Publicidad

Actualidad Deportes Vídeos

Selección peruana: Debut amargo para Perú ante Dinamarca

Toca seguir alentando. Volvimos luego de 36 a la máxima cita del fútbol y a pesar del resultado adverso, el camino recien empieza, 65 mil peruanos en Rusia alentando, no tienen porque quedarse en silencio porque es en estos momentos donde más se necesita al hincha.

El partido empezaba y el himno nacional se hacia presente en toda Rusia, ante un estadio abarrotado ya se vivía la máxima fiesta del fútbol. Perú estaba de vuelta y la pelota comenzaba a rodar.

Comenzaban las acciones y Dinamarca no dejaba avanzar a Perú pero algunos desbordes por la banda hacían notar las ganas de atacar de Perú; Carrillo de los más destacados en el encuentro azotó el arco con un disparo sacado por el arquero danés Schemichel.

Una acción de peligro generada por Perú cayó en los pies de Cueva que fue derribado dentro del área y el árbitro no cobró pero gracias al VAR minutos después se sancionó la pena máxima, era un momento emotivo para la hinchada peruana y Christian Cueva era el encargado de ejecutarlo.

El balón cayó en la tribuna y el lamento de Cueva era indescriptible, el equipo intentaba levantarlo pero a raíz de ese error, su presentación en el partido cambió. El desconcierto abundaba en su mirada y en cada jugada buscaba dar algo más pero la desesperación lo hacia caer en errores. Acabó el primer tiempo y los equipos se iban a camerinos.

La idea al salir para el segundo tiempo cambió en una ligera magnitud, un Perú más atrevido pero carente de efectividad se mostraba en el campo. Un poco de desorden en el sector izquierdo aunque los ataques no cesaban.

Dinamarca por su parte apelaba a los contragolpes y una le tenía que salir, un rival efectivo y duro que supo aprovechar un error en salida para habilitar a Poulsen que batió la portería de Gallese anotando el 1-0 que dejaba en shock a la selección peruana, pero el partido no acababa.

Inmediato al gol, Paolo Guerrero entró al campo. Reemplazando a Edison Flores, Guerrero le dio más fuerza al ataque peruano y encasilló a Dinamarca en su área con una notoria línea de 5 defensores que no salían para nada.

El resto del partido fueron opciones para Perú a excepción de una que Advíncula sacó cerca del arco despejándola fuera. Perú no dejaba de atacar y llegaba pero no la metía.

Cueva, Carrillo, Guerrero llegaban para generar peligro en el arco de Schmeichel que se convirtió en figura de Dinamarca sacando de todo hasta con los pies.

El árbitro pitó el final del encuentro, la selección peruana sumaba una derrota luego de 15 partidos sin conocerla, perdía el invicto y junto a él también se iba una parte de la ilusión de gritar un gol.

Lo último es historia conocida, perdimos pero jugando y si bien es cierto no nos ayuda a sumar puntos, nos aporta tranquilidad de que la selección no llegó para pasar desapercibido y ahora contra Francia se jugará un partido de película, ve separando tu agenda que la blanquirroja se juega una final este jueves a la 10 am en Ekaterimburgo.

 

 

 

 

Suscríbase a nuestro boletín y reciba cada día un resumen de noticias en su correo electrónico.