Publicidad

Politica

Justicia no aprobó Reformas del CNM; fujimoristas se abstuvieron de votar

El proyecto de ley que propone la modificación de los artículos constitucionales 154, 155 y 156 sobre la conformación y funciones del Consejo Nacional de la Magistratura, no alcanzó los votos necesarios para su aprobación en la segunda sesión extraordinaria de la Comisión de Justicia.

Los nueve legisladores de Fuerza Popular votaron en abstención. Los otros siete congresistas de la comisión, entre ellos el presidente, Alberto Oliva, votaron a favor de la iniciativa presentada por el Ejecutivo. La abstención dio lugar a que las bancadas de Peruanos por el Kambio, Acción Popular y de Alianza para el Progreso mostraran su contrariedad.

Marisol Espinoza, de Alianza para el Progreso aseguró que Fuerza Popular “boicotea la reforma del CNM”: “Esto más huele a sabotaje que al intento de colaboración que tanto han dicho todos estos días”, señaló por su lado Gilbert Violeta de Peruanos por el Kambio.

La vocera de Fuerza Popular, Úrsula Letona, rechazó la acusación y declaró que el dictamen no ha sido archivado sino que tendrá que  ser votado nuevamente dado que en la sesión de se registró un número mayor de abstenciones. “Esperamos que en la próxima asamblea haya un dictamen de verdad”, señaló.

Comisión de Justicia (Foto: Congreso de la República).

La sesión

Las razones argumentadas por la congresista Úrsula Letona fueron, entre otras, que era cuestionable y poca serio la celeridad con la que la Comisión ha querido aprobar los cambios producidos en el texto sustitutorio debatido en toda la mañana; que ha habido observaciones de fondo que no habían sido tomadas en cuenta por el presidente, motivo por el cual ellos, como bancada, merecían una explicación.

Incluso sostuvo que la Comisión de Justicia no era la adecuada para ver las reformas constitucionales, sino la de Constitución y Reglamento (como comisión principal) que preside la congresista Rosa Bartra. Pidió que se coordine con ella para realizar una sesión conjunta, tal como fue invocado por el presidente del Congreso, Daniel Salaverry.

En respuesta Oliva Corrales explicó que la vicepresidencia del Congreso remitió también a la comisión que él preside el proyecto propuesto por el Poder Ejecutivo.

Letona entonces acusó al presidente que “no se estaba tomando en serio” el trabajo legislativo y exigió que las incorporaciones propuestas en el debate se incorporen en el texto sustitutorio final. “No se nos ha dicho el por qué”, afirmó la congresista.

Las reformas fueron a los artículos 154 º de la Constitución sobre las funciones del Consejo Nacional de la Magistratura, el 155º sobre el número de integrantes y la forma de elección; y el 156º sobre requisitos para ser consejeros, además de una disposición complementaria transitoria.

El debate del texto sustitutorio se realizó poco después de la presentación del Defensor del Pueblo, Walter Gutiérrez Camacho, quien dio a conocer la opinión de la institución sobre este tema y sobre otros cuatro proyectos del Ejecutivo sobre la reforma de justicia.

En el debate, la congresista Marisa Glave propuso que la votación sobre jueces y fiscales debe ser motivada y que se mantenga la representación de un integrante de las universidades públicas, licenciadas, y con más de 50 años de antigüedad; mientras que Gilbert Violeta afirmó que la votación también debería ser motivada y la evaluación de los magistrados permanente y objetiva.

Mauricio Mulder señaló que en el texto no se precisaba quiénes serían los miembros suplentes de los consejeros elegidos y propuso que debería sesionarse en forma conjunta con la Comisión de Constitución. También preguntó quién o quiénes eligen a los decanos de las universidades. No se habla de un concurso, sino de que los consejeros establecerán el procedimiento. Sugirió que los artículos deben ser claros y precisos y no pecar de reglamentarista.

Marisol Espinoza dijo que la elección de los consejeros debería ser con base a criterios de objetividad y transparencia y que la Contraloría General deberá hacer el seguimiento de los recursos. Oracio Pacori, a su vez, pidió que esté incluido un representante de las universidades públicas. El congresista Octavio Salazar demandó el “fin del secretismo”; mientras que Héctor Becerril dijo que sería un error no tomar en cuenta las medidas disciplinarias de un juez durante el proceso de ratificación. Preguntó si el control disciplinario iba a ser realizado por un órgano interno o del exterior. Opinó que toda elección debería ser universal y secreta.

Culminado el debate, las modificaciones se hicieron en el momento y se presentó un segundo texto sustitutorio que, a juicio de la congresista Letona, no tuvo las observaciones de fondo hechas por su bancada ni fueron tomadas en cuenta. Por esta razón, propuso que se postergase la votación para la próxima sesión porque no se podía aprobar “cualquier cosa”.

Su propuesta tuvo la reacción de Yonhy Lescano, quien dijo que la bancada fujimorista “estaba torpedeando el debate” y que votaran en contra si no querían el nuevo texto; al igual que el presidente de la Comisión. Éste afirmó que solo se quería dilatar la aprobación del texto debatido.

Suscríbase a nuestro boletín y reciba cada día un resumen de noticias en su correo electrónico.