Actualidad

Loreto: Fusiles Galil similares a los robados en el 2016 estaban en poder de narcos

Fusiles Galil encontrados en poder de narcos (Foto:CCFFAA).

Dos fusiles Galil de fabricación israelí, similares a las armas de guerra sustraídas en el 2016  en una base de la Quinta Región Militar, en Iquitos, fueron encontrados en un laboratorio de droga clandestino intervenido por las fuerzas especiales de las Fuerzas Armadas y de la Policía Nacional del Perú  en el centro poblado de Santa Elena de Imasa, distrito de San Pablo, provincia de Mariscal Ramón Castilla, en Loreto.

Junto a los fusiles de asalto Galil, las fuerzas del orden encontraron fusiles HK y AR,  una escopeta de caza calibre 12 semiautomática de ocho cartuchos y diferentes tipos de balanzas. Los fusiles estaban totalmente abastecidos.

Fusiles Galil encontrados en poder de narcos (Foto:CCFFAA).
Fusiles Galil encontrados en poder de narcos (Foto:CCFFAA).

El antecedente

En enero del 2016, a raíz de un inventario del material militar en el campamento militar Quistococha, carretera Zungarococha, en Iquitos, se descubrió la desaparición de 18 fusiles de guerra Galil, de fabricación israelí del  Batallón de Material de Guerra 115 (Polvorín).

Por este caso, (indicios de responsabilidad en la comisión de los delitos de desobediencia y sustracción por culpa, previstos y penados en los artículos 117° y 137° del Código Penal Militar Policial respectivamente), la Justicia Militar Policial del Oriente dictó prisión para varios militares entre ellos el teniente coronel Rudy Garibay Alguiar, el teniente Miguel Ángel Quiroz Gonzáles, el técnico de segunda Miguel Flores Pastor y el suboficial de segunda, Adrián Tello Huamán.

Los agentes de la Dirección de Criminalística de la Policía Nacional (Divincri), encargados de las investigaciones, sustentaron la hipótesis de que las armas habían sido robadas para ser vendidas a las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), bandas de narcotraficantes o  asaltantes de lanchas que surcan por los ríos de la amazonía.

FF.AA. y PNP realizan operativo conjunto antidrogas en la frontera de Loreto

El hallazgo de las armas, de comprobarse que forman parte del lote de 18 fusiles israelíes robados hace cinco años, permitirá a los agentes de la DIVINCRI trabajar en nuevas hipótesis de investigación, entre ellas por ejemplo como llegaron a manos de estos narcotraficantes, cuanto pagaron por ellos, quienes fueron sus proveedores y donde se encuentran los otros fusiles robados.  Los  fusiles Galil solo se comercializan a través de acuerdos entre Estados.

La operación

De acuerdo a una nota informativa de la Oficina de Prensa e Imagen Institucional del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas, en la intervención al laboratorio de droga clandestino participaron  personal del Comando Operacional de la Amazonía del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas y de la Dirección Antidrogas de la Policía Nacional (DIRANDRO), además de un representante de la Fiscalía Especializada en Delitos de Tráfico Ilícito de Drogas de Iquitos. Todos ellos arribaron a la zona a bordo de una lancha de interdicción.

En la zona de operaciones se halló una infraestructura rústica de madera y un laboratorio clandestino de procesamiento de pasta básica de cocaína de 20 x 15 metros aproximadamente, dentro del cual se encontró nueve cilindros de plástico con capacidad de sesenta galones cada uno, que contenían gasolina mezclada con otras sustancias químicas y diez cilindros de plástico con capacidad de sesenta galones cada uno, con restos de hoja de coca picada en proceso de elaboración de droga.

Asimismo, se halló una prensa artesanal de madera, un costal de sulfato de amonio, un tanque de plástico con gasolina, un cilindro de plástico con amoniaco, un costal con permanganato de potasio, sulfato de amonio y hoja de coca.

Durante la intervención, se extrajeron muestras de las sustancias químicas impregnadas en ollas y tápers con adherencia de pasta básica de cocaína y se procedió a la destrucción e incineración del laboratorio clandestino, sustancias químicas y enseres.

El material incautado entre ellos los cuatro fusiles de asalto abastecidos, los dos Galil, el HK y el  AR y la escopeta de caza calibre 12 semiautomática de ocho cartuchos, fue trasladado a las instalaciones del Departamento de Investigaciones de la DIRANDRO con sede en Iquitos, para luego ser puesto a disposición del Ministerio Público.

Parte de los insumos encontrados en una intervención contra el TID (Foto: CCFFAA).
Parte de los insumos encontrados en una intervención contra el TID (Foto: CCFFAA).

 

Suscríbase a nuestro boletín y reciba cada día un resumen de noticias en su correo electrónico.