Publicidad

Actualidad Politica Portada

Nadine pregunta a Fiscalía si ya analiza casos de quienes dicen no sentirse aludidos con pagos offshores

Nadine Heredia (Foto: presidencia de la República).

Por segundo día consecutivo la exprimera dama de la Nación, Nadine Heredia Alarcón, volvió a utilizar su cuenta de twitter, esta vez para preguntar a la Fiscalía si ya analiza los casos de quienes hoy dicen no sentirse aludidos por la investigación a las offshores del departamento de Operaciones Estructuradas de la constructora Odebrecht de donde salían el dinero para pagar a políticos corruptos.

“Las decenas de offshores del sector de Operaciones Estructuradas en bancos, como el Meinl Bank, se utilizaban para pagos no contabilizados fuera de Brasil para sobornos o favores políticos. @FiscaliaPeru ya analiza esos otros casos de quienes hoy dicen no sentirse aludidos? “, escribió la esposa del expresidente Ollanta Humala, actualmente recluida en prisión preventiva por 18 meses en el anexo al penal de Chorrillos.

Sostiene la exprimera dama que la “Fiscalía realizó una búsqueda internacional para determinar si mi familia, yo o el Partido Nacionalista  teníamos offshores. La respuesta fue NEGATIVA en todos los países consultados. Ni offshores, ni propiedades en EEUU, Francia, Suiza etc ¿Ha investigado así en todos los casos?.

“En otras investigaciones en Perú hay ejemplos concretos de transferencias desde las cuentas offshore Klienfeld Services e Innovation Research, administradas por Operaciones Estructuradas de Odebrecht. Los beneficiarios abrían otras cuentas offshore para recibir dichos pagos., señala.

Luego agrega: “diferentes testimonios en Brasil, dan cuenta que la bancarización a través de transferencias offshore fue el modelo que el sector de Operaciones Estructuradas impuso, a partir de su creación, para reducir el riesgo que suponía el traslado de dinero fuera de Brasil. La ruta”.

“¿Cuánto dinero pagó Odebrecht en sobornos? ¿Quién manejaba el departamento de coimas? ¿De dónde salía el dinero para pagar a políticos corruptos? ¿Por qué Odebrecht tenía que tener un departamento de coimas?. De acue4rdo a la investigación de IDL Reporteros, éste  departamento se componía básicamente de seis personas, y lo encabezaba el propio presidente de la empresa, Marcelo Odebrecht. Pero quien llevaba el peso de la operación era Hilberto Mascarenhas da Silva

Mascarenhas da Silva contó a los fiscales de Brasi que antes de asumir el Sector de Operaciones Estructuradas en 2006 –justamente cuando Odebrecht llegó a Panamá– ya “existía un área para realizar pagos de coimas”. El ejecutivo fue invitado por Marcelo Odebrecht a ser parte del nuevo futuro de la empresa.

Antes de 2006 –contó Mascarenhas da Silva– la operación era mucho menor (entre $60 millones y $70 millones en coimas al año) y la figura de operadores financieros no existía, sino la de los “doleiros”, que se encargaban de comprar reales en el extranjero para luego entregarlos a sus destinatarios finales en Brasil.

Posteriormente Marcelo Odebrecht elaboró un plan de crecimiento para la organización con el consecuente aumento significativo del volumen de coimas que Odebrecht pagaba hasta entonces”, que Mascarenhas da Silva, calculaba entre $60 millones y $70 millones anuales.

Marcelo le pidió que montara la estructura, con directrices que le dictó personalmente: centralización y control total de la operación, sin fugas de seguridad y personal reducido. No se moverían recursos en cuentas bancarias en Brasil, solo en el exterior; se usarían sociedades offshore, “que, por tener acciones al portador, posibilitaban ocultar el nombre de su propietario, sin delatar que los referidos recursos y el control de estas pertenecían a Odebrecht”, contó.

Acto seguido, Mascarenhas da Silva conformó su equipo (ver gráfico), que incluyó operadores financieros: Luiz Eduardo Soares y Fernando Migliaccio.

¿Cómo se alimentaría el Sector de Operaciones Estructuradas? El flujo de efectivo no provendría de la caja registradora de la empresa. Se alimentaría de fondos de la llamada “Caja 2”, que –en palabras de uno de los múltiples delatores de Odebrecht– provenían de “obras públicas sobrefacturadas”.

Así pues, trasladando el esquema a Panamá, las obras que le eran adjudicadas a Odebrecht aquí eran concebidas con un sobreprecio. Esos fondos se canalizaban a la Caja 2. Allí se concentraba el dinero de la sobrefacturación de sus obras, que luego era repartido entre políticos corruptos –brasileños y extranjeros–, quienes facilitaban los proyectos a la empresa brasileña y, de esta manera, consolidaba su hegemonía en la región. Así se cumplían las directrices de Marcelo: centralización, control total y seguro de la operación, a fin de expandir las operaciones de la empresa.

Suscríbase en nuestro boletín y reciba cada día un resumen de noticias en tu correo electrónico.

[wysija_form id=”9″]

Suscríbase a nuestro boletín y reciba cada día un resumen de noticias en su correo electrónico.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.