Publicidad

Politica

Fasabi murió por envenenamiento, según Comisión de Fiscalización

Según el informe final de la investigación sobre Emerson Fasabi,  la muerte del exvigilante de la casa del ex presidente, Ollanta Humala Tasso, no corresponde a causas naturales sino a una “muerte violenta por ingesta de sustancia tóxica”.

De acuerdo al informe, el envenenamiento se produjo entre la noche del 21 de julio de 2015 y las 3 de la madrugada del 22 del mismo mes.

El informe leído por el presidente de la Comisión de Fiscalización, Rolando Reátegui (FP), señala que Fasabi no habría consumido alcohol ni murió de pancreatitis, según los primeros exámenes.

El mismo informe atribuye a Humala Tasso haber incurrido en los presuntos delitos de encubrimiento real, obstrucción a la justicia y falsedad genérica al haber “encomendado alterar la escena del crimen”. “Se ha evidenciado la participación de Humala Tasso quien había sido la persona que encomendó y financió las acciones de Juan José Peñafiel propiciando la alteración de la escena del crimen y pérdida de evidencias”, señala el documento.

La Comisión de Fiscalización y Contraloría remite el informe  al Ministerio Público y a la Inspectoría de la PNP y  exhorta al Congreso a modificar la ley para que se solicite ante el Poder Judicial el levantamiento de las comunicaciones de los implicados.

Al inicio de la sesión, la Comisión acordó por unanimidad, realizar esta reunión de manera pública.

También, por pedido del congresista Marco Miyahishiro, aprobó desclasificar la documentación de este caso para el conocimiento de la opinión pública.

Encubridor

Para el presidente del grupo investigador, Rolando Reátegui, Ollanta Humala es el principal encubridor o la parte más importante en este caso. Los motivos fundamentales son que Emerson Fasabi sabía mucho más allá de las agendas,  él sacó o sustrajo conjuntamente con otra persona de la casa de los Ollanta Humala, refirió.

Nadine Heredia es parte de este complot que existió para asesinar a Emerson Fasabi. Hay varios involucrados del entorno del presidente Ollanta Humala, señaló.

Reátegui dijo que la prueba más importante que es la sustancia tóxica, desaparece totalmente. No solamente eso, sino las comunicaciones. “No se ha podido el levantamiento de las comunicaciones telefónicas de Emerson Fasabi, porque no se había determinado antes de su muerte en dónde estaba él, en que sitio, dónde ha llamado, quién lo llamó, qué hacía”, explicó.

Farsa

De acuerdo con el informe final de la Comisión de Fiscalización y Contraloría, el expresidente Ollanta Humala, fue quien encomendó y financió (aportó S/.2,000) las diligencias que realizó su ex chofer Juan José Peñafiel Reyes, quien generó la alteración de la escena del crimen y evidencias criminalística.

Otra involucrada, según la investigación congresal, es la perito policial Carmen Angélica Muñante Palomino, porque hizo un trabajo deficiente al no perennizar la escena del crimen con la toma de fotografías, cometiendo un delito de encubrimiento real (artículo 405 del Código penal).

Se reveló también que el testigo Carlos Armando Corzo Alva y Peñafiel Reyes, incurrieron en los presuntos delitos de encubrimiento real, obstrucción a la justicia y falsedad genérica.

Otro de las conclusiones de la Comisión de Fiscalización, revelan que el suboficial PNP Zenner Manuel Chávez Araujo (Divincri), ocultó evidencias criminalísticas, entre ellas dos aparatos celulares de propiedad de la víctima que no fueron tomados en cuenta en la investigación fiscal.

Del mismo modo, que Oswaldo Otiniano Pillaca con Peñafiel Reyes, actuaron en complicidad bajo una serie de irregularidades ante la Policía Nacional y el Ministerio Público, para llevar a cabo los trámites del traslado del cadáver de Fasabi.

En las investigaciones de la comisión, se indica que el fiscal encargado del caso, Fidel Castro Chirinos, demostró una conducta poco diligente en el desempeño de sus funciones como director de la investigación penal.

Igualmente, se revelan indicios de participación del asesor de Palacio de Gobierno, Wilfredo Pedraza Sierra, Cynthia Montes, y del exministro del Interior, José Pérez Guadalupe, quien habría faltado a sus deberes éticos al declarar públicamente que Emerson Fasabi no tenía ningún vínculo con la familia Humala-Heredia.

La aprobación del informe final fue de manera unanimidad. Votaron los parlamentarios Mauricio Mulder Bedoya (PAP), Marco Miyahsiro (FP), Yonhy Lescano Ancieta (AP), Percy Alcalá Mateo (FP), Melgar Valdez Elard (FP), Roberto Vieira Portugal (NA) y Edwin Donayre Gotzch (APP), Carlos Tubino (FP) y Carlos Domínguez Herrera (FP).

Suscríbase en nuestro boletín y reciba cada día un resumen de noticias en tu correo electrónico.