Actualidad Internacionales Vídeos

Afganistán: La situación es impredecible

Vehículos de guerra en Afganistán (Foto: 8am.af).

Afganistán se encuentra hoy en medio de un período de transición difícil e impredecible luego que el domingo los talibanes proclamaran el fin de su ofensiva contra las tropas gubernamentales, el abandono del país del presidente afgano, Ashraf Ghani y el anuncio de los talibanes que no habrá un gobierno de transición sino “un traspaso completo” del poder.

Aparente normalidad

En Kabul, la actividad se ha retomado este martes en medio de un fuerte temor y desconfianza de los afganos al nuevo régimen talibán, horas después de que el presidente Joe Biden en un mensaje desde la Casa Blanca defendiera la retirada de las tropas estadounidenses.

Los comercios han reabierto en la capital afgana. El tráfico se ha reanudado y la gente ha vuelto a salir a la calle, mientras que los talibanes vigilaban los puestos de control. Sin embargo, pocas mujeres se han atrevido a salir, de acuerdo al reporte de la agencia AFP.

Se prevé que la vida no sería la misma. Los hombres han cambiado sus ropas occidentales por el shalwar kameez -la holgada vestimenta tradicional afgana- y la televisión estatal emite ahora principalmente programas islámicos.

Los talibanes han multiplicado sus gestos de apaciguamiento hacia la población desde que entraron a Kabul el domingo, han anunciado “una amnistía general” para todos los funcionarios estatales, llamándolos a “retomar su vida cotidiana con total confianza”.

Cruz Roja

Una cosa es cierta: las necesidades humanitarias seguirán siendo elevadas. Desde junio, más de 40.000 personas heridas por armas han sido atendidas en instalaciones apoyadas por el Cruz Roja Internacional, institución humanitaria que se encuentra en Afganistàn desde 1987.

El personal del CICR ha trabajado durante años para proteger y ayudar a los necesitados en las zonas controladas por los talibanes. “Mantenemos canales abiertos con líderes locales y de alto nivel. Seguiremos trabajando mano a mano con la Media Luna Roja Afgana para ayudar a aquellos cuyas vidas han quedado marcadas por la guerra”, declaró la CICR en un mensaje consignado en su sitio web.

La portavoz de la oficina del CICR en Rusia, Galina Balzámova, precisó que el Comité Internacional de la Cruz Roja no tiene intención de reducir su personal en Afganistán.

“Planeamos continuar nuestras operaciones de asistencia y, por consiguiente, no hay planes de reducir la plantilla”, dijo la vocera a la agencia de noticias Sputnik.

El viernes, la oficina española de la organización publicó en redes sociales que Afganistán “es uno de los países más letales” para los civiles y que el “50% de la población” vive en lugares afectados por el conflicto.

El lunes, el caos caractertizò a la nacional surasiatica: