Publicidad

Internacionales Portada

Venezuela terminó el 2017 con una inflación de 2,616 %

La inflación acumulada en Venezuela durante el año 2017 cerró en 2.616%. En diciembre, el índice inflacionario  fue de 85%. “Empezamos en un 18% de inflación para el mes de enero y terminamos el año en 85%”, reveló el presidente de la Subcomisión de Políticas Financieras y Tributarias de la Asamblea Nacional (AN), adscrita a la Comisión Permanente de Finanzas y Desarrollo Económico, diputado Rafael Guzmán.

Indicó que para la deuda externa del país se situará en 8 millardos de dólares.  “Los mayores pagos que hay que hacer en 2018 son en el segundo semestre por alrededor de 600 millones de dólares. Nadie va a volver a financiar esta locura de economía que da la espalda a las necesidades y al futuro del venezolano”, señaló el parlamentario.

Resaltó no puede haber una reestructuración de la deuda “porque no hay un cambio en la política económica, ni existe una generación de confianza entre los venezolanos”.

De acuerdo a Guzmán, Venezuela está “a la puerta de la bancarrota” debido a una cesación de pagos, un default del pago de la deuda soberana y de Pdvsa.

Manifestó el legislador que la posibilidad de salir adelante es que “entre todos podemos lograr que el gobierno voltee la cara de la realidad de los problemas de los venezolanos y tome las medidas adecuadas para mejorar esta crisis económica”.

Por su parte, el diputado Guerra dijo que Venezuela tiene una hiperinflación que destruye el salario de los trabajadores. “Hay que hacer algo urgente para detenerla porque si no este año fácilmente la inflación puede alcanzar el 10.000% o más si el Banco Central de Venezuela sigue financiando al gobierno”, aseveró.

Aseguró que la causa de esta situación es la emisión de dinero por parte del BCV para financiar el déficit del gobierno, el 70% de dicho déficit fue sufragado con  una impresión de dinero. “Ese es el camino de la hiperinflación que estamos viviendo”, aseguró.

Indicó Guerra que el control de precios lo que genera es escasez y no es conveniente y la dolarización de la economía tampoco es adecuada porque no es beneficiosa para el país.

Planteó un plan nacional consensuado de estabilización y de crecimiento de la economía, que no es un plan de ajuste macroeconómico. “El país no aguanta más cinco años de recesión, se ha destruido la producción, hay que buscar una manera de crecer y la única manera es parar la hiperinflación”, enfatizó.

Para detener esa hiperinflación dijo hay que tomar un conjunto de medidas, entre ellas, eliminar el control de cambio y que se cree una tasa de cambio estable manejada por el BCV; parar el financiamiento monetario de impresión de dinero inorgánico por parte del BCV y que la economía tenga dinero sano.

Otra medida –continuó,  es refinanciar la deuda externa. No se puede seguir pagando dicha deuda como se está haciendo; también la asistencia financiera internacional, no hay reservas internacionales y se necesita un puente de instituciones financieras que fortalezcan las reservas.

Suscríbase en nuestro boletín y reciba cada día un resumen de noticias en tu correo electrónico.

[wysija_form id=”9″]

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Suscríbase a nuestro boletín y reciba cada día un resumen de noticias en su correo electrónico.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.