Actualidad Portada

Fiscalía establece ruta del dinero en pago de sobornos a Toledo por Interoceánica

La Fiscalía de la Nación habría determinado la ruta del dinero por el pago de una comisión ilícita a Alejandro Toledo Manrique ($3 984 335.00 dólares americanos) en el caso de la buena pro de la Carretera Interoceánica Tramo IV – “Inambari – Azangaro” otorgada a la empresa Camargo Correa.

En una nota informativa, la Fiscalía de la Nación señaló que el Equipo Especial del Ministerio Público estableció que el dinero ingresó a través de dos rutas de ingreso a Alejandro Toledo Manrique, mediante las empresas Off shore Trailbridge Ltd y Warbury & Co, vinculadas a su amigo personal, Josef Arieh Maiman Rapaport.

Determinó además que la empresa Camargo Correa habría utilizado el mismo sistema que en el caso Petrobras (investigación seguida en Brasil); toda vez que a efectos de pagar por la concesión del Tramo IV de la Carretera Interoceánica habría utilizado como intermediario a Julio Gerín de Almeida Camargo y éste a su vez a las empresas de los operadores “Jorge y Raul Davies” Grupo Davies.

La disposición fiscal advierte, además, que el pago ilícito pactado fue entregado en partes, habiéndose logrado identificar a la fecha $3 984 335.00 dólares americanos. Este caso se desprendió de la carpeta fiscal 6-2015 abierta preliminarmente a mediados de 2015 como consecuencia de información pública sobre pagos de sobornos a funcionarios públicos peruanos por la empresa brasileña Camargo Correa y ha sido producto de un paciente trabajo que incluye la colaboración eficaz.

Ampliación de la investigación

El Equipo Especial del Ministerio Público dispuso igualmente la ampliación y continuación de la investigación preparatoria contra Alejandro Toledo Manrique, Sergio Bravo Orellana, Alberto Pascó-Font Quevedo, John Barclay Méndez y a Marcos de Moura Vanderley como cómplice primario por el delito de colusión. Asimismo, respecto del delito de lavado de activos se amplió contra Alejandro Toledo Manrique y Marcos de Moura Wanderley.

De acuerdo a los hechos se presume la existencia de un pacto colusorio entre Alejandro Toledo Manrique y Marcos de Moura Wanderley, representante de Intersur Concesiones SA y Gerente General de la Empresa Camargo Correa; el cual tenía como finalidad que Toledo Manrique utilizando su condición de presidente de la República del Perú ayudara a ganar a la concesionaria la buena pro de la Carretera Interoceánica Tramo IV – “Inambari – Azangaro”.

Para lograr esta conclusión, el Equipo Especial recaba una serie de información recogida en diversas diligencias de corroboración; en cuanto a normativas, designación de funcionarios, la Operación Cabo (operaciones financieras a través de off shore),  documentos que describían la previsión de pago de coimas, libro de visitas de palacio, reportes migratorios coincidentes, declaraciones de diversas autoridades como el de la vicecontralora de la República, Rosa Urbina y del abogado Juan Monroy.

Suscríbase en nuestro boletín y reciba cada día un resumen de noticias en tu correo electrónico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.