Actualidad Vídeos

Niño muere tras caer a pozo de 80 metros de profundidad en el Cercado de Lima

Bomberos en acción (Foto: Agencia andina).

Un niño de dos años de edad murió ahogado tras caer por un pozo de 20 centímetros de diámetro y una profundidad de unos 80 a 100 metros mientras paseaba con sus padres en el parque de la calle Arturo Castillo de la urbanización Roma, Cercado de Lima.  El pequeño se cayó al pisar la tapa mal colocada que cubría el pozo y que estaba oculta entre el césped y la maleza.

Agentes del Servicio Nacional de Búsqueda y Salvamento Terrestre (USAR Perú) y del  Escuadrón de Rescate de la Policía Nacional del Perú llegaron al lugar del incidente al igual que miembros del Cuerpo General de Bomberos Voluntarios del Perú, quienes intentaron rescatar a la criatura, ante la posibilidad de que se encontraría con vida.

La idea era llegar con oxígeno al menor mientras una máquina retroexcavadora removía la tierra para facilitarles el ingreso. La labor se dificultó debido a que el suelo era inestable y lo que se buscaba era evitar que la tierra entierre al menor.

El jefe territorial del Cuerpo General de los Bomberos para Lima y Callao, comandante Mario Casaretto, informó que los “hombres de rojo”  introdujeron al pozo cámaras especiales para ubicar al menor y que se hizo un tendido de una línea de aire para suministrar oxígeno en la parte baja.

Seis horas después de ardua labor, los bomberos informaron el deceso del menor por ahogamiento. “El niño se ahogó con el agua del pozo, ya que el nivel llegó al metro y medio de altura”, señaló el comandante general de los Bomberos, Larry Lynch a los periodistas que a través de sus estaciones de televisión transmitían en vivo las labores de rescate.

Imagen

     Foto. Mininter

El pozo

El pozo formó parte de un antiguo canal de regadío y según aseguró el Servicio de Agua Potable y Alcantarillado de Lima (Sedapal)  no forma parte de la infraestructura que administra.

“El forado al que cayó el niño no corresponde a la infraestructura administrada por Sedapal. El pozo piezométrico administrado por la institución se encuentra a tres metros de donde ocurrieron los hechos”, señaló la empresa estatal de agua y alcantarillado  en un comunicado.