Actualidad Vida

Cáncer de próstata: En Taiwan encuentran clave para evitar que el mal se extienda a los huesos

Encuentran en Taiwan clave que evitaría que el cáncer de próstata se extienda a los huesos (agencia andina)

Investigadores de los Institutos Nacionales de Investigación sobre la Salud (NHRI, siglas en inglés) de Taiwan descubrieron que la actividad estimulante de un determinado gen puede inhibir la capacidad del cáncer de próstata de extenderse a los huesos, lo cual, según los estudios, podría conducir al desarrollo de nuevos medicamentos.

Chuu Chih-pin, investigador asociado del Instituto de Medicina Celular y de Sistemas de los NHRI, reveló que el estudio se centró en el papel del gen ROR2 (receptor huérfano 2 similar a tirosina quinasa), el cual participa en la señalización química que regula la actividad celular.

Según la publicación Noticias de Taiwan, el cáncer de próstata es el segundo  más común entre los hombres en todo el mundo y el sexto tipo de cáncer más común en general en Taiwan.

Chuu explicó que muchos de estos casos se detectan temprano, pero para los cánceres que ya se han diseminado, el único tratamiento disponible actualmente es la terapia hormonal, que falla en prevenir una recurrencia entre 1 y 3 años en el 95 por ciento de los casos, explicó Chuu.

El investigador contó que el equipo de los NHRI utilizó experimentos in vitro y con ratones para estudiar cómo se propaga el cáncer de próstata a la médula ósea, que, junto con los ganglios linfáticos, es uno de los sitios más comunes de metástasis.

Primero observaron que los niveles de ROR2 eran significativamente más bajos en los tumores metastásicos en comparación con el tumor primario (en la próstata) o en los tejidos normales de la próstata.

En un experimento de seguimiento, el equipo elevó artificialmente los niveles de ROR2 y descubrió que esto suprimía la migración y la invasión de varios tipos de células cancerosas, según Chuu.

Aunque actualmente no hay medicamentos en el mercado para estimular la expresión de ROR2,  la investigación realizada anteriormente por el equipo sugiere que el éster fenetílico del ácido cafeico (CAPE, siglas en inglés), un compuesto natural que se encuentra en la canela y la miel puede ayudar a activarlo, señaló el investigador.

Sin embargo, la cantidad de CAPE que se puede absorber de estos elementos como fuentes de alimento es relativamente baja, lo que significa que los suplementos en forma de píldora probablemente serán una mejor opción para obtener sus beneficios, indicó Chuu.

 

El estudio del equipo de los NHRI se publicó recientemente en Cell Death & Disease, una revista científica en línea revisada por pares.