Actualidad Politica

Cancillería retira de cargo a embajador que ayudó a César Hinostroza

El Ministerio de Relaciones Exteriores, César Enrique Bustamante Llosa, retiró hoy del cargo de Director General de Comunidades Peruanas en el Exterior y Asuntos Consulares al embajador César Enrique Bustamante Llosa, quien ayudó al  exjuez supremo César Hinostroza Pariachi en la obtención de su pasaporte diplomático para él y su familia, de acuerdo a unos audios revelados por El Comercio.

“A partir de la fecha, el embajador César Enrique Bustamante Llosa dejará el cargo de Director General de Comunidades Peruanas en el Exterior y Asuntos Consulares y otros en los que haya sido designado”, señala un comunicado emitido por Torre Tagle, el mismo que agrega que  “el canciller ha dispuesto abrir de inmediato una investigación con relación a los hechos materia de la información”.

Este es el texto del pronunciamiento oficial:

Comunicado Oficial 018 – 19

Con relación a la información emitida por los medios de comunicación, en relación al caso del diplomático César Bustamante Llosa, en la fecha el Ministerio de Relaciones Exteriores cumple con informar lo siguiente:

1.      Se trata de nueva información que las autoridades de la Cancillería desconocían y que han procedido a evaluar de manera inmediata. El referido diplomático no informó que hubiera tenido alguna comunicación previa o relación personal con el ex juez supremo César Hinostroza.

2.      El Canciller ha dispuesto abrir de inmediato una investigación con relación a los hechos materia de la información.

3.      A partir de la fecha, el embajador César Enrique Bustamante Llosa dejará el cargo de Director General de Comunidades Peruanas en el Exterior y Asuntos Consulares y otros en los que haya sido designado.

Audios obtenidos en exclusiva por El Comercio ponen en evidencia que el ex juez supremo César Hinostroza Pariachi recurrió al embajador César Enrique Bustamante Llosa, director general de Comunidades Peruanas en el Exterior y Asuntos Consulares del Ministerio de Relaciones Exteriores. para que faciliten que él y su familia obtuvieran sus pasaportes diplomáticos con mayor rapidez.

En su edición  de hoy viernes El Comercio señala que según los registros, entre octubre del 2017 y marzo del 2018, Hinostroza llamó 23 veces a Bustamante y este último le hizo 11 llamadas al ex juez supremo. Es decir, dialogaron telefónicamente en al menos 34 oportunidades en un lapso de seis meses.

En uno de los primeros audios, del 27 de diciembre del 2017, Hinostroza llamó a Bustamante, a quien se dirige como “tocayito”. El ex magistrado habla sobre el trámite de su pasaporte y la situación en que se encuentra, ya que quería viajar a Estados Unidos. El diplomático le informa que solo falta la firma del pasaporte de su esposa, pero que el funcionario encargado de ello estaba fuera.

“Ya, dime. Entonces, la primera semana, si se firmara, ¿qué? ¿Cuál es el otro trámite? Tengo que ir al… a llenar una ficha en la embajada, ¿no?”, le pregunta Hinostroza.

Ante ello, Bustamante le responde que luego debe llenar una ficha por Internet y poner una foto electrónica, y que posteriormente él mismo se encargaría de enviar a su chofer para hacerle el trámite de la visa. “Una vez que se remita eso, este, nada. Eh, lo envío con mi chofer a que emitan la visa”, le dice Bustamante Llosa.

La conversación no queda allí. Hinostroza le vuelve a realizar otra consulta al embajador, pues asegura que quiere prever que sus documentos estén en regla ya que saldría de vacaciones entre febrero y marzo del 2018; por lo que no quería tener inconvenientes: “Cesítar, una consulta. De protocolo me dijeron que sacara el pasaporte como uno normal para que me pongan la visa de turismo allí. ¿Eso se puede hacer después, no?”.

Bustamante le responde que sí y que eso lo pueden hacer después. Luego le pide a Hinostroza que no se preocupe pues él mismo estaba detrás de su trámite. “Ya, no te preocupes por el tema, yo estoy atrás. Una vez que se firme eso, esté la nota, arrancamos con lo otro”, le asegura.

Ambos se despiden y quedan en almorzar la primera semana de enero para “conversar de algunas cositas”. “Ya, mi hermanito, perfecto”, se despide Hinostroza.

Suscríbase a nuestro boletín y reciba cada día un resumen de noticias en su correo electrónico.