Actualidad Internacionales

ONU está contra cualquier escalada en Venezuela

El Consejo de Seguridad permanece dividido en el tema Venezuela (Foto: ONU)

El Consejo de Seguridad  de la ONU permanece dividido en cuanto a Venezuela, según se observó en una sesión convocada por Rusia para discutir el intento de incursión armada ocurrido en las costas venezolanas el pasado 3 de mayo. Rusia presentó un proyecto de declaración rechazando cualquier amenaza o uso de la fuerza contra el país sudamericano. La ONU llamó nuevamente a reanudar las negociaciones políticas.

“Seguimos convencidos de que la negociación entre los principales actores políticos de Venezuela es la única vía para salir de la actual crisis. De cara a la pandemia de COVID-19, es más urgente que nunca un acuerdo que fortalezca la gobernanza democrática con respeto de los derechos humanos y del estado de derecho”, afirmo este miércoles la secretaria general adjunta de las Naciones Unidas para Asuntos Políticos y de Mantenimiento de la Paz.

Rosemary Dicarlo se dirigió a los miembros del Consejo de Seguridad de la ONU en una reunión virtual solicitada por Rusia para discutir el intento de incursión armada del 3 y 4 de mayo en las costas venezolanas, llamada “Operación Gedeón” y atribuida por el Gobierno de Venezuela a Colombia y Estados Unidos.

La responsable de asuntos políticos afirmó que Venezuela se halla en una crisis de larga data que sólo los venezolanos pueden resolver y, tras instar a todos los actores políticos relevantes a restablecer las negociaciones, urgió a todos los Estados miembros a apoyar esta exhortación.

Dicarlo se refirió a la carta del Gobierno de Venezuela al Consejo de Seguridad en que denunció que “grupos armados de mercenarios y terroristas organizados, entrenados, financiados y protegidos por los Gobierno de Colombia y Estados Unidos” habían entrado ilegalmente al territorio venezolano con la intención de cometer actos criminales y asesinatos selectivos, incluido el del presidente Nicolás Maduro.

Recordó que el 4 de mayo el Secretario General se pronunció contra cualquier escalada en Venezuela y reiteró que la forma de resolver la crisis es “el diálogo político y el respeto de los derechos humanos”, una posición que la ONU mantiene.

Rusia: Es un acto de agresión que debe ser condenado

El embajador alterno de Rusia ante la ONU, Dmitry Polyanskiy, responsabilizó a Estado Unidos del intento de incursión y dijo que las armas confiscadas por el Ejército venezolano a los agresores tenían la intención de que “fueran usadas para desencadenar el caos y dañar infraestructura crítica, al igual que las instituciones del Estado”.

“Este es un acto de agresión y debe ser condenado”, puntualizó el diplomático, recordando que el Gobierno de Venezuela ha advertido muchas veces de la preparación de ataques armados y del entrenamiento de grupos paramilitares en países vecinos.

Lea también en agendapais:

https://agendapais.com/?s=Venezuela

Recordó que Estados Unidos “tiene una historia de trato a los países latinoamericanos como su patio trasero”. “Hoy, Venezuela está en el menú”, señaló el representante ruso.

Informó que presentaría al Consejo un borrador para una declaración de prensa rechazando cualquier amenaza o uso de la fuerza, como lo estipula la Carta de las Naciones Unidas. El texto también condena el uso de mercenarios y pugna por una solución dialogada entre todos los venezolanos en el marco de su Constitución.

Acusaciones fantasiosas contra Estados Unidos

La representante de Estados Unidos, por su parte, negó cualquier participación de su país en los hechos del 3 y 4 de mayo en Venezuela y aseveró que la reunión de hoy era una pérdida de tiempo.

Kelly Knight Craft dijo que la carta del Gobierno de Venezuela al Consejo es “una larga compilación de acusaciones fantasiosas indemostrables y falsas”, y lamentó que por segunda ocasión en el mes, Rusia consintiera “el hábito recurrente del régimen de culpar a otros de sus lamentables decisiones”.

Enfatizó que Estados Unidos no cooperará con esos intentos de eludir responsabilidades.

Acusó al Gobierno venezolano de atropellos a los derechos humanos y de intentar de distraer la atención con este supuesto intento de golpe de Estado.

“Estados Unidos no entró a Venezuela y rechaza categóricamente cualquier afirmación de lo contrario”, puntualizó la embajadora, añadiendo que los únicos países que interfieren en Venezuela son Cuba y Rusia.

Nota original publicada en web de la ONU

 

Suscríbase a nuestro boletín y reciba cada día un resumen de noticias en su correo electrónico.