Empresario que mató a 3 en accidente se entrega tras revocatoria de prisión preventiva

El empresario Guillermo Javier Riera Díaz, procesado por el delito de homicidio culposo tras atropellar y matar a tres de cuatro personas que se desplazaban en motocicleta por la Costa Verde el pasado 5 de mayo,  se entregó voluntariamente a la justicia horas después de que el Poder Judicial diera a conocer a través de las redes sociales la resolución de la Segunda Sala Penal para Procesos con Reos en Cárcel de la Corte Superior de Justicia de Lima que ordenó su inmediata    ubicación   y    captura.

“Hemos acatado, como dije desde un comienzo, las disposiciones que otorgue la justicia peruana: y aquí estoy para afrontarlos”, declaró ante las cámaras de Justicia TV tras ponerse a disposición de la autoridad en la sede judicial de la avenida Abancay para luego ser llevado a la carceleta del Poder Judicial antes de ser  trasladado al penal que destine el  Instituto Nacional Penitenciario (INPE)

La resolución

Los jueces superiores  que forman  parte  de  la  Segunda Sala   Penal  para   Procesos con Reos en Cárcel  de  Lima,  en mayoría,  revocaron la Resolución que declaró procedente la  solicitud de  cesación de    la   prisión  preventiva decretada  inicialmente contra  Guillermo Javier Riera Díaz,  declararon improcedente una segunda solicitud de cesación   de   la   prisión preventiva (está vez en segunda instancia)  y ordenaron la    inmediata    ubicación   y    captura     del procesado.

Los magistrados tomaron la decisión, basado en los siguientes elementos: el    denunciado    Guillermo    Riera,     no     ha   presentado documento  alguno  que  acredite  el  motivo  por  el  cual  su  esposa  se encontraba   en  los   Estados   Unidos  de   América,   ni   documento  que precise  desde  cuando   se   encontraba  en  dicho  país,  ni  justificación alguna   que  sustente   su  repentino  viaje   a   los   Estados  Unidos   de América,  el mismo día en que sucedieron los  hechos, por lo que el Colegiado  considera que  el comportamiento del imputado durante el proceso, no  acredita que  no  vaya a rehuir a la  justicia  ni intente  darse a la  fuga nuevamente.

Además, los jueces señalan que “en  el   presente  caso,  de   lo   expuesto  y   tomando  en  cuenta  que  la finalidad  (instrumental)  de  la  medida de  coerción personal  de  prisión preventiva  es  asegurar   el   cumplimiento   de   lo   decidido  al   final   del proceso penal:  la  sentencia de  condena,  es decir,  cumpla  con la  pena impuesta,  evitando que con su fuga se  genere la  elusión de  la justicia.

“Resulta idónea,  necesaria y  proporcional para  tal  fin,  más  aún  si  se cuenta  que  el   Dictamen  Acusatorio  en  el  que  se   solicita  que   se   le imponga  12  años de  pena privativa de  libertad  a Guillermo Riera. En consecuencia, agrega, habiéndose actuado nuevos elementos de convicción, pero no  siendo de  fuerza suficiente  que nos demuestren que no   concurren  los  motivos  que  determinaron  su  imposición  y  resulte necesario sustituirla  por la  medida de  comparecencia,  se  debe   revocar la resolución” que dio por terminada la prisión preventiva. Apelación, caso Riera

Suscríbase en nuestro boletín y reciba cada día un resumen de noticias en tu correo electrónico.

Asi se entregó empresario Riera

Empresario que mató a 3 en accidente se entrega tras revocatoria de prisión preventiva goo.gl/DR2LZ7

Posted by Agenda País on Wednesday, December 6, 2017

Deja un comentario