Zavala: sin respaldo del Congreso el gabinete no puede seguir trabajando

“Acudimos a esta institución constitucional para solicitar claramente la confianza del Congreso, pues sin su respaldo este Consejo y sus políticas no pueden continuar trabajando por el país”, expresión del presidente del Consejo de Ministros y ministro de Economía, Fernando Zavala Lombardi, al solicitar hoy ante el pleno del Congreso cuestión de confianza.  Este es el texto del discurso:

Buenas tardes señor Presidente del Congreso, y por su intermedio, a la representación nacional.

Señoras y señores congresistas:

En este momento, la atención del país está sobre todos nosotros. Los peruanos están atentos a cómo nos comportamos en el Ejecutivo y el Legislativo cuando tenemos por delante algo mucho más importante que nuestras posiciones partidarias. Algo tan trascendente como es la política educativa de todo un país.

Por nuestra parte, siempre hemos actuado responsable y respetuosamente frente al Congreso. Nuestro Gabinete ha tratado en todo momento con respeto a cada uno de los congresistas, como todos ustedes lo saben bien. Y siempre hemos actuado en el marco de lo que la Constitución dispone.

Estoy aquí hoy, porque en las últimas semanas se ha evidenciado la intención, desde distintos frentes, de socavar una política de Estado fundamental para este gobierno, y para millones de estudiantes y sus padres: la reforma de la educación. Una verdadera política de Estado sobre la que los peruanos no queremos retroceder.

Señores congresistas: seamos conscientes, también, que esta crucial reforma está siendo amenazada por grupos radicales vinculados a los capítulos más despreciables de nuestra historia. No podemos caer en el juego de los extremistas, ni mucho menos, entregarles un ministro como trofeo.

Este Gobierno viene atendiendo las legítimas demandas de los maestros, sin dejar de defender con firmeza los ejes de la reforma.

Haber censurado a un ministro y pretender censurar a la actual Ministra de Educación a cargo de esta política de Estado, no solo es censurar la política misma, sino que además atenta contra el trabajo del equipo que tengo el honor de liderar.

Hoy, recordamos que hace poco más de un año nos presentamos en este Congreso para pedir el voto de confianza a nuestras políticas de Estado, siendo la mejora de la calidad educativa una de las principales.

En esa ocasión, nos fuimos con la esperanza de que ambos poderes, independientemente de nuestras diferencias, trabajaríamos armónicamente en beneficio del país.

Sin embargo, luego de un año de trabajo, nos preguntamos si la confianza que nos otorgó el Congreso se mantiene.

Cuando este Congreso decidió en diciembre, censurar al entonces Ministro de Educación de mi Gabinete, fueron muchas las voces que pidieron que planteáramos la cuestión de confianza. Nosotros sin embargo, decidimos apostar por el diálogo y por una relación constructiva con este Congreso.

Al hacerse pública la intención de censurar por segunda vez a quien está a cargo del sector educación, afectando la continuidad de una política esencial de este Gabinete, nos queda claro que de esta forma el país no puede seguir avanzando.

Por eso estoy aquí, en el marco de las atribuciones que me confiere el artículo 133 de la Constitución Política del Perú, aprobada por la agrupación política que hoy tiene mayoría en este Congreso, para plantear la cuestión de confianza, garantizar la política educativa y la gobernabilidad.

Acudimos a esta institución constitucional para solicitar claramente la confianza del Congreso, pues sin su respaldo este Consejo y sus políticas no pueden continuar trabajando por el país.

La calidad de la educación de nuestros estudiantes y por lo tanto la oportunidad de que tengan un mejor futuro, está en juego. No pongamos en jaque ese futuro por intereses coyunturales.

La cuestión de confianza sirve para que un ministro pueda pedir la confianza del Parlamento, para sí o en relación a una medida o política pública; pero también sirve al Presidente del Consejo de Ministros, a nombre del Gabinete, para solidarizarse con un Ministro y sus políticas, pues como indica el artículo  119  de  la  Constitución,  la  dirección  y gestión de los servicios públicos corresponden al Consejo de Ministros.

Señores Congresistas:

Hoy  ejerzo  la  facultad  que  la  Constitución  me otorga como Presidente del Consejo de Ministros de pedir una cuestión de confianza. Ahora es responsabilidad constitucional del Congreso definir si se me otorga o no esa confianza.

Tomando en cuenta la relevancia de este tema para el país, pido que la cuestión de confianza se vote el día de hoy. El país no puede esperar.

Muchas gracias.

Suscríbase en nuestro boletín y reciba cada día un resumen de noticias en tu correo electrónico.

 

Deja un comentario