Publicidad

Internacionales

ONU: Comisión investigará las posibles violaciones de derechos humanos en Gaza

El Consejo de Derechos Humanos de la ONU celebró hoy una sesión de urgencia para examinar los acontecimientos ocurridos desde el 30 de marzo, cuando los líderes palestinos convocaron una serie de protestas contra la ocupación israelí bajo la llamada Marcha del Retorno.

Desde esa fecha, las fuerzas de seguridad israelíes mataron a 87 palestinos en el contexto de las protestas, entre ellos doce niños, mientras otros 29 palestinos, murieron en otras circunstancias. Además, más de 12.000 palestinos sufrieron heridas, de los que 3500 eran heridos de bala.

Al final de la reunión, el Consejo de Derechos Humanos aprobó una resolución en la que se establece el envío urgente de una comisión de investigación independiente para examinar las “presuntas violaciones de las leyes humanitarias internacionales y las leyes de derechos humanos internacionales”.

La comisión de investigación, que estará asistida por expertos relevantes en materia de derechos humanos, tiene como misión el establecer los hechos y circunstancias de las presuntas violaciones, incluidas aquellas que puedan suponer crímenes de guerra.

También debe identificar a los responsables de haber cometido crímenes y a quienes dieron las órdenes y hacer recomendaciones sobre las medidas para garantizar que rindan cuentas.

La investigación también examinará lo ocurrido en Jerusalén oriental durante el mismo periodo.

El periodo de la investigación abarca el antes, el durante y el después de las protestas.

Condena y fin del bloqueo

La resolución, aprobada por 29 votos a favor, dos en contra, los de Estados Unidos y Australia, y 14 abstenciones también incluye una condena por el uso desproporcionado e indiscriminado de la fuerza contra civiles palestinos por parte de las fuerzas de ocupación israelíes.

Además, en el documento se pide a Israel, el poder ocupante, terminar de forma completa e inmediata el bloqueo “ilegal” de la Franja, que se considera equivale a un castigo colectivo de la población civil.

También se solicita la inmediata e incondicional apertura de los puestos fronterizos para la entrega de ayuda humanitaria y  bienes comerciales y para que puedan salir y entrar personas, especialmente aquellos que necesiten asistencia médica urgente. Todo ello, en cumplimiento de las leyes humanitarias internacionales.

El Consejo de Derechos Humanos expresa su duelo por las extensas pérdidas de vidas, incluidas las de niños, mujeres, trabajadores de la salud y periodistas, así como por el alto número de lesiones y heridas ocasionadas.

También hace un llamamiento “a todas las partes” para garantizar que las manifestaciones futuras, se desarrollan de forma pacífica y les pide que se abstengan de poner en peligro la vida de civiles.

[wysija_form id=”1″]

 

 

 

Suscríbase a nuestro boletín y reciba cada día un resumen de noticias en su correo electrónico.