Publicidad

Internacionales Portada

Ángela Merkel, la nueva Pilato alemana en temas como el matrimonio homosexual

Angela Merkel (Facebook Angela Merkel).

Por Gilberto Anticona

La canciller alemana, Ángela Merkel, ha inaugurado un nuevo estilo de hacer política en su país en temas sensibles como el matrimonio homosexual: desvincularse del liderazgo que lo ha caracterizado en el pasado con la finalidad de asegurarse el triunfo en las elecciones generales que se efectuarán en septiembre del presente año.

Como Pilato, poco antes del Pleno celebrado en la cámara baja (Bundestag) el viernes 30, Merkel se lavó las manos y dijo al semanario Wirtschaftswoche que “cada diputado debe seguir su conciencia”, en referencia a su agrupación la Unión Cristiano Demócrata (CDU) y la Unión Social Cristiana de Baviera (CSU), su hermanastra ideológica.

Merkel no peleó por aquellos ideales socialcristianos en los que creía, dejó de lado su enérgico ‘no’ para señalar el rumbo a sus votantes en temas como el matrimonio gay, sino que se acomodó fácilmente a la encuestocracia y a los criterios de la oposición encabezada por el Partido Socialdemócrata (SPD), que había puesto como condición para renovar una alianza con la CDU en el Gobierno la aprobación de la ley sobre el matrimonio homosexual.

Y el resultado final por la falta de liderazgo fue de 393 a favor de la ley antifamilia, 226 en contra y 4 abstenciones. Ángela Merkel escogió la tarjeta azul que representaba un ‘no’ al matrimonio ‘igualitario’.

Votaron en forma distinta a la canciller alemana, Peter Tauber, secretario general del CDU y Katarina Barley, ministra de asuntos de familia del partido de Gobierno.

La consecuencia de esta falta de liderazgo y el cálculo a lo Pilato es que, de los 309 votos probables de los partidos denominados cristianos en el Gobierno alemán (CDU más CSU), solo consiguieron 226 en la votación crucial, es decir, 86 votos menos. No hay duda que, como en Perú, en Alemania también se cuenta con topos en los partidos gubernamentales.

En cambio la coalición opositora integrada por el Partido Socialdemócrata (SPD), Die Linke (izquierda) y Verdes consiguió, de sus 320 votos probables, 73 votos más en el Pleno, para llegar a los 393.

Ángela Merkel tendrá que responder ante la historia por esta falta de liderazgo y cálculo político equivocado que lo ha llevado a traicionar sus propios ideales político partidarios en defensa de la familia tradicional, todo por sus ambiciones de triunfo personal en las elecciones de septiembre, donde, si bien su organización partidaria se avizora como ganadora, no las tiene todas consigo ante el avance de su rival Martin Schulz, del SPD.

Suscríbase en nuestro boletín y reciba cada día un resumen de noticias en tu correo electrónico.

[wysija_form id=”1″]

Suscríbase a nuestro boletín y reciba cada día un resumen de noticias en su correo electrónico.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.