Actualidad Educación

PUCP: Autoridades eclesiásticas esperan transición ordenada

Las autoridades eclesiásticas en el país de la Pontificia Universidad Católica del Perú  (PUCP) instaron hoy a la comunidad universitaria del claustro  y al público en general,   a buscar una solución institucional al actual problema, “escuchándonos los unos a los otros, discerniendo y caminando juntos como corresponde”.

“Una transición ordenada, transparente y respaldada en las normas del Estatuto, pondrá en evidencia la valía de la Pontificia Universidad Católica del Perú, que sabrá salir dignamente de esta encrucijada”, señalaron en un pronunciamiento los obispos días después de la renuncia del rector Marcial Rubio Correo como consecuencia de las protestas estudiantiles por cobros indebidos (moras por demora en el pago de pensiones de enseñanza).

El documento lleva la firma de Miguel Cabrejos Vidarte, Arzobispo Metropolitano de Trujillo y actual presidente de la Conferencia Episcopal Peruana, en su condición de Vice Gran Canciller de la PUCP y de representantes de la Conferencia Episcopal peruana

También de Norberto Strotmann, MSC Obispo de Chosica,  Robert Francis Prevost, OSA Obispo de Chiclayo, Salvador Piñeiro García – Calderón

Arzobispo Metropolitano de Ayacucho y del Cardenal Pedro Barreto Jimeno, SJ Arzobispo Metropolitano de Huancayo y Antonio Santarsiero Rosa, OSJ. Obispo de Huacho. Este es el documento suscrito por los obispos:

        “LA LUZ BRILLA EN MEDIO DE LAS TINIEBLAS”

El Vice Gran Canciller y la Comisión Episcopal para la Pontificia Universidad Católica del Perú, ante los lamentables acontecimientos acaecidos en esta querida Universidad, se dirigen a la Comunidad Universitaria y al público en general, para expresar lo siguiente:

En las circunstancias actuales es preciso tener presente el lema de nuestra Universidad, legado por el fundador de esta casa de estudios: “La luz brilla en medio de las tinieblas” (Jn 1,5).

A la luz de la palabra evangélica, expresamos nuestro profundo rechazo a las acciones que causaron daños a los miembros de la comunidad universitaria y a tantas familias. Tenemos conocimiento que la reparación económica está en curso y debe continuar hasta lograr una solución justa para todos los afectados.

Con esperanza y orientados por los valores evangélicos, instamos como obispos a buscar una solución institucional al actual problema, escuchándonos los unos a los otros, discerniendo y caminando juntos como corresponde a esta Comunidad Universitaria.

Una transición ordenada, transparente y respaldada en las normas del Estatuto, pondrá en evidencia la valía de la Pontificia Universidad Católica del Perú, que sabrá salir dignamente de esta encrucijada.

Lamentamos los hechos de violencia que se han suscitado. Una postura institucional que nos compromete a todos, ajena al apasionamiento violento, debe ser el mejor testimonio que, en este momento podemos brindar al Perú, de nuestra identidad Pontificia y católica.

 

Lima, 12 de diciembre de 2018

Suscríbase a nuestro boletín y reciba cada día un resumen de noticias en su correo electrónico.