Actualidad Economía

De ripley: Compró casa con préstamo bancario pero la vendedora se niega a entregar el bien

Inmueble ubicado en el jirón Rodolfo Rutte Nº 771, urbanización Primavera, distrito Magdalena del Mar

Este es un caso a tener en cuenta en las operaciones de compra y venta de inmuebles y sobre todo va dirigido a aquellos que cancelan el precio acordado con la promesa de la entrega posterior de la propiedad. Tenga mucho cuidado que podría ser víctima de la comisión del delito contra el patrimonio como aparentemente sucedió con el ciudadano Alfonzo Muñoz Canales.

Muñoz Canales, de profesión Contador Público,  pidió un préstamo dinerario por US$ 258,001.30 dólares americanos al Banco Continental y con ese dinero, previa hipoteca, el 15 de setiembre de 2015 compró el inmueble ubicado en el jirón Rodolfo Rutte Nº 771, urbanización Primavera, distrito Magdalena del Mar (primer y segundo piso) de propiedad de Lileya América Galdos Rodríguez y tras celebrar un contrato de compraventa en la Notaría Clara Carnero Avalos convino con la vendedora la entrega del inmueble no más allá del 31 de diciembre de 2015. Pasó esa fecha y a pesar de las múltiples exigencias la expropietaria no cumplió con el acuerdo contractual, tiene la posesión de la propiedad y se niega a desocuparela.

A fin de hacer valer su derecho a la propiedad, Alfonzo Muñoz Canales recurrió al Poder Judicial que en primera instancia, ratificada en segunda instancia, ordenó a Lileya América Galdos Rodríguez restituir el inmueble a su legítimo propietario en el término de seis días después de la respectiva notificación. La expropietaria apeló en ambos fueros y en última instancia recurrió en casación a la Suprema. Vea en éste enlace la resolución de primera instancia: 

A la fecha el Contador Público, pese a no haber disfrutado de un sólo día de su propiedad honra sus deudas y cumple con pagar la hipoteca al Banco, los arbitrios municipales, además de los servicios de agua y energía eléctrica.  Esta es la historia narrada por el propio agraviado:

El caso

Alfonzo Muñoz Canales contó que su vía crucis se inició cuando por Escritura Pública de fecha 15 de setiembre del 2015, ante Notario Público, constituyó una hipoteca a favor del Banco Continental por la suma de US$ 258,001.30 dólares americanos, formalizando el contrato de compra venta entre la vendedora Lileya América Galdos Rodríguez y Alfonzo Muñoz Canales.

“Mediante este acto jurídico efectuado por Escritura Pública de compra y venta -señala Muñoz Canales-, compré la vivienda ubicada en el Jr. Rodolfo Rutte N° 771, Urbanización Primavera, distrito de Magdalena del Mar, que se encuentra inscrito en la Partida Electrónica N° 11062451 del Registro de Propiedades Inmuebles de Lima”, acotó.

Explicó que el valor del inmueble, cotizado en US$ 258,001.30 dólares americanos, fue entregado con cheques de gerencia del BBVA Continental N° 34016 y 34017 a nombre de la vendedora Lileya América Galdos Rodríguez, de acuerdo a lo pactado.

“Lo increíble del asunto es que la vendedora (Lileya Galdos Rodríguez) nunca me entregó el bien inmueble que había adquirido, a pesar que en la Notaría se hizo entrega de los cheques respectivos por la compra de dicha vivienda, generándose todo un problema y una modalidad nueva de estafa, por lo que la he demandado ante el Poder Judicial por desalojo”.

Entrega de la propiedad

El agraviado refiere qué en la Escritura Pública, en la cláusula novena se acordó que “la entrega del inmueble señalado en la segunda clausula (dirección de la propiedad), por mutuo acuerdo debió entregarse el 31 de diciembre del 2015, y ha pasado el tiempo en demasía y todavía no puedo ocupar mi propiedad porque quien me vendió no quiere hacer entrega del inmueble”, manifestó.

Desde la fecha de la compra-venta hasta la actualidad, han transcurrido 6 años, plazo que ha culminado en total exceso y que, pese a los requerimientos verbales y formales mediante sendas cartas notariales, e inclusive habiéndose requerido ante un Centro de Conciliación Extrajudicial, la vendedora (Lileya Galdos Rodríguez), ha hecho caso omiso a todo emplazamiento previo para la entrega del bien inmueble.

Demanda de desalojo

Esta situación obligó al agraviado (Alfonzo Muñoz) ha interponer una demanda judicial contra Lileya Galdos Rodríguez, con el fin de desalojarla  y restituir a su favor el inmueble. Desde mayo de 2018  hasta la actualidad, el caso se encuentra en la Sala Civil Transitoria de la Corte Suprema, expediente: Casación 1805-2018, Materia: desalojo por ocupación precaria. (Los magistrados vieron la causa en marzo del 2020 y el caso està pendiente de resolución).

En paralelo Muñoz Canales ha denunciado a Lileya América Galdós Rodríguez ante el Ministerio Público, por la presunta comisión del delito contra el Patrimonio  (Usurpación) abriéndose la Carpeta Fiscal Nº 745-2019.

Daños y perjuicios

“Esta persona en el colmo de los hechos trata de apoderarse de todo el inmueble obstaculizando el ingreso al tercer piso, donde tengo acondicionado una oficina; para ello ha colocado una chapa tranca, con la cual en muchos casos la persona que he contratado para que se quede en ese ambiente, a fin de resguardar mi propiedad, en el tercer piso que dicho sea de paso tiene escalera independiente, tiene muchos problemas de acceso”, puntualizó Muñoz Canales.

Además de tener que padecer todos estos problemas, muchas veces le han cortado el fluido eléctrico, hechos que han sido denunciados ante la Comisaría del sector, donde obran sendas denuncias.

“Durante los cinco últimos años, la denunciada, se ha dedicado a hostigarme de manera permanente de diversas formas; y en todo este tiempo transcurrido he tenido que seguir pagando la hipoteca a favor del banco, así como todos los servicios como arbitrios, agua, luz; lo que me ha generado problemas sicológicos, de salud y de dinero”,  menciona Muñoz Canales.

Finalmente Muñoz Canales se mostró confiado que la Corte Suprema ponga término a ésta injusticia y confirme en casación la resolución de primera y segunda instancia  que declaró fundada la demanda de desalojo del inmueble y ordenó a Lileya América Galdos Rodríguez cumpla con restituir el inmueble ubicado en jirón Rodolfo Rutte Número 771, urbanización Primavera, distrito Magdalena del Mar (primer y segundo piso), dentro de seis días del envío de la notificación.  Vea en este enlace la resolución de segunda instancia: