Una parada militar gris con algunos destellos de brillo (opinión)

Los cadetes del Ejército se robaron el show (Foto: Ejército del Perú).
Menos público, la PNP estuvo mejor que la Marina, la FAP y el EP, el batallón Domingo Nieto estuvo muy bien, los cadetes de la Escuela Militar de Chorrillos también rompieron la modorra de la mañana, el cantar de los cadetes de la Marina,  despertó a muchos de su letargo, mucho COEN de por medio y mucho eslogan “una sola fuerza”, pero  cinco parejas de cadetes de la EMCH con una exhibición de marinera norteña, se robaron el show y se ganaron el aplauso general. Esto es lo que vio y percibió el articulista Gilberto Anticona desde su ubicación en la tribuna asignada a los periodistas la mañana de la Gran Parada y Desfile Militar con ocasión del centécimo nonagésimo sexto aniversario de la independencia.

Si el mensaje del presidente PPK fue el preludio de un 28 gris, el desfile militar del 29 lo fue aún más. Menos público que el año pasado, incluso en la tribuna presidencial que lució con varios asientos vacíos, y poco entusiasmo entre los marchantes de uniforme, quizás  debido a largas horas de espera en unas calles influidas por la fuerte brisa marina que calaba hasta los huesos.

Para empezar, de las cinco delegaciones extranjeras, la argentina fue la menos eficaz en el marchar y la menos numerosa. Apenas una escolta. Los mexicanos, bolivianos y colombianos no pudieron superar la regularidad.

Los chilenos sacaron la cara por los foráneos, pero nada del otro mundo.

De las delegaciones militares nacionales, la Marina estuvo baja. Los de la FAP los superaron. Pero a estos dos contingentes, el EP les ganó por una cabeza. La PNP estuvo mejor que la Marina, la FAP y el EP. Aunque para ser sinceros, si se tuviera  que calificar con rigor militar y como conjunto, habría que jalarlos a todos. Les faltó energía y brío. Si lo desean, échenle la culpa al frío y a la larga espera.

No obstante, no todo fue malo, ha habido chispazos que alegraron la mañana gris de la parada militar y desfile cívico. El batallón Domingo Nieto, estuvo muy bueno. Su estilo avispado y de levantar las piernas a la altura de los ojos gustó a muchos. Los cadetes de la Escuela Militar de Chorrillos también rompieron la modorra de la mañana con una eficacia al 50%, aunque sea para la tribuna presidencial.

Voces que no pasaron desapercibidas también fueron las de los cadetes de la Marina, hombres y mujeres. Su cantar estentóreo hizo despertar a muchos de su letargo. ¡Qué manera de elevar el tono con sus cánticos militares! Si se deciden integrar alguna agrupación orquestal o coral, sencillamente tienen el futuro asegurado.

Gustó también la banda que entonó todos los himnos con los que marcharon las delegaciones nacionales e internacionales. Nada que envidiar. Música para todos los gustos, sabor, uniformidad en las melodías y buen físico el que mostraron para resistir dos horas y media de interpretaciones diversas sin descansar.

De las delegaciones civiles, la de los bomberos resultó más que aceptable, no solo por su ejemplar comportamiento en incendios y otros tipos de siniestros, sino por esa capacidad de entrega y labor encomiable, sin un sueldo fijo ni nada que se le parezca. Los del GEIN también se hicieron presentes, aunque incompletos. De los famosos, faltaron Ketín Vidal y Benedicto Jiménez, aunque por diversas razones. El primero  por encono de dicho grupo, y el segundo por su vinculación al caso Orellana.

Mucho COEN de por medio y mucho eslogan “una sola fuerza”. Luego de la referencia presidencial en el mensaje por 28 de julio, la ceremonia en el patio de Palacio de Gobierno, colocarlos en la parada militar y desfile cívico ya era demasiado.  ¿No tenía el Gobierno otra cosa que mostrar? Sobre todo porque se trata de organizaciones del Estado, cuyos  integrantes tienen sueldo fijo, a diferencia de los bomberos voluntarios.

Nos quedamos con lo mejor de la jornada del 29: la exhibición de marinera norteña por parte de cinco parejas de cadetes de la EMCH, quienes mostrando sincronía, plasticidad y variedad de movimientos, deleitaron a los numerosos asistentes que se ubicaron frente al estrado principal o lo vieron por televisión. Se robaron el show y se ganaron el aplauso general. Quedan contratados para futuros eventos. Arrivederci. (Gilberto Anticona)

Suscríbase en nuestro boletín y reciba cada día un resumen de noticias en tu correo electrónico.

Aplausos provocaron el paso de los guías junto a sus canes (Foto: agendapais.com).

Deja un comentario