Publicidad

Actualidad Portada

Barata: Susana Villarán pidió 3 millones de dólares para campaña contra el no

Hace poco menos de un año (exactamente el 15 de diciembre del 2016) el exsuperintendente de Odebrecht en el Perú, Jorge Barata, sostuvo una  sesión de delación premiada ante los fiscales brasileños João Paulo Lordelo y Paulo Roberto Sampaio en la que reveló que el exgerente municipal José Miguel Castro le pidió una contribución de 3 millones de dólares para la campaña del No. “Acto seguido recibimos la llamada de la misma alcaldesa (Susana Villarán de la Puente) pidiendo esa contribución”, señaló el mismo Barata, cuyo testimonio es publicado hoy por IDL-Reporteros, vinculado al Instituto de Defensa Legal (IDL) en cuya institución la exautoridad trabajó por muchos años.

La declaración de Barata no dice que haya entregado dinero a Susana Villlarán o a José Miguel Castro, pero señala que el pedido fue entregado a Valdemir Garreta, quien aseguro a fiscales peruanos que fue convocado por Luis Favre, a fines de 2012, para realizar la campaña contra la revocatoria de Villarán. “Al final accedimos y las cosas se dieron exactamente igual como en la campaña del señor Humala. Entregamos los recursos al señor Garreta y él entró a gestionar los proceso de la campaña. Él entró en contacto, conocía el departamento de operaciones estructuradas, recibió los recursos, hizo la campaña, y la señora Villarán continuó como alcaldesa durante unos tres años”, sostuvo Barata, de acuerdo a la publicación que la reproducimos en las siguientes líneas. .

Lava Jato Perú

EXCLUSIVO

Caso Villarán: Lo que delató Jorge Barata

El exsuperintendente de Odebrecht en el Perú, Jorge Barata, indicó a los fiscales brasileños que la exalcaldesa de Lima, Susana Villarán, le pidió 3 millones de dólares para la campaña contra la revocatoria.

Por Romina Mella (*).-

El 15 de diciembre pasado, en la Procuraduría Federal brasileña en Bahía, Jorge Barata tuvo una larga sesión de delación premiada ante los fiscales brasileños João Paulo Lordelo y Paulo Roberto Sampaio sobre las coimas que Odebrecht pagó a altos funcionarios peruanos a cambio de adjudicarse obras públicas y sobre los aportes que esta hizo a distintas campañas presidenciales, regionales y municipales.

Una sesión específica, con todas las formalidades del caso, fue dedicada a confesar los pagos ocultos que hizo Odebrecht para ayudar a la campaña de la exalcaldesa Susana Villarán contra la revocatoria en 2013.

En su confesión, que duró 21 minutos, el exejecutivo de Odebrecht, que testificó solo, a diferencia de otros casos en los que su testimonio se acompañó con el de otros exfuncionarios, habló sobre los aportes que la constructora hizo a la campaña por el No, en contra del proceso de revocatoria de la alcaldesa de Lima Susana Villarán.

Jorge Barata, por momentos nervioso y extrañamente impreciso, refirió que cuando el proceso de revocatoria contra Villarán empezó fue contactado vía telefónica por José Miguel Castro, entonces gerente de la municipalidad de Lima, para tener una reunión en su despacho. Barata llegó a la cita, según sus declaraciones, acompañado de Raúl Ribeiro Pereira, entonces representante de la concesión Rutas de Lima, porque pensó que en la reunión era para tratar asuntos del proyecto, que había sido adjudicado a Odebrecht por la gestión de Villarán en septiembre de 2012. “Lo llevé a él porque pensé que se trataba de la concesión. Pero cuando llegué fui sorprendido de ese pedido de apoyo a la campaña”.

José Miguel Castro, según Barata, le pidió en esa reunión una contribución de 3 millones de dólares para la campaña del No. “Nos pareció absurdo. Le dijimos que teníamos que pensar si había o no la posibilidad de eso”.

“Acto seguido recibimos la llamada de la misma alcaldesa pidiendo esa contribución. Ella afirmó la necesidad, y la importancia de la continuidad. Entonces esa señora tenía una proyección política muy grande. Se decía que podía ser sucesora de la Presidencia de la República. Había una expectativa importante de que ella continuase en la política peruana y con un nivel de destaque bastante alto”, dijo Barata a los fiscales brasileños.

“En ese momento tomamos la decisión de apoyarla en ese proceso. Nosotros teníamos ya un contrato asignado con la municipalidad de Lima de una concesión urbana de 177 kilómetros que eran justamente la entrada y salida de la ciudad de Lima y teníamos una preocupación que con la salida [de Villarán] se pudiera generar alguna dificultad con nuestro contrato”.

“Ahora, vea qué coincidencia”, acotó Barata, “las personas que fueron contratadas por Susana Villarán para hacer la campaña para la permanencia en el cargo eran los señores Luis Favre y Valdemir Garreta, los mismos que fueron los jefes de campaña del señor [Ollanta] Humala. Entonces, con eso ya tenían el valor preciso, por haber sido elegidos por ellos para poder aportar en la campaña. Crea un nivel de coincidencia bastante fuerte”.

“Al final accedimos y las cosas se dieron exactamente igual como en la campaña del señor Humala. Entregamos los recursos al señor Garreta y él entró a gestionar los proceso de la campaña. Él entró en contacto, conocía el departamento de operaciones estructuradas, recibió los recursos, hizo la campaña, y la señora Villarán continuó como alcaldesa durante unos tres años”, sostuvo Barata.

“¿Usted participó directamente en una reunión con Susana Villarán o algún representante de ella?”, preguntó uno de los fiscales a Barata. “Yo participé de una reunión con el señor José Miguel Castro, que era gerente general de la municipalidad de Lima”, respondió Barata.

Valdemir Garreta en su declaración a los fiscales peruanos, publicada esta semana por Karem Barboza, de El Comercio, indicó que fue convocado por Luis Favre, a fines de 2012, para realizar la campaña contra la revocatoria de Villarán. “En razón a esa consulta, en el año 2012, viajé a Lima para tratar sobre la campaña del No con la alcaldesa Susana Villarán. (…) Por el trabajo se acordó una remuneración de 3 millones de dólares”, afirmó el publicista.

En lo que difiere la versión de Garreta con la de Barata en este punto, es el origen de los 3 millones de dólares. Según el publicista, Castro le confirmó que la campaña la financiarían Odebrecht, con un aporte de US$2 millones, y OAS con US$ 1 millón. Pero en su confesión,  Barata sostiene que Odebrecht aportó US$ 3 millones para la campaña.

El desembolso del dinero, según Barata, fue aprobado por Luiz Mameri, entonces vicepresidente de Odebrecht para América Latina y Angola. “Mameri tomaba conocimiento. Yo colocaba el asunto para él como un hecho consumado. No se opuso”.

“¿De qué forma fue hecho el pago?”, preguntó el fiscal a Barata.

“El pago fue hecho a través del sector de operaciones estructuradas, al señor Garreta, y tengo la impresión que parte de esos recursos fueron pagados en Lima, a algún canal de televisión o algún medio de comunicación o al propio José Miguel Morales [sic]” , repuso Barata.

En su confesión, Barata confundió varias veces el nombre de José Miguel Castro con el de José Miguel Morales, expresidente de la Confiep. Cuando un fiscal brasileño le preguntó sobre esa confusión de nombres, Barata repuso que se refería, a “José Miguel Morales Castro”, lo cual es falso pero no pudo ser advertido por los fiscales. Sin embargo, sus recuerdos sobre pagos parecen bastante precisos.

“¿Eso fue hecho a través del sector de operaciones estructuradas?”, preguntó el fiscal. “Sí. Todo eso. (…) Sabía que tenía un límite de 3 millones y el departamento [sector de operaciones estructuradas] tenía autorización para pagar ese monto y ellos aceptaron la distribución de ese monto”, indicó Barata.

“La parte que fue pagada en Lima, ¿fue en especie?” [en efectivo], preguntó el fiscal.

“Sí, en especie”, afirmó Barata, “hubo una entrega directa de dinero para José Miguel Castro y Valdemir Garreta”.

“¿Los destinatarios fueron José Miguel Castro y Valdemir Garreta?”.

“Sí. (…) José Miguel Morales Castro [sic] era el gerente general de la municipalidad, como si fuese un director ejecutivo. Después de Susana Villarán, él era la principal persona en la municipalidad”, aseguró Barata.

Según Garreta, los detalles de su contratación fueron acordados con Castro. “Ella [Villarán] me indicó que la persona encargada sería José Miguel Castro Gutiérrez, con él debía tratar los detalles de nuestra contratación, que debía darse a través de FX Comunicaciones”, dijo Garreta a los fiscales peruanos.

“¿Los ajustes fueron hechos con José Miguel Castro y los recursos [dinero] fueron repasados [entregados] a Valdemir Garreta y Luis Favre?”, preguntó el fiscal a Barata.

“Así es, y a José Miguel Castro pagos en especie”, afirmó Barata. Indicó que la campaña  arrancó a inicios de 2012, y que fue en ese contexto que acordó con Villarán los aportes de campaña, pero en realidad las fechas corresponden a 2013.

Suscríbase en nuestro boletín y reciba cada día un resumen de noticias en tu correo electrónico.

[wysija_form id=”9″]

Suscríbase a nuestro boletín y reciba cada día un resumen de noticias en su correo electrónico.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.