Publicidad

Cultura

Declaran a la Danza de los Negritos Patrimonio Cultural de la Nación

El Ministerio de Cultura declaró hoy Patrimonio Cultural de la Nación a la Danza de los Negritos del suroeste de la provincia de Huaytará, de los distritos de Ayaví, Tambo, Santiago de Chocorvos, Santo Domingo de Capillas, San Francisco de Sangayaico y San Isidro, de la provincia de Huaytará, departamento de Huancavelica, por ser una expresión cultural de devoción popular que da testimonio del complejo proceso histórico local, una muestra de integración entre grupos culturales diversos y una remembranza de un periodo de la historia de la población esclavizada desde la mirada de la población de los Andes, permitiendo afianzar la identidad local y la memoria colectiva de la población.

La Dirección de Patrimonio Inmaterial en coordinación con la Dirección Desconcentrada de Cultura de Huancavelica y la comunidad de portadores estará a cargo de la elaboración cada cinco (5) años de un informe detallado sobre el estado de la expresión declarada, de modo que el registro institucional pueda ser actualizado en cuanto a los cambios producidos en la manifestación, los riesgos que pudiesen surgir en su vigencia, y otros aspectos relevantes, a efectos de realizar el seguimiento institucional de su desenvolvimiento y salvaguardia, de ser el caso.

La Danzas

Las danzas de negritos, negrillos, negrería, negros viejos, morenada, Qhapaq negro, entre  otras, son expresiones culturales practicadas  en  gran  parte de nuestro país. Este conjunto de diferentes danzas difieren esencialmente en los movimientos de baile y la indumentaria de acuerdo a la localidad; sin embargo, todas representan episodios de la historia de la  población afrodescendiente durante las épocas colonial  y republicana en el Perú.

La Danza de los Negritos del suroeste de la provincia de Huaytará es una representación de hechos históricos que reflejan el estrecho vínculo entre la cultura española, andina y costeña y, que está estrechamente ligada a la devoción católica. Según información que obra en el expediente, esta danza sería una fusión de la danza huaylía practicada en la sierra y la danza de negritos de la costa, sus portadores acogieron ambas expresiones agregándole características propias y creando de esta manera su propia expresión cultural.

La huaylía es una danza muy propagada en el sur de la provincia de Huaytará que se ejecuta durante celebraciones navideñas así como en celebraciones de año nuevo y Bajada de Reyes. El término parece provenir de la palabra quechua Haylli, que según el sacerdote Diego González Holguín en su Vocabulario de la Lengua Qquichua o del Inca, publicado en el año 1608, refiere a canto regozijado en guerra o chacras bien acabadas y vencidas. Esta característica se ve reflejada en la forma de alabanza al Niño Jesús y la alegría de los movimientos en la Danza de los Negritos del suroeste de la provincia de Huaytará.

En cuanto a la danza de los negritos que se encuentra en la costa, ésta habría aparecido durante la época colonial y era ejecutada por los esclavos de origen africano que trabajaban en las haciendas, esencialmente en las localidades del  departamento  de  Ica.  Sobre  esta danza, en  particular  la  ejecutada  en  el  distrito  de El  Carmen,  provincia  de  Chincha,  departamento  de Ica, el etnomusicólogo  William  Tompkins  explica  que es ejecutada  por  grupos  de  adolescentes  frente  a nacimientos o belenes construidos en casas como muestra de adoración al nacimiento del Niño Jesús, y es acompañada de villancicos y violines.

Asimismo, William Tompkins explica que la procedencia del nombre hace alusión a hechos históricos de esclavitud y explotación de la población afrodescendiente durante la época colonial, lo cual también se ve reflejado en la estructura de la comparsa donde el líder es denominado caporal, capataz en haciendas, y el representante del grupo llamado amito, proveniente del término amo. Todo  ello concuerda con  la descripción de la danza del suroeste de Huaytará que obra en el expediente, lo cual permite asociarla con la danza de la costa.

La Danza de los Negritos del suroeste de la provincia de Huaytará es una ofrenda  al  Niño  Jesús que también se ejecuta a través de los conjuntos de niños, jóvenes y adultos que interpretan villancicos y movimientos coreográficos individuales y grupales donde destaca el zapateo.

Actualmente, la danza se ejecuta entre fines de diciembre hasta inicios de enero como uno de los elementos de la conmemoración del nacimiento de Jesucristo en diversas comunidades campesinas, centros poblados y anexos de los distritos de Ayaví, Tambo, Santiago de Chocorvos, Santo Domingo de Capillas, San Francisco de Sangayaico y San Isidro.

[wysija_form id=”1″]

 

Suscríbase a nuestro boletín y reciba cada día un resumen de noticias en su correo electrónico.