Fiscalía: recuperan terreno de más de 5 mil metros incautado a red Orellana

El Ministerio Público logró que retorne a propiedad del Estado Peruano, un terreno ubicado en el distrito de Santa Anita,  incautado en noviembre último, como parte de las investigaciones en torno a la red criminal que habría liderado el empresario Rodolfo Orellana, dedicada a apropiarse de inmuebles mediante el uso de testaferros.

Se trata de un área de más de 5 mil metros cuadrados ubicada a la altura del kilómetro 3.5 de la carretera Central, que pertenecía al hospital Hermilio Valdizán pero que había sido ilegalmente transferida a terceros, mediante el uso de testaferros vinculados a la red criminal presuntamente liderada por Orellana Rengifo.

La incautación del inmueble estuvo a cargo del fiscal Elvis Suárez Ferrer, titular del Quinto Despacho de la Fiscalía Supraprovincial Corporativa Especializada en delitos de Corrupción de Funcionarios, en virtud a la medida obtenida ante el Segundo Juzgado de Investigación Preparatoria en la investigación seguida contra Ludith Orellana Rengifo, hermana de Rodolfo Orellana, por los presuntos delitos de asociación ilícita para delinquir y peculado en agravio del Estado.

De acuerdo a la investigación, el terreno pertenecía al Estado pero fue transferido ilegalmente a la organización criminal mediante el uso de testaferros, quienes simularon una venta ficticia valiéndose para ello de funcionarios de la Superintendencia Nacional de Registros Públicos (Sunarp) que también son investigados como miembros de dicha red criminal.

Ello fue demostrado por el fiscal Suárez Ferrer ante el juez Juan Sánchez Balbuena, que dispuso su incautación y retorno a propiedad del Estado. La inscripción a cargo del Ministerio Público ante la Sunarp se realizó con éxito, garantizándose así su uso a favor del hospital Valdizán.

Suscríbase en nuestro boletín y reciba cada día un resumen de noticias en tu correo electrónico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.