Publicidad

Politica

Cayetana Aljovín: Maduro no quiere competencia electoral limpia y justa

“La convocatoria oficial a elecciones anticipadas en Venezuela, sin haber alcanzado un acuerdo con la oposición, rompió el compromiso del gobierno de Maduro de llevar a cabo comicios democráticos. Dejó en evidencia que ese gobierno está decidido a evitar una competencia electoral limpia y justa e impedir que los venezolanos expresen con total transparencia su libre voluntad en las urnas” Esta es la conclusión a la que llega la ministra de Relaciones Exteriores del Perú, Cayetana Aljovín Gazziani, en una nota de opinión publicada hoy en “El Comercio”.

En el artículo Aljovín Gazzani ratifica la posición  invariable en defensa de la democracia en la región del gobierno peruano y explica el copntexto en el que se procedió a invitar a los 35 jefes de Estado del continente a asistir a la VIII Cumbre de las Américas. Veamos el texto del artículo:

Hace unos días una periodista de una cadena hispana de Estados Unidos me preguntaba qué más hacer para asegurar que las cosas cambien en Venezuela y si las declaraciones de los países u organismos tenían alguna utilidad. La respuesta fue clara y simple: no hay nada peor que el silencio. El silencio nos compromete, nos hace cómplices.
Y ese ha sido el motivo de la invariable posición de firme defensa de la democracia en la región que ha liderado el presidente Pedro Pablo Kuczynski y que lo llevó a proponer, en agosto pasado, la constitución de un grupo de países –el Grupo de Lima– el cual respondió a la necesidad de unir esfuerzos para detener el desmantelamiento de las instituciones democráticas de Venezuela. Así, y luego de que el gobierno de Maduro decidiese la instalación de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) en reemplazo ilegal e ilegítimo de la representación parlamentaria elegida libremente por el pueblo venezolano, fue que una docena de cancilleres reunidos en Lima alza su voz por los miles de venezolanos que lamentablemente no podían hacerlo en libertad.
El Grupo de Lima nace con la intención de contribuir a encontrar una solución pacífica y negociada a la grave crisis política y humanitaria que está sufriendo Venezuela. Por ello, es que se respaldó la decisión de dos de sus miembros, Chile y México, de acompañar el diálogo iniciado a fines del año pasado en Santo Domingo, República Dominicana, entre el gobierno de Nicolás Maduro y la oposición venezolana. El objetivo del diálogo era establecer condiciones básicas para celebrar elecciones presidenciales democráticas que permitiesen resolver la crisis política.
Esa era la situación política en el momento en el cual el Gobierno Peruano invitó a los 35 jefes de Estado del continente a asistir a la VIII Cumbre de las Américas.
Sin embargo, el panorama cambió abruptamente cuando el 23 de enero pasado, mientras el Grupo de Lima estaba reunido en Santiago de Chile evaluando el desarrollo del diálogo entre el gobierno y la oposición de Venezuela, la ANC manifestó en Caracas que adelantaría las elecciones presidenciales. El anuncio evidenció la decisión del gobierno de Maduro de descarrilar el diálogo en curso para encontrar una salida democrática a la crisis venezolana. Recordemos que justamente la fecha de las elecciones era uno de los puntos materia de negociación.
En Santiago, el Grupo de Lima rechazó el adelanto de las elecciones. Señaló que hace imposible realizar comicios democráticos, transparentes y creíbles, con la participación libre de todos los actores políticos y garantías mínimas. Declaró que bajo dichas condiciones sus resultados carecerán de legitimidad y credibilidad.
Dos semanas después, el 7 de febrero, el órgano electoral venezolano, entidad subordinada al gobierno de Maduro, anunció que las elecciones adelantadas se llevarán a cabo el 22 de abril. Dicha acción motivó que el Gobierno del Perú convocara la reunión del Grupo de Lima sostenida el martes pasado en la sede de la cancillería.
La convocatoria oficial a elecciones anticipadas en Venezuela, sin haber alcanzado un acuerdo con la oposición, rompió el compromiso del gobierno de Maduro de llevar a cabo comicios democráticos. Dejó en evidencia que ese gobierno está decidido a evitar una competencia electoral limpia y justa e impedir que los venezolanos expresen con total transparencia su libre voluntad en las urnas.

[wysija_form id=”1″]

Suscríbase a nuestro boletín y reciba cada día un resumen de noticias en su correo electrónico.