Hospital misionero Diospi Suyana de Curahuasi, Abancay, celebra hoy 10 años

El primer hospital misionero del Perú, Diospi Suyana,  que opera a 2684 msnm, en el distrito de Curahuasi, provincia de Abancay, en Apurímac, en modernas instalaciones con equipos de última generación comparable a los que cuentan los centros hospitalarios de Estados Unidos, Alemania y otros países de Europa, celebrará hoy jueves 31  su décimo aniversario de fundación con una ceremonia de Acción de Gracias a la que asistirán autoridades distritales, regionales y nacionales así como pobladores curahuasinos y de localidades ubicadas en la jurisdicción.

La ceremonia de celebración  empezará a las 9 de la mañana en el anfiteatro  al costado del hospital, luego se procederá a la inauguración de cinco torres de radiodifusión del Centro Diospi Suyana Radio & TV, antes de dar paso a un programa especial de aniversario. Se espera la concurrencia de cuatro mil personas.

Diopi Suyana está geográficamente ubicado en la villa apurimeña de Curahuasi, localidad que se encuentra a medio camino entre Cusco y Abancay, exactamente a 125 kilómetros y cuyos pobladores –agricultores en su gran mayoría– se dedican al cultivo del anís, planta de semillas aromáticas cuyo principal valor radica en su uso medicinal y espirituoso.

El Hospital es fácilmente distinguido por los visitantes por la  declaración escrita en el gran letrero que tiene en su puerta de ingreso con el siguiente texto: “Diospi Suyana – Un hospital que comparte el amor de Jesús”, expresión de gratitud a Dios de los fundadores por haber logrado el sueño imposible de que los pobres de los andes peruanos tengan a su disposición un centro hospitalario de primera.

Atenciones

Durante los 10 años de funcionamiento, Diospi Suyana, nombre quechua que en español significa “Confiamos en Dios”, atendió a más de 253 mil pacientes, en su mayoría quechua hablantes de los 24 departamentos del país, un 75% de Cusco, Puno, Puerto Maldonado y Apurímac. Su complejo hospitalario está equipado con 60 camas, tomógrafo moderno, 4 quirófanos completamente equipados, dos áreas de cuidados intensivos, una clínica dental, una clínica oftalmológica, fisioterapia, un taller nuevo de ortopedia,

Además desde el 2008 se han realizado más de 10,000 operaciones en Cirugía General, Urología, Ginecología, Traumatología, Obstetricia, Odontología y Oftalmología.

El personal

En la actualidad, alrededor de 180 peruanos prestan servicios en el hospital. Sesenta misioneros, de 11 países diferentes, entre médicos, enfermeras, maestros, trabajadores sociales y carpinteros, trabajan gratuitamente en la misión de compartir el amor de Jesús como expresión de fe,  y sus necesidades básicas son financiadas por grupos de apoyo en sus países de origen.

En los 10 años de funcionamiento, el Hospital nunca ha rechazado a ningún poblador  que carezca de recursos y que haya solicitado  atención. Los pacientes cubren un 25% del presupuesto anual de los gastos reales.

Financiamiento

El Hospital Misionero se sostiene gracias a más de mil personas que aportan cada mes. A la fecha se ha llegado a sumar una donación de US$ 26.5 millones de dólares de los cuales US$ 19.5 millones proceden de

1000 personas y US$ 7 millones de 200 empresas, 40 de ellas peruanas, las que han hecho aportes en equipos, materiales y tecnología.

Diospi Suyana cumple hoy 10 años de funcionamiento en las alturas de Curahuasi (Foto: Diospi Suyana).

Historia

El 24 de mayo del 2005 el embajador de Alemania, Roland Kliesow, colocó la primera piedra. Sin un presupuesto garantizado, el proyecto avanzó como “obra de fe“. La inauguración del hospital, primer proyecto de la Misión Diospi Suyana,  se realizó el 31 de agosto del 2007, en presencia de la entonces primera dama de la nación, Pilar Nores de García, quien calificó la obra como una “Catedral del Amor”.

El 24 de junio del 2010 la Misión abrió la Clínica Dental y la Clínica de Ophthalmología. En abril del 2012 inauguró la  Casa para los Clubes de Niños, donde cada semana hasta 400 infantes y adolescentes reciben capacitación y aprenden del amor de Dios. El 14 de marzo del 2014  comenzó a funcionar el Colegio Diospi Suyana, centro dirigido por Christian Bigalke en el que profesores peruanos y extranjeros, brindan un nivel alto de enseñanza escolar a cientos de menores.

A partir del 31 de agosto del 2016 opera en el Complejo Hospitalario el Centro Diospi Suyana Radio & TV con una programación cultural con principios y valores cristianos en las frecuencias FM de Curahuasi, Andahuaylas, Chinchero, Puerto Maldonado y Puno.

El artífice

“Sólo Dios puede hacer mucho de poco y nada de todo. Sea la gloria y honra solamente a Dios”, expresó al finalizar su discurso el artífice del proyecto, el médico alemán Klaus-Dieter John, en el anfiteatro del hospital Diospi Suyana ante un auditorio formado por cuatro mil quinientas personas, hace exactamente diez años.

John, junto a su esposa Martina, hacían realidad un viejo sueño de trabajar en un  hospital donde los más pobres de los andes peruanos podrían disfrutar del más alto estándar posible de atención,  Ambos tuvieron el primer contacto con el Perú cuando en 1991 visitaron “como mochileros” la ciudadela de Machu Pichu y otros atractivos turísticos peruanos.

“Nos dimos cuenta del sufrimiento humano que hay entre los quechuas, que viven en casas de adobe, sin servicios básicos (luz eléctrica, agua y desague) ni buen servicio médico. Pensamos ahí formar algún día un hospital de lujo, como en los Estados Unidos o Europa”, relata Klaus-Dieter John.

“Desde el punto humano era imposible” señala  Klaus para luego recordar que “cuando mi esposa y yo expusimos el proyecto en Europa, la gente decía que estábamos locos, a lo que nosotros respondíamos que si Dios quiere será realidad algún día. Hoy, el hospital existe gracias a los milagros”.

El hospital en un día cualquiera

La imagen habitual de la mañana son las largas colas en la entrada principal. Los pacientes llegan de los 24 departamentos del Perú. A menudo se encuentra en un solo cuarto de hospitalización cuatro pacientes de cuatro diferentes zonas del país. Si uno observa la sala de espera encontrará que está totalmente llena de visitantes, la mayoría quechua hablantes.

Suscríbase en nuestro boletín y reciba cada día un resumen de noticias en tu correo electrónico.

 

 

Deja un comentario