Actualidad Internacionales

Coronavirus: Estados Unidos en Estado de Emergencia

Presidente de Estados Unidos, Donald Trump (captura video).

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunció este viernes la declaratoria del estado de emergencia nacional con el objetivo de frenar la pandemia del coronavirus y “para desatar todo el poder del gobierno federal.

Durante una ceremonia celebrada en los jardines de la Casa Blanca, en la que estuvieron presentes diversos representantes tanto del gobierno como del sector empresarial, el mandatario estadounidense explicó que ésta decisión permitirá “el acceso a 50,000 millones de dólares, una cantidad considerable de dinero para la lucha contra esta enfermedad”.

Coronavirus: Ahora, los infectados llegan a 38 en Perú

Trump instó a todos los hospitales a que activen “los programas de emergencia para que puedan atender las necesidades de la ciudadanía”. Se obviarán ciertas leyes de salud para responder al virus “Las órdenes de emergencia dan autoridad adicional a la Secretaría de Salud y Servicios Sociales para que se puedan obviar ciertas leyes y así dar a los médicos, hospitales y proveedores de salud flexibilidad para responder al virus y atender a los pacientes”, aseguró.

Con esta medida, el ejecutivo estadounidense permitirá “obviar leyes” para, entre otras cosas, “poner en práctica la telemedicina” y así no tener que exponer a los profesionales de la salud a los peligros de la pandemia.

Trump expresó su confianza en que se eliminen “los obstáculos de la atención de la gente” y prometió que “no se escatimarán recursos” para hacer frente a esta crisis sanitaria que está afectando tanto a Estados Unidos como a muchos otros países del mundo.

Trump, que en los últimos días también se ha reunido con representantes de varios laboratorios científicos, confirmó que la Casa Blanca ha firmado una “alianza con el sector privado” para agilizar el proceso de detección del coronavirus.

Solo deben someterse a las pruebas los que presenten síntomas

Sin embargo, advirtió que su administración no quiere “que la gente se someta al examen si no es necesario, solo si tienen síntomas”.

Gracias a esta colaboración con el sector privado, Trump espera llegar a los 5 millones de pruebas en menos de un mes, una cifra que, según dijo, es suficiente. “No creo que hagan falta tantas”, concluyó.

Alianza con Google

También mencionó que la compañía Google está desarrollando una plataforma para que los usuarios la puedan utilizar en caso de necesidad. Servirá para determinar si deben hacerse la prueba y a qué lugar pueden dirigirse.

“Google tiene 1.700 ingenieros; la meta es frenar la propagación del virus”, manifestó insistiendo en que no quiere causar alarmismo entre la población y que solo se deberán someterse a las pruebas del COVID-19 aquellos que presenten síntomas como fatiga, tos seca o fiebre.

Mencionó que la designación de personas como el vicepresidente Mike Pence para gestionar el brote o el cierre de fronteras con Europa ha ayudado a que el virus no se propague tan rápidamente.

“Con la acción colectiva vamos a superar la amenaza del virus. También anuncié -dijo Trump- suspender la entrada de personas que han estado en Europa en los últimos 14 días, ciudadanos estadounidenses y sus familiares serán sometidos a investigación adicional y a cuarentena voluntaria”.

Suscríbase a nuestro boletín y reciba cada día un resumen de noticias en su correo electrónico.