Publicidad

Actualidad Portada

Mañana será el funeral del P. Armando Nieto, jesuita e historiador de la década del 50

El funeral del Padre Armando Nieto Vélez será mañana miércoles a las 15h30 en la Parroquia de Fátima de Miraflores, Lima, informó la Compañía de Jesús (Jesuitas),  Orden Religiosa de la Iglesia Católica fundada por San Ignacio de Loyola y un grupo de estudiantes universitarios en una época de gran debate entre las reformas protestante y católica.

El Padre Nieto, cuyo nombre está inscrito en la historia de la historiografía peruana como el de uno de los más destacados representantes de la generación de historiadores del “medio siglo”,  de aquel grupo de investigadores que inauguraron su actividad historiográfica en la década de 1950,  partió a la Casa del Señor el día lunes 27 de marzo a los 85 años, 61 años en la Compañía de Jesús y 45 años de sus Últimos Votos.

El sacerdote nació el 24 de octubre en Lima en 1931. Antes de ingresar a la Compañía de Jesús estudió Historia y Derecho en la Pontificia Universidad Católica del Perú (PUCP), obteniendo su bachillerato en Humanidades (Historia) y en Derecho. Ingresó a la Compañía en 1956, luego estudió Filosofía de 1956 a 1961 en Alcalá de Henares y Teología de 1961 a 1965 en Frankfurt. Fue ordenado sacerdote en 1964 y pronunció sus Últimos Votos en 1972. Fue un gran sacerdote y apreciado intelectual, miembro de la Academia Nacional de Historia.

Tuvo como maestros a José Agustín de la Puente Candamo, Guillermo Lohmann Villena, Raúl Porras Barrenechea, Luis Bedoya Reyes y Manuel Belaunde Guinassi.

Legado histórico

El P. Nieto ha sido docente de la Pontificia Universidad Católica del Perú, Asesor Histórico de la Secretaría de Defensa Nacional, Presidente del Centro de Estudios Histórico-Militares del Perú, Director del Instituto Riva-Agüero, Presidente de la Academia Nacional de la Historia y de la Academia Peruana de Historia Eclesiástica, entre otros cargos.

Principales obras

Contribución a la Historia del Fidelismo en el Perú (1808-1810). Lima, Publicaciones del Instituto Riva-Agüero, 1960, 166 pp.

La Acción del Clero en Colección Documental de la Independencia del Perú, tomo XX. Dos volúmenes Lima, Comisión Nacional del Sesquicentenario de la Independencia del Perú, 1971-1972.

Antología de la Independencia del Perú. Edición preparada con Félix Denegri Luna y Alberto Tauro y la colaboración de Luis Durand Flórez. Lima, Comisión Nacional del Sesquicentenario de la Independencia del Perú, 1972, 682 pp.

“Conflicto Peruano-Ecuatoriano, 1858-1859” en Historia Marítima del Perú, tomo VI. Lima, Ed. Ausonia, 1976, pp. 471-678.

Historia del Colegio de la Inmaculada, tomo I. Lima, Ed. Turística, 1978.

La Iglesia Católica en el Perú en Historia del Perú, tomo XI. Lima, Juan Mejía Baca, Editor, 1980, pp. 419-601.

La Primera Evangelización en el Perú. Hechos y Personajes. Lima, Asociación Vida y Espiritualidad, 1992, 160 pp.

Francisco del Castillo. El Apóstol de Lima. Lima, Pontificia Universidad Católica del Perú, 1992, pp. 335.

“La Iglesia”, en Historia General del Perú, tomo V. Lima, Editorial Brasa, 1994, pp. 315-413.

Reacciones

Mons. Eguren asegura que el Padre Armando “nos ha ayudado a comprender que el Perú es fruto de un proceso de mestizaje entre lo mejor de la herencia española y lo mejor de la herencia inca, que el Perú es una síntesis viviente que se ha forjado al calor del anuncio del Evangelio”.

Para el historiador Rafael Sánchez-Concha, el legado más importante del P. Armando “es la difusión de la historia de la Iglesia y el conocimiento del desarrollo de la compañía de Jesús en el Virreinato, especialmente a través del ejemplo de Francisco del Castillo, siervo de Dios limeño. Así como el buen manejo del conocimiento de la independencia del Perú”.

José Gálvez, director de la Enciclopedia Católica de ACI Prensa, y quien también recibió las enseñanzas del sacerdote historiador en esa casa de estudios, afirmó que “como profesor tenía la facilidad de despertar el interés en el alumno”. “Él tenía la frase: no dejen enemigos a la espalda. Quiere decir, estudien todo lo referente al tema para que en el futuro no vayan a entrar con errores o vayan a entrar con imperfecciones”, recordó.

En un discurso del 15 de julio de 1988, el Padre Armando afirmó que para él “la historia no es la mera transmisión de datos, sino la lección viva del amor patrio que nos hace vivir unido a la comunidad humana. Queremos comprender el pasado, para comprender mejor el presente, para actuar mejor en el futuro”.

Que descanse en la Paz del Señor, a quien sirvió con gran generosidad.

Suscríbase en nuestro boletín y reciba cada día un resumen de noticia en su correo electrónico.

[wysija_form id=”1″]

Suscríbase a nuestro boletín y reciba cada día un resumen de noticias en su correo electrónico.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.