Actualidad Internacionales

Cuba rechaza medida dispuesta por EE.UU. contra BFI

Presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel (Foto: presidencia.gob.cu).

El ministro de Relaciones Exteriores de Cuba,  Bruno Rodríguez Parrilla, rechazó  la nueva medida adoptada por el Departamento de Estado de EE.UU. contra el Banco Financiero Internacional de Cuba (BFI). “La inclusión de entidades en sus listas pretende reforzar un cerco económico que no ha podido destruir la Revolución Cubana en 62 años”, comentó el canciller cubano desde su cuenta de Twitter.

El Departamento del Tesoro de Estados Unidos hizo el anuncio en su página oficial al alegar que “beneficia desproporcionadamente” a los militares de la isla y ayuda a financiar la “injerencia” de La Habana en Venezuela, justo el día en el que se conmemora el aniversario 62 del triunfo de la Revolución cubana.

De esta forma, el BFI ingresa a la Lista Restringida de Cuba, que generalmente prohíbe las transacciones financieras directas con las entidades listadas.

“El BFI es un banco comercial controlado por los militares cubanos que se beneficia directamente de las transacciones financieras a expensas del pueblo cubano” mientras da “acceso preferente” a las empresas militares y estatales, declaró el secretario de Estado estadounidense Mike Pompeo en un comunicado.

Esta medida se produce en medio de versiones no desmentidas  de que el gobierno del presidente de EE.UU. Donald Trump, en sus últimos días al frente de la Casa Blanca, sopesa la posibilidad de volver a designar a la isla como Estado patrocinador del terrorismo, junto a Corea del Norte, Irán y Siria.

De concretarse este anuncio, Cuba sufriría trabas significativas a la inversión extranjera y podría obstaculizar la diplomacia con el presidente electo de Estados Unidos, Joe Biden, quien anunció que su Gobierno que se instala en17 días, recuperará la política de acercamiento a Cuba que impulsó Barack Obama.

“El 20 de enero, día en el que Biden asumirá el cargo de presidente de EE.UU.  se ha convertido en una fecha clave para los sectores de la actual administración interesados en torpedear cualquier acercamiento a Cuba. Desde hace meses, y más desde que Trump perdió las elecciones, Washington ha iniciado una carrera frenética por dejar a Biden el terreno lleno de obstáculos. En Cuba, en particular, han impuesto numerosas sanciones que van desde prohibir a los norteamericanos alojarse en hoteles del Estado a obligar al cierre de las más de 400 oficinas que la Western Union tenía en la isla, un duro golpe a las remesas que envían los emigrados. El objetivo es que cuando la nueva administración de los primeros pasos para retomar el camino planteado por Obama se encuentre con tantas minas que el paso será lento o impracticable”, señaló por su parte Mauricio Vicent en un artículo publicado hoy domingo en el diario el País de España.

Suscríbase a nuestro boletín y reciba cada día un resumen de noticias en su correo electrónico.