Actualidad

INSN: Peruano radicado en EEUU dona láser para evitar que neonatos con retinopatía pierdan la visión

Peruano radicado en EEUU dona láser para evitar que neonatos con retinopatía pierdan la visión (Foto: INSN).

Carlos Sánchez Sánchez, médico pediatra peruano, oriundo de Cusco y que radica en Estados Unidos hace 50 años, donó al Instituto Nacional de Salud del Niño, a través de la fundación que preside en San Diego, California, un equipo médico de última  generación que evitará que los neonatos que nacen con problemas de retinopatía de la prematuridad,  pierdan la visión al término de un tratamiento especializado.

 Carlos Sánchez Sánchez, médico peruano que radica en Norteamérica.Este nuevo equipo, indispensable para evitar la ceguera irreversible en la población pediátrica en los niños prematuros, reemplazará al antiguo láser diodo del Servicio de Oftalmología del INSN, que después de más de 10 años de uso presentó fallas reportadas en agosto del 2019, razón por lo que fue dado de baja en noviembre del 2019.

Enterado de la situación, el médico peruano que en los últimos años ha participado en campañas de salud a favor de distintos sectores de la población, decidió trasferir  los fondos necesarios desde Estados Unidos al Instituto Nacional de Salud del Niño  para la compra inmediata del  Laser Diodo, que esta valorizado en 126,851.25 Soles.

El ROP

La Retinopatía de la Prematuridad (ROP) es considerada como las principales causas de baja visión y la primera causa de ceguera irreversible en la población pediátrica. Se estima que más de 50.000 niños en el mundo llegarán a la ceguera y de estos niños la mitad viven en América Latina, lo cual resulta alarmante.

En el Perú La ROP es una causa principal de ceguera en la infancia en nuestro país, por lo que un tratamiento adecuado y oportuno previene el alto costo económico, social y familiar. La presencia de un niño con Retinopatía de la prematuridad se considera una emergencia que debe ser tratada a la máxima brevedad posible, dado el alto riesgo de ceguera y por lo tanto discapacidad que podría originar.

En el Instituto Nacional de Salud del Niño el servicio de Neonatología cuenta con UCIN (Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales) y cuidados intermedios con un total de 10 camas-incubadoras, mensualmente se reciben un promedio de 10 recién nacidos pretérmino es decir aproximadamente 100 anual, por lo que en los últimos años se ha registrado un incremento en el número de atenciones de pacientes prematuros. Todos los niños prematuros presentan el riesgo de desarrollar ROP.

Al ser un centro de referencia a nivel nacional el servicio de Oftalmología también recibe por consulta externa una gran cantidad de niños para el tamizaje, diagnóstico y tratamiento de la enfermedad y sus posibles secuelas; además también se realizan interconsultas intrahospitalarias de otros servicios y extramurales de otros hospitales de Lima y otras provincias del Perú (por Telemedicina), buscando sobretodo tratamiento.

El equipo

Recibimiento de equipo médico de última generación que evitará que los neonatos que nacen con problemas de retinopatía de la prematuridad (Foto: UNSN).
Recibimiento de equipo médico de última generación que evitará que los neonatos que nacen con problemas de retinopatía de la prematuridad (Foto: UNSN).

“Es un equipo que sirve para hacer tratamiento de retinopatía de la prematuridad, una afección que debe ser tratada rápidamente, porque es una causa de ceguera irreversible en niños prematuros, estamos hablando de personas que se van a quedar ciegas toda su vida, con consecuencias individuales, familiares, comunitarias y sociales; por eso es importante prevenir la ceguera”, manifestó  Carolina Marchena Sosa, oftalmóloga pediatra del INSN.

Normalmente, explicó la profesional, el desarrollo vascular de la retina se realiza hasta las 40 semanas, si el bebé nace antes el desarrollo todavía no se ha completado, muchas veces se crean vasos anormales que tracciona la retina y si no se detiene a tiempo ocasionará que se desprenda.

En el INSN se atienden alrededor de 120 pacientes prematuros al año, de ellos varios presentan esta afección a la retina. “Este problema no es muy frecuente, pero como somos un instituto de referencia nacional y contamos con un servicio de Neonatología que maneja casos muy complejos, si tenemos un número importante de pacientes que presentan retinopatía de la prematuridad”, señaló  Marchena Sosa.

El moderno equipo láser diodo, además de tratar la retinopatía de la prematuridad también permite operar glaucomas congénitos refractarios con micro pulso y tiene la opción de hacer dacriocistorrinostomia, operación de vía lagrimal con láser.

Sobre el filántropo

Carlos Sánchez también es autor del  libro  “El Holocausto de todo los tiempos”; cuya temática gira en torno de los gobernantes Incas, en donde desde una visión introspectiva logra tener una conversación con cada gobernante Inca, la obra  se encuentra disponible en la primera Biblioteca Pre Incaica Kuntursoul (Alma del Cóndor) cuyo presidente es el profesor universitario Rafael Sifuentes García, encargado de proporcionar gratuitamente la versión digital de “El Holocausto de Todos los Tiempos”.