Actualidad Politica

Cancillería aclara: Toledo sí estuvo detenido en EEUU

El expresidente Alejandro Toledo Manrique estuvo detenido en Estados Unidos y recién hoy, a las 10:30 a.m. hora local (08:30 hora de Lima) fue liberado. La detención se produjo en el condado de San Mateo, al sur de San Francisco, por encontrarse en estado de ebriedad en un restaurante de dicha localidad, según precisa un comunicado emitido por la Cancillería de la República.

Tras conocerse las primeras informaciones, el abogado del expresidente, Roberto Su,  negó la versión y adujo que el exjefe de Estado le había confiado que no tuvo ningún incidente con la policía en Estados Unidos y que tampoco fue detenido. “Yo le pregunté sobre las versiones de una supuesta detención en California por encontrarse ebrio), y él me respondió “Yo no he tenido ningún incidente, estoy en mi casa, no sé de qué está hablando la prensa”, contó el abogado.

Sin embargo, la versión dada por Toledo a través de su abogado quedó desestimada con el comunicado del Ministerio de Relaciones Exteriores, que a la letra dice:

“En horas de la mañana la Cancillería tomó conocimiento de la detención del expresidente Alejandro Toledo en el condado de San Mateo, al sur de San Francisco, por encontrarse en estado de ebriedad en un restaurante de dicha localidad. De inmediato nuestro Consulado en esa ciudad tomó contacto con las autoridades de la cárcel de Red Wood, donde estuvo detenido, y de donde fue liberado a las 10:30 a.m. hora local, de conformidad al procedimiento legal de ese país pues dicho comportamiento constituía una falta que no ameritaba mayor tiempo de reclusión.

Esta detención del ex presidente Toledo no guarda relación alguna con el proceso de extradición en curso y que viene desarrollándose con el mayor celo con la coordinación de diversas instituciones del Estado”.

El expresidente Alejandro Toledo radica en EEUU a la espera del proceso de extradición iniciado en su contra por presunto lavado de activos por las compras millonarias de inmuebles a nombre de su suegra, Eva Fernenbug y por  haber recibido, presuntamente, una coima de US$ 20 millones por parte de la empresa Odebrecht para otorgarle la construcción de la carretera Interoceánica.

 

Suscríbase a nuestro boletín y reciba cada día un resumen de noticias en su correo electrónico.