Actualidad

Coronavirus: Hospitales de Lima al límite de admisión

La mayoría de los hospitales en Lima está próximo al límite de la atención que puede brindar a la población en riesgo (Foto: andina).

La mayoría de los hospitales en Lima está próximo al límite de la atención que puede brindar a la población en riesgo; la falta de ambientes destinados para la recepción y hospitalización de pacientes con síntomas de COVID-19 sería el principal problema.

De acuerdo a información de la Defensoría del Pueblo, en los hospitales Arzobispo Loayza, Cayetano Heredia, Dos de Mayo, Guillermo Almenara, Hipólito Unanue, Villa El Salvador, Voto Bernales, Luis Negreiros (Callao), entre otros, los pacientes que llegan por presentar síntomas de COVID-19, están en espera de una cama de hospitalización y en algunos casos habrían sido ubicados en sillas de ruedas, en las carpas para atención diferenciada, instaladas en los patios y/o cocheras, declaró Alberto Huerta, jefe de la oficina de Lima de la Defensoría del Pueblo.

De acuerdo a la versión del funcionario defensorial, preocupa que el personal asistencial, como médicos, enfermeras y técnicos, presente problema de salud, motivo por el cual, en los casos leves, se encuentran en aislamiento, y en los casos moderados y críticos, están hospitalizados, lo que representa una menor atención a los pacientes, en un momento de elevada presión, debido a que la mayoría de establecimientos de salud estaría contando con alrededor de 50 % menos de personal, incluyendo a los que recibieron licencia de labores por ser personas en riesgo.

Adicionalmente, el personal en funciones advirtió la carencia de equipo de protección personal (EPP), cuestionando la calidad de las mascarillas.

La Defensoría del Pueblo espera que se amplíe, en el más breve plazo, el número de camas, ambientes y el equipo médico para la atención de pacientes COVID-19. También, que se refuercen los establecimientos de salud de primer nivel, a fin de que no se congestione la atención en los hospitales de mayor complejidad resolutiva.

En su cuenta de Twitter el médico Alberto Gómez Meléndez, sin señalar el hospital donde labora, reporta:  “Balance de mi guardia nocturna: Hospital completamente abarrotado. No hay camas en UCI, ni ventiladores. Pacientes graves esperando un espacio. Llamadas de otros centros preguntando si podemos recibir sus pacientes. El escenario es claro: El Sistema ya llegó a su máxima capacidad. Si sigue aumentando la cifra de pacientes graves infectados que necesiten UCI o ventilación mecánica, simplemente no va a haber para ellos, vamos a seguir viendo gente falleciendo en la puerta del hospital La situación es similar en el sector privado. Por favor no salgan de sus casas”.

Callao

En otro pronunciamiento, la oficina de la Defensoría del Pueblo en el Callao recomendó a las autoridades del Hospital Luis Negreiros Vega de EsSalud, adoptar medidas urgentes para garantizar el abastecimiento de los implementos necesarios para que el personal pueda brindar servicios de forma segura a los pacientes, reduciendo al máximo las posibilidades de contagio.

Según la información recabada sobre este establecimiento de salud por la oficina de la Defensoría del Pueblo en el Callao, se habría evidenciado la escasez de camas frente a la alta demanda, la necesidad de un Plan de Contingencia para la Seguridad y Salud en el Trabajo, la demora en los trámites para la inhumación o cremación de los cadáveres de COVID-19, entre otros temas.

La oficina de la Defensoría del Pueblo en el Callao pidió a las autoridades del Hospital Luis Negreiros Vega de EsSalud establecer mejores canales de comunicación e información con sus trabajadores, y atender inmediatamente sus demandas para optimizar la atención en el centro de salud y garantizar la protección del personal.

La mayoría de los hospitales en Lima está próximo al límite de la atención que puede brindar a la población en riesgo; la falta de ambientes destinados para la recepción y hospitalización de pacientes con síntomas de COVID-19 sería el principal problema.

De acuerdo a información de la Defensoría del Pueblo, en los hospitales Arzobispo Loayza, Cayetano Heredia, Dos de Mayo, Guillermo Almenara, Hipólito Unanue, Villa El Salvador, Voto Bernales, Luis Negreiros (Callao), entre otros, los pacientes que llegan por presentar síntomas de COVID-19, están en espera de una cama de hospitalización y en algunos casos habrían sido ubicados en sillas de ruedas, en las carpas para atención diferenciada, instaladas en los patios y/o cocheras, declaró Alberto Huerta, jefe de la oficina de Lima de la Defensoría del Pueblo.

De acuerdo a la versión del funcionario defensorial, preocupa que el personal asistencial, como médicos, enfermeras y técnicos, presente problema de salud, motivo por el cual, en los casos leves, se encuentran en aislamiento, y en los casos moderados y críticos, están hospitalizados, lo que representa una menor atención a los pacientes, en un momento de elevada presión, debido a que la mayoría de establecimientos de salud estaría contando con alrededor de 50 % menos de personal, incluyendo a los que recibieron licencia de labores por ser personas en riesgo.

Adicionalmente, el personal en funciones advirtió la carencia de equipo de protección personal (EPP), cuestionando la calidad de las mascarillas.

La Defensoría del Pueblo espera que se amplíe, en el más breve plazo, el número de camas, ambientes y el equipo médico para la atención de pacientes COVID-19. También, que se refuercen los establecimientos de salud de primer nivel, a fin de que no se congestione la atención en los hospitales de mayor complejidad resolutiva.

Lea también en agerndapais:

Coronavirus: Infectados suman 92 273 y los fallecidos alcanzan 2,648

Callao

En otro pronunciamiento, la oficina de la Defensoría del Pueblo en el Callao recomendó a las autoridades del Hospital Luis Negreiros Vega de EsSalud, adoptar medidas urgentes para garantizar el abastecimiento de los implementos necesarios para que el personal pueda brindar servicios de forma segura a los pacientes, reduciendo al máximo las posibilidades de contagio.

Según la información recabada sobre este establecimiento de salud por la oficina de la Defensoría del Pueblo en el Callao, se habría evidenciado la escasez de camas frente a la alta demanda, la necesidad de un Plan de Contingencia para la Seguridad y Salud en el Trabajo, la demora en los trámites para la inhumación o cremación de los cadáveres de COVID-19, entre otros temas.

La oficina de la Defensoría del Pueblo en el Callao pidió a las autoridades del Hospital Luis Negreiros Vega de EsSalud establecer mejores canales de comunicación e información con sus trabajadores, y atender inmediatamente sus demandas para optimizar la atención en el centro de salud y garantizar la protección del personal.