Actualidad Politica

Fiscal de la Nación ratifica fundamentos que dieron lugar al voto contra dos miembros de la JNJ

La Fiscal de la Nación, Zoraida Ávalos, ratificó la noche del sábado los Fundamentos de voto en discordia con relación a los postulantes a la Junta Nacional de Justicia, Marco Tulio Falconí Picardo y Henry José Ávila Herrera.

A través de su cuenta en redes sociales, Zoraida Ávalos aseguró que la Fiscalía de la Nación no tuvo conocimiento previo del comunicado divulgado por la Comisión Especial de la Junta Nacional de Justicia en torno a la bonificación de puntaje (10 %) que recibió Marco Tulio Falconí en los exámenes de selección de integrantes, por haber presentado documentos que confirman que fue licenciado de las Fuerzas Armadas.

Es por ello que, sobre la base de estos argumentos jurídicos, los certificados del Ministerio de Defensa y la Declaración Jurada presentada al momento de su postulación, la Comisión le otorgó al mencionado postulante el porcentaje previsto en las Bases del Concurso.

“No aptos”

Ávalos  Rivera, votó en contra de la elección de Marco Tulio Falconí Picardo y Henry José Ávila Herrera como miembros de la Junta Nacional de Justicia (JNJ) al considerarlos “no aptos” para el cargo.

En el fundamento de su voto en discordia, la titular del Ministerio Público señaló que coincide parcialmente con el voto mayoritario respecto de la trayectoria profesional y la proyección profesional de Falconí Picardo.

Sin embargo, afirmó que en su entrevista personal el electo integrante “no tuvo claridad para proponer medidas concretas y urgentes” orientadas a la mejora de Junta Nacional de Justicia (JNJ).

En las respuestas brindadas en la entrevista “no se observó la identificación y menos la absolución sobre presuntos cuestionamientos” en su contra, valoró Ávalos Rivera.

“El postulante, agregó,  utiliza cifras y cálculos sin sustento técnico relativizó los criterios para la determinación de posibles casos de conflictos de intereses”.

En cuanto al candidato Henry Ávila Herrera, la discrepancia corresponde únicamente al rubro de solvencia e idoneidad. La magistrada cuestionó que hayan sido valorados positivamente el hecho de haber rechazado un ofrecimiento económico y el haber “aclarado” un potencial conflicto de intereses.

El “rechazo de una dádiva de ninguna manera la podemos considerar como un mérito, por cuanto es la conducta que se espera de todo funcionario o servidor público e incluso de todo ciudadano”, consideró Ávalos, para uego agregar: “de las respuestas brindadas por el postulante se advierte que no logra distinguir situaciones en las que se podrían presentar” conflictos de intereses.

Aquí el texto del comunicado:

[Vea el Comunicado de la Comisión Especial de selección de la Junta Nacional de Justicia]