Actualidad

Litio: Declaran de interés nacional exploración y explotación del metal alcalino

El Pleno del Congreso aprobó, por mayoría, el dictamen de los proyectos 6195 y 7039, que propone la Ley que declara de necesidad, interés nacional y recurso estratégico la exploración, explotación e industrialización del litio y de sus derivados.

La decisión se tomó por 96 votos a favor, 5 en contra y 4 abstenciones. Enseguida fue exonerado del trámite de segunda votación con lo que quedó expedita para ser enviada al Poder Ejecutivo para su eventual promulgación.

La propuesta, en su primer artículo, declara de necesidad pública e interés nacional la exploración, explotación e industrialización del litio y sus derivados en el territorio nacional, con el propósito de garantizar su desarrollo sustentable; debido a que la comercialización del litio y de sus derivados constituyen recursos estratégicos para el desarrollo del país.

En su artículo 2, encarga al Poder Ejecutivo para que en el plazo de sesenta (60) días naturales de promulgada la presente ley, reglamente la declaratoria de recurso estratégico de la comercialización del litio y sus derivados, que garantice el desarrollo de la industria nacional en grado batería, y el procedimiento para el reciclaje de las baterías de litio.

El dictamen fue sustentado por la presidenta de la Comisión de Energía y Minas, Yessica Quispe Apaza (UPP), quien aseveró que, en el 2017, la empresa Platin Uranium reportó haber encontrado altos niveles de litio en el depósito de uranio que tiene en el distrito de Macusani, provincia de Carabaya, en Puno, lo cual se estimó como “un depósito de clase mundial”.

“Esta situación debe ser aprovechada para que se pueda fomentar que se instalen en nuestro país otras industrias que se dediquen a fabricar baterías de litio”, dijo Apaza, al enfatizar que la demanda siga creciendo de manera sostenida en los próximos años.

Preciso que el litio, al ser un mineral metálico, no es reactivo, por lo que puede ser explotado como cualquier recurso mineral, debido a que se encuentra ya regulado en la Ley General de Minería y normas conexas.

“Dada su alta demanda en el mercado mundial y al precio internacional, lo está llamando el oro blanco, por lo que es necesario que el Estado promueva la exploración, explotación e industrialización de este mineral. En los próximos años su demanda va a seguir incrementándose de manera sostenida y los precios van a ser rentables”, manifestó Yessica Apaza, al resaltar que ese recurso estratégico para el desarrollo nacional se encuentra en la provincia de Carabaya, en Puno, región a la que representa.