario o en acta otorgada ante el juez al que corresponda validar la sucesión, la misma que se debe de inscribir en los Registros Públicos.

Motivos de renuncia a una herencia

Como explicamos líneas arriba, cualquier persona que sea beneficiario legítimo de una herencia tiene el derecho de aceptarla o renunciar a ésta bajo su propia voluntad. Eso sí, debe hacerlo a la totalidad de la herencia. No se puede aceptar una parte y renunciar a otra. Algunos de los motivos por los que se puede renunciar a una herencia son:

  • En caso que la herencia incluya una importante cantidad de deudas, y no queramos o no podamos hacernos cargos de ellas.
  • Deseemos renunciar a nuestra parte a favor de otro heredero que se encuentre en una situación económica desfavorable.
  • Poseamos una incapacidad que nos impida disfrutar de dicha herencia.
  • Son comunes los casos de personas mayores que reciben una herencia y desean delegarla a sus descendientes.
  • Características de una renuncia de herencia
  • Solo podemos llevarla a cabo si somos beneficiarios legítimos de dicha herencia.
  • No se puede renunciar parcialmente a la herencia, tenemos que aceptarla o renunciarla en su totalidad a la parte que nos pertenezca.
  • Es un acto irrevocable una vez que hemos renunciado.
  • No puede llevarse a cabo si ha sucedido algún hecho por el que la aceptación de la herencia sea automática.
  • ¿Qué documentos se debe presentar para solicitar su inscripción?
  • Formato de solicitud de inscripción debidamente llenado y suscrito.
  • Parte notarial de la escritura pública de renuncia otorgada por el heredero o legatario renunciante.
  • Pago de los derechos registrales: Presentación (S/ 10.00) e Inscripción (S/ 10.00). No se incluye el costo de los derechos notariales.
  • El plazo de calificación es de siete días hábiles.

 

El año 2016 se inscribieron 20 renuncias de herencia a nivel nacional, mientras que el año pasado la cifra retrocedió a 14.  Lima (33) y San Martín (1) fueron los departamentos donde se registraron renuncias de herencia en los últimos dos años.

[wysija_form id=”1″]

 

Suscríbase a nuestro boletín y reciba cada día un resumen de noticias en su correo electrónico.