Actualidad Politica

Pilar Mazzeti espera sanción y afirma que seguirá trabajando por el país

Pilar Mazzetti, ex ministra de Salud, fue parte de la sesión de la Comisión Permanente y cuestiona el informe final emitido sobre el caso ‘Vacunagate’. Ella asegura que, independiente de la sanción, no dejará de trabajar a favor del Perú, sin importar el lugar donde esté.

“La magnitud del trabajo realizado desde el año pasado no se condice con la propuesta de sanción, no se advierte siquiera sentido de proporcionalidad y refleja, en realidad, disculpen, un fenómeno de arrastre en un contexto político enraizado donde parece primar el interés por aplicar sanciones a otros involucrados. Independientemente de este proceso y de cualquier sanción que se pretende imponer, seguiré trabajando por mi país donde quiera que esté”, declara Pilar Mazzetti.

Pilar Mazzetti: "El reto que tenemos no permite divisiones, zancadillas ni  ineficiencias" | Noticias | Agencia Peruana de Noticias Andina
Pilar Mazzetti se vacunó ilegalmente con las muestra de Sinopharm.

Caso ‘Vacunagate’ de Pilar Mazzetti

Pilar Mazzetti es parte de la evaluación este jueves en la Subcomisión de Acusaciones Constitucionales. Su sanción parece ser de ocho para ejercer cualquier cargo público por su vínculo con el caso ‘Vacunagate’. Asimismo, la sanción recomendada es de diez años para Martín Vizcarra y un año a Elizabeth Astete.

Para Mazzeti, esta evaluación no se ha dado de forma integrada y tampoco valora los esfuerzos realizados. Eso sí, indica que siente está pagando el precio político por la inoculación irregular que recibió al tener el cargo.

“He reconocido y pagado el precio político, he pedido disculpas, pero de ahí a decir que no se ha protegido los intereses nacionales y no se ha trabajado al servicio de la Nación hace ver que no se ha evaluado en forma integrada la situación y, sobre todo, la magnitud de los esfuerzos realizados y se ha pasado por encima de los resultados obtenidos”, sostuvo.

“Igualmente se tipifica con exactitud las infracciones constitucionales supuestamente cometidas y el daño supuestamente ocasionado a la población al hacer uso de una vacuna. En un momento ya se había consolidado la dación para un primer millón de vacunas para nuestro personal”, agrega Pilar Mazzetti.