Publicidad

Actualidad Portada Vídeos

Homicida de San Marcos alega demencia ante jueza que ordenó 8 meses de prisión preventiva

 

Asesino de San Marcos (Foto. Corte Superior de justicia de Lima).

“Pido tolerancia por mis incapacidades sicológicas. No soy responsable de los hechos, exclamó Huber Chacara Castro en la Sala del Juzgado Penal de Turno Permanente de Lima minuto antes que la jueza dictara  8 meses de prisión en su contra,

Chacara Castro será procesado por el delito de homicidio calificado en el grado de tentativa en agravio de Liset Linares  Caballero, alumna de ingeniería química de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos. También será procesado por la muerte de Erik Arenas Sierra, de 20 años, el pasado 20 de diciembre.

La defensa alega “irresponsabilidad penal”, por problemas mentales. El investigado afirmó en la Dirección de Investigación Criminal (Dirincri) que él participó en los dos ataques en respuesta a una luz divina que le dijo que los mate. “Si no lo hacía, me iban a torturar en un submundo. Fue en defensa propia”, señaló. Por esta razón y ante la necesidad de confirmar de que se trata de un paciente siquiátrico, la jueza se vio imposibilitada de concluir el caso bajo la figura de “terminación anticipada del proceso”.

Huber Chacara Castro, de 29 años, es un individuo que salió de prisión hace menos de un mes. Estuvo seis años en el penal de Lurigancho por el delito de robo.  No tiene trabajo ni domicilio conocido. Abandonó los estudios de psicología en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos en el 2006. El 12 de diciembre ingresó a esa casa de estudios, según confesó, con el objetivo de asesinar a alguien. En su mochila cargaba un cuchillo y una loción recién comprados.

Tomó el bus interno de la universidad y llegó hasta la facultad donde había cursado dos ciclos. Subió al tercer piso y encontró a Erik Arenas Sierra,  a quien lo asesinó.

Luego del crimen, abandonó la mochila con el cuchillo en la facultad y se fue a un hostal de El Agustino. Viajó a Chimbote, luego a Trujillo para posteriormente retornar a Lima.

El último jueves regresó a San Marcos para cometer otro asesinato. Esta vez atacó con otro cuchillo a Liset Linares Cabello, de 26 años, estudiante de la Facultad de Ingeniería Química. Le aplicó tres cortes en la carta y cortes en el hombro y tórax. Ella, ya fuera de peligro, se restablece en el Hospital Dos de Mayo hasta donde llegaron para visitarla sus compañeros de aula, de la Facultad, representantes estudiantiles ante el Consejo Universitario, dirigentes de la Federación Universitaria de San Marcos además del abogado de los estudiantes, Julio Quintanilla Loaiza.

Suscríbase en nuestro boletín y reciba cada día un resumen de noticias en tu correo electrónico.

[wysija_form id=”9″]

 

Suscríbase a nuestro boletín y reciba cada día un resumen de noticias en su correo electrónico.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.