Actualidad Economía

Coronavirus: Experto reclama activación de proyectos de infraestructura

Experto Raúl Delgado pide evaluar la posibilidad de inicio de obras de infraestructura (Foto: Ministerio de Vivienda y Construcción y Saneamiento).
Raúl Delgado Sayán, presidente de Cesel Ingenieros.
Raúl Delgado Sayán.

Por el ingeniero Raúl Delgado Sayán, especialista en temas de infraestructura y del Sector Construcción.

La ingeniería y la construcción son actividades esenciales para el país, ya que de manera directa e indirecta influyen en el PBI y PEA (empleo formal), pero además atraviesa transversalmente todos los otros sectores de producción y servicios básicos.

Recientemente la ministra de la Producción, Rocío Barrios, detalló que el gobierno viene barajando que uno de los criterios para la reinserción de los sectores productivos son aquellas actividades que generen valor agregado a la economía nacional, y un segundo criterio son las actividades económicas que más aportan al fisco.

En la actualidad y frente a esta pandemia que vive el mundo y el país, la actividad constructora en general se encuentra totalmente paralizada. No ha habido tiempo de hacer un análisis más puntual del costo/beneficio, no solo económico sino también sanitario de parar o no determinadas obras importantes de infraestructura.

Un ejemplo típico son las carreteras en zonas apartadas, que son muy intensivas en maquinarias pesadas de construcción y bajas en concentración de mano de obra; que por lo demás tienen meticulosamente bien controlados y resguardados a sus trabajadores en cómodos campamentos con tópicos médicos y bien llevados por empresas formales de construcción, con protocolos de seguridad en el trabajo muy exigentes, y a los cuales se les puede adicionar aquellos de sanidad para este tipo de virus con rápida detección y evacuación de ser necesario.

Otro caso similar, y a modo de ejemplo, pudieron ser las tan demoradas y urgentes obras del Aeropuerto Jorge Chávez o las también muy intensivas obras en equipos pesados de construcción e incluso subterráneos como la Línea 2 del Metro. Aun estando estas dos últimas en la ciudad y dada su envergadura, se puedo explorar la posibilidad durante este aislamiento de proveer hospedaje y alimentación a sus trabajadores cerca de las obras con transporte directo en cada cambio de jornada.

Lea también en agendapais:

Coronavirus: Evite daños a sus ojos si usted en casa se sobreexpone a las pantallas

Proyectos Plan Nacional Infraestructura

A raíz de la conmoción mundial del Covid 19 y la caída de las Bolsas en el mundo y en el Perú, es previsible que las inversiones en el Sector Privado se posterguen y en contrapeso solo queda por tanto que el Sector Público realmente se reactive e incremente sustancialmente sus actividades, destrabando de inmediato todo lo trabado y colocando velocidad de crucero a las obras públicas que forman parte del conjunto de 52 proyectos del ya aprobado Plan Nacional de Infraestructura y las obras de impacto logístico y social de la Reconstrucción; entre otras.

La súbita parada de todo el Sector Construcción, afecta no solo al país sino a empresas de construcción, empleados, profesionales, técnicos, obreros; proveedores de equipamiento, de materiales e insumos en general con todo su entorno; a subcontratistas especializados; a empresas de Ingeniería y Supervisión de Obras y su entorno, que de improviso tuvieron que suspender actividades y en menos de  24 horas movilizarse a sus hogares. Muchos de ellos se encontraban en campamentos de obras en el interior del país y han tenido muy poco tiempo para dejar las obras a buen recaudo compatible con una prolongada y no programada paralización de actividades.

Sector Construcción: UCI

El reinicio de las actividades constructivas, cuando se disponga, no será rápido ni automático, porque requerirá de una removilización y recomenzar contactos con todos los proveedores, subcontratistas y demás que participan en la obra. Parafraseando en términos clínicos aplicable al momento actual que viven todos los que conforman el Sector Construcción, se puede afirmar que la actividad se encuentra en la UCI (Unidad de Cuidados Intensivos); por lo que requiere urgentemente oxigeno, liquidez inmediata y crédito a bajas tasas de interés y en plazos razonables, para no interrumpir su larga cadena de pagos, y menos aun generar un cuantioso desempleo al ser una actividad de gran empleo directo e indirecto.

Esperemos que en el tiempo que media hasta el 26 de abril,  fecha señalada por el ejecutivo para levantar el Estado de Emergencia por el Covid 19, permita evaluar la posibilidad de inicio de obras de infraestructura para no dilatar más el reinicio de estas necesarias obras para el país, y permita operar a las empresas del sector con el apoyo por parte del Estado y del Sistema Financiero.

El sector construcción en la parte de infraestructura si puede realizar el inicio de actividades, siempre y cuando se siga estrictamente el protocolo sanitario COVID-19 que ya existe.

Hay un enemigo mucho más grande que el COVID-19, el sismo de grado 9 a más que todos estamos esperando, y que de todas maneras va a llegar y para el cual si hay vacuna que la tienen los ingenieros y se puede aplicar.

Hagamos votos porque los encargados de las carteras que tengan que ver más directamente con el Sector Construcción, y con el apoyo de los delegados del Sector Salud, puedan dialogar con las Empresas que están trabajando estos proyectos importantes para acordar un plan que permita el reinicio de esta esencial actividad lo más pronto posible, con protocolos de sanidad  seguros para el personal que labore en estas obras  y que estos protocolos sean conducidos por las empresas respectivas de construcción con la máxima exigencia para que el Perú avance.

 

 

Suscríbase a nuestro boletín y reciba cada día un resumen de noticias en su correo electrónico.