Publicidad

Actualidad Politica

Hong Kong y Stephen Lam: Qué hizo esta nación para acabar con la corrupción

Stephen Lam Sui-lung, es un abogado que trabajó 30 años en el Estado de Hong Kong, 11 de los cuales  como ministro de Estado, primero en la cartera de Asuntos Constitucionales y Peninsulares  y segundo como jefe de la administración de Hong Kong (en el Perú, similar al cargo de presidente del Consejo de Ministros).

Stephen Lam, exprimer ministro de Hong Kong (Foto: agendaais.com).

Hoy, retirado de los asuntos de Estado tras expirar su mandato el 30 de junio de 2012,  recorre el mundo como conferencista para hablar de liderazgo  e integridad y presenta la estrategia de lucha contra la corrupción, modelo internacionalmente reconocido por las más prestigiosas agencias especializadas en este campo como National Integrity System, Transparency International, entre otras.

Esta última semana, auspiciado por el Ministerio Internacional Ravi Zacharias (RZIM, por sus siglas en inglés) y la Alianza Cristiana y Misionera de  Monterrico, Stephen Lam llegó por segunda vez al Perú para reunirse con empresarios privados y funcionarios públicos de la Contraloría General de la República, Sunass, Sunat y  de gobiernos regionales, a quienes dejó un mensaje claro: “Tenemos que servir con equidad, honestidad y con justicia, sea en un gobierno o en una empresa o corporación”.

La presencia en el país del exprimer ministro hongkonés, coprotagonista de las buenas prácticas en la lucha contra la corrupción pública en Hong Kong y que ha transformado a la antigua colonia británica, ahora convertida en región administrativa especial, en una de las sociedades más próspera y de economía libre del mundo, es más que oportuna luego de los recientes episodios de gran corrupción que han desencadenado una crisis política e institucional sin precedentes en el Perú.

Hoy, la prioridad del gobierno del presidente Martín Vizcarra, tal como lo epuso en su mensaje al Congreso con motivo de Fiestas Patrias,  es abordar la Lucha Anticorrupción, por encima del fortalecimiento institucional para la gobernabilidad, crecimiento económico, desarrollo social y bienestar de la población y descentralización.  Para los peruanos, cansados todos los días de escuchar por las redes y  medios de comunicación,  audios que reflejan la podredumbre de nuestro sistema de justicia, el mensaje de Stephen Lam Sui-lung, resulta aleccionador. Por esta razón, Agendapais.com quiere compartir en las siguientes líneas un resumen de la disertación “Liderazgo con  Integridad” ofrecido por el visitante en un hotel de San Isidro, en Lima, Perú.

Hong Kong hoy

“Hong Kong el día de hoy es el mercado internacional más grande de la moneda china. La bolsa de Valores es la más grande y más fuerte del mundo, incluso por un tiempo movilizó más acciones que la Bolsa de Nueva York. Tiene los valores más altos, el ingreso per cápita más grande de Asia,  HK$ 35,000 por persona anual. Por 24 años seguidos la Fundación  Heritage de los Estados Unidos nombró a Hong Kong como una de las sociedades más próspera y de economía más libre del mundo. Es por esta razón que muchas corporaciones del mundo les gusta hacer negocios con Hong Kong”.


Exposiciòn Stephen Lam

“Porque en Hong somos honestos y justos, pero no siempre Hong Kong fue de esa manera. Ahora nuestro gobierno y nuestra economía está limpia. Por ejemplo, Transparencia Internacional cada año saca el Índice de la Corrupción y evalúa 180 países en el mundo. Hong Kong tiene el puesto 13, Singapur el puesto 6. Es una bendición lo que Hong Kong ha logrado por aplicar la ley”.

“Hong Kong era bastante, bastante corrupto, pero alguien comenzó un cambio y es el gobernador Blair-Kerr que llegó al gobierno en el año 1971 y él construyó e hizo mucho por Hong Kong, contribuyó con la educación gratuita para todos, tuvo la iniciativa de construir viviendas populares, por lo menos 50 % de la población obtuvo vivienda  y también comenzó las negociaciones diplomáticas entre Londres y Beijing para la transferencia de Hong Kong. Pero él hizo algo más, planteó la pregunta: ¿Por qué Hong Kong es tan corrupto?”

“Yo nací en 1955, vi y escuché de la corrupción, mi padre trabajaba en las oficinas de la prisiones (un organismo similar al INPE en el Perú)  yo sabía y escuchaba como se ingresaba droga a las cárceles para los presos y el inspector permitía sólo si recibía su pago respectivo. Los policías estaban en las calles y sobre todo en los mercados, todos los días sacaban el gorro y empezaban a recolectar dinero de los comerciantes. Si pagabas seguías vendiendo y si no pagas, no vendes. Yo vi eso, pero era lo superficial, había algo más profundo: la droga, las apuestas ilegales, la prostitución, todos regentados por mafias que eran protegidas por la Policía. Entonces teníamos una corrupción sistemática, que estaba sindicada hasta que un día en 1973 hubo un gran escándalo, alguien llamado Peter Godber,  jefe Supremo de las Fuerzas Policiales de Hong Kong, fue capturado. Se descubrió que tenía HK$ 4 000 000 (Dólares Hong Kong) en su cuenta bancaria. Así que se le puso en investigación, pero un día a pesar de ser capturado, salió del país.  Abandonó el lugar donde estaba detenido, se fue a su casa, sacó su pasaporte y aunque tenía impedimento de salida viajó a Inglaterra y finalmente a la Costa del Sol (España) a disfrutar la vida”.

Exposición Stephen Lam

“Se armó un gran escándalo, así que el gobernador tuvo que hacer algo. Creó una comisión investigadora y esta comisión sugirió la creación de la Comisión Independiente contra la Corrupción (ICAC). Esta comisión era completamente independiente de la policía, a fin de evitar que policías fiscalicen a policías. Reportaba directamente al gobernador y hasta el día de hoy hace el mismo trabajo (reporta directamente al jefe de gobierno de nuestro país)”.

La estrategia

“El gobernador planteó una estrategia anticorrupción de tres puntos:

En primer lugar, si eres un funcionario público y se descubre que tienes riqueza, dinero que no puedes explicar en tu cuenta bancaria, debajo del colchón o en el extranjero, tienes que dar cuenta de eso. Y eres llevado ante el juez para dar explicaciones. Si no puedes explicar de dónde salió esa riqueza, vas directamente a la cárcel. Así funciona”.

“Digamos que un funcionario público gana HK$ 100,000 al año. Trabaja por 30 años. Eso quiere decir que máximo, a lo largo de su carrera acumuló HK$ 3 000 000. En ese mismo periodo gastó HK$ 2 000 000 en su familia y debería quedarle HK$ 1 000 000. Pero si después de todos esos años todavía tienes HK$ 3 000 000 o más tienes que explicarle claramente al juez  que esto es producto de una herencia pero si no tienes una explicación lógica razonable entonces vas a la cárcel directamente. Con esto se logró capturar a muchos funcionarios corruptos”.

Exposición Stephen Lam

“En segundo lugar se estableció un sueldo decente para los funcionarios públicos. Cuando yo me gradué en la universidad el 78 comencé como asistente administrativo dentro del gobierno con un sueldo de HK$ 6,340 y al año HK$ 70,000.Para un comisario de policía HK$ 5,200  y un ingreso anual de HK$ de 62,000  aproximadamente”.

“En el caso de los funcionarios de primer nivel. El primer ministro, por ejemplo, percibía un sueldo anual de HK$ 5 000 000,  más o menos US$ 640,000 ¿Porque hacemos esto? Lo hacemos para que los funcionarios sean honestos para que no tengan que ir a la corrupción, para tener dinero para sus gastos familiares. Si ellos se corrompen hay un precio muy alto que pagar, la cárcel y pierden todo”.

“En tercer lugar, se implementaron políticas de transparencia en cuanto al gobierno  en las negociaciones y transacciones  gubernamentales.  Muy simple, el Poder se desplazó hacia Comités y no a una sola persona y se buscó la mayor transparencia posible en  todo ese procedimiento o trámite que el Comité tenía que ver.  Una entidad de caridad como la Cruz Roja o los  Scout solicitan un terreno, entonces hacen su solicitud al gobierno y la decisión no está en manos de un funcionario. Esta aplicación llega hasta el gabinete (Consejo Ejecutivo). Esta estrategia funcionó”.

“Por cierto se logró extraditar al Sr. Peter Godber, fue a la cárcel y también se recuperó el dinero. Y en lapso de dos años, el gobernador pudo decir que se había dado una revolución silenciosa, incluso la cultura corporativa comenzó a cambiar. Cuando yo me gradué en el 78 pude entrar al gobierno sin preocupaciones, sin estar nervioso, cuidándome, tranquilo, sabiendo que la corrupción se había reducido”.

“También nos esforzamos mucho para que todo funcionario público conozca bien las reglas. Aquí un punto muy importante. Se estableció reglas muy claras en cuanto a los regalos que un funcionario puede recibir.

Yo como ministro de Estado, cuando tenía que inaugurar alguna oficina y la organización me daba un obsequio o un recuerdo, el valor máximo de tenía que era HK$ 500, como US$ 60.  Si es una ocasión especial, una boda, un matrimonio o un banquete, el regalo permitido sería de HK$ 2,000 equivalente  a US$ 250.

“Hong Kong ya no tiene esta corrupción sistémica, corrupción sindicada.  Nuestras oficinas gubernamentales están limpias. Entonces tenemos que asegurarnos en tener integridad en nuestras políticas públicas. Yo fui ministros de Asuntos Constitucionales, estaba a cargo de las elecciones y tenemos reglas muy estrictas en cuanto a los procesos electorales. Tratamos de mantener las elecciones las más libres, limpias y justas posibles. Una política particular era esta: se controla los gastos electorales y los límites son bajos. O sea si eres un candidato no ésta permitido gastar demasiado dinero en tu campaña. Para llegar al cargo más alto del gobierno, en este caso de Secretario Ejecutivo debe gastarse máximo  HK$ 12 000 000, equivalente a  US$ 1 500 000”.

Exposición Stephen Lam

“No se permite publicidad televisiva durante las elecciones porque es muy costosa. Y si el candidato o el partido tiene para gastar tanto dinero en publicidad para la campaña entonces quiere decir que le debes favores a mucha gente para que cuando se llega al puesto tienes que devolver el favor.  Cuando yo era ministro de Estado y veía estos temas, muchas veces amigos míos empresarios y de la Cámara de Comercio me decían: Ya pues Stephen, deja que hagamos propaganda en TV, tenemos el dinero y además apoyamos tu gobierno. La petición no era posible y hasta el día de hoy se mantiene esta política”.

Corrupción y anticorrupción

“La Biblia habla mucho de esta corrupción y la anticorrupción. Judas traicionó a Jesús por 30 monedas de plata, pero luego él quiso devolver el dinero, fue al templo y los judíos que le habían dado originalmente el dinero no le quisieron recibir. Entonces Judas tiró el dinero al piso, salió y se ahorcó. La corrupción y la deshonestidad tienen consecuencias.

Entre la última cena y la crucifixión de Jesús, la vida de Judas se destruyó.

El Antiguo Testamento nos enseña  a no perder la justicia, no mostrar parcialidad, no aceptar sobornos, porque el soborno ciega los ojos y pervierte la palabra de los justos (Éxodo capítulo 23)”.

“La corrupción es la peor forma de injusticia, porque se desperdician los recursos públicos pero sin embargo ésta tiene que ser enfrentada en los niveles más altos del gobierno. De hecho para luchar contra la corrupción tiene que haber un Estado fuerte. Y si no hay la corrupción sistemática las leyes van a ser respetadas por los ciudadanos de este país y por los extranjeros que llegan al país”.


Conclusiones de la conferencia “Liderazgo con Integridad” de Stephen Lam.

 

Suscríbase a nuestro boletín y reciba cada día un resumen de noticias en su correo electrónico.