Publicidad

Internacionales

Guterres: “solución al conflicto en Siria no es militar sino política”

En consideración del Secretario General de la ONU, António Guterres, Siria representa la más seria amenaza a la paz y la seguridad internacional, pero sin embargo afirmó que “la solución al conflicto no es militar sino política, por lo que pidió a los miembros del Consejo de Seguridad que se unan y actúen de acuerdo con la Carta de las Naciones Unidas”.

Guterres fijó posición en una reunión de urgencia del Consejo de Seguridad, convocada este sábado a petición de Rusia para examinar la situación en Oriente Medio tras el bombardeo lanzado anoche por Estados Unidos, con el apoyo del Reino Unido y Francia, contra determinados objetivos militares en Siria, en respuesta, de acuerdo a Washington, al ataque perpetrado la semana pasada presuntamente con armas químicas en la ciudad siria de Duma.

António Guterres (Foto: (Foto; .unmultimedia.org)

Durante la sesión, los embajadores de Estados Unidos, el Reino Unido y Francia confirmaron los ataques contra instalaciones supuestamente relacionadas con la fabricación de armas químicas. El Secretario General explicó al Consejo que la ONU no está en condiciones de confirmar los detalles de la acción ni si se registraron víctimas.

Poco antes de concluir la reunión, Rusia solicitó la aprobación de una resolución de condena de los hechos que fue rechazada con ocho votos en contra, tres a favor y cuatro abstenciones.

“Como Secretario General es mi obligación recordar a los Estados Miembros que hay una obligación, particularmente cuando en materia de paz y seguridad, de actuar de acuerdo con la Carta de las Naciones Unidas y con la ley internacional en general”, sostuvo Guterres.

Condena de las armas químicas

Guterres declaró que “el uso de armas químicas es abominable” y señaló que “el sufrimiento que causan es horrible”.

La Organización Mundial de la Salud señaló el miércoles haber recibido denuncias de sus asociados de que quinientas personas habían sido tratadas en hospitales de Duma con síntomas de haber sido expuestas a agentes químicos tóxicos. Además, 70 personas habrían muerto en un sótano, 43 de las cuales también presentaban los mismos síntomas.

Siria, la más seria amenaza a la paz

Guterres explicó por qué el conflicto en el país árabe representa lo que calificó como la más seria amenaza a la paz y la seguridad internacional: “En Siria, vemos enfrentamientos y guerras indirectas que involucran a varios ejércitos nacionales, una serie de grupos armados de oposición, muchas milicias nacionales e internacionales, combatientes extranjeros de todo el mundo y varias organizaciones terroristas.”

Esa situación se ha visto empeorada, desde el principio, por violaciones sistemáticas de las leyes humanitarias internacionales.

Sufrimiento del pueblo sirio

“Durante ocho años, el pueblo de Siria ha soportado sufrimiento sobre sufrimiento”, recordó el titular de la ONU, que enumeró la letanía de horrores que los sirios han vivido: crímenes atroces, sitios, hambre, ataques indiscriminados contra civiles y la infraestructura civil, el uso de armas químicas, el desplazamiento forzoso, la violencia sexual, la tortura, la detención y las desapariciones forzosas. “Y la lista continúa”.

No hay una solución militar

Después de llamar una vez más a todos los miembros del Consejo de Seguridad a que actúen de acuerdo con la Carta de las Naciones Unidas y la ley internacional, incluida la referida a las armas químicas, Guterres señaló que “si la ley se ignora, la ley queda socavada”.

Y aseguró, como ha hecho en múltiples ocasiones, que no hay una solución militar a la crisis siria y que la solución solo puede ser política.

Posición de los países

El representante de Rusia en el Consejo de Seguridad señaló que los ataques aéreos del viernes han sido condenados por el presidente de su país, Vladimir Putin, como “un acto de agresión”.

“Esto es fanatismo en las relaciones internacionales y no un fantatismo menor dado que fue llevado a cabo por grandes potencias nucleares, dijo el embajador Vasily Nebenzya, quien lamentó que los bombardeos se llevaran a cabo antes de haber concluido una investigación que verifique la certeza de que el ataque en Duma se llevó a cabo con armas químicas.

Por su parte, la embajadora de Estados Unidos, Nikki Haley defendió la operación conjunta expresando su confianza en que los bombardeos habían socavado la capacidad del programa de armas químicas de Siria.

“Con la acción militar de ayer, nuestro mensaje es claro. Los Estados Unidos de América no van a permitir al régimen de Assad continuar con el uso de armas químicas”, declaró.

“Anoche, destruimos el mayor centro de investigación que se usa para fabricar armas de destrucción masiva. He hablado con el presidente esta mañana y me ha dicho que si el régimen sirio usa gases venenosos de nuevo, los Estados Unidos están preparados. Cuando nuestro presidente traza una línea roja, nuestro presidente asegura el cumplimiento de esa línea roja”, añadió.

Para la embajadora del Reino Unido, Karen Pierce, Siria presenta uno de los más serios retos a los esfuerzos internacionales de la no proliferación. “Un Estado parte ha violado la convención de las armas químicas, ha desafiado al Consejo de Seguridad, ha roto la ley internacional. Los repetidos intentos durante años de hacerlos responsables se han encontrado con la obstrucción y resistencia de Rusia. Hemos intentado repetidamente en el Consejo de superar esta obstrucción sin éxito”, comentó.

El representante de Francia, François Delattre, indicó por su parte que los tres aliados someterán al Consejo de Seguridad una resolución para buscar una solución política a la crisis siria.

Suscríbase en nuestro boletín y reciba cada día un resumen de noticias en tu correo electrónico.