Publicidad

Actualidad Politica

Salaverry: Ley de Financiamiento de partidos es nefasta; no firmaré autógrafa

El presidente del Congreso, Daniel Salaverry, actualmente con licencia partidaria, volvió a marcar públicamente sus diferencias con Fuerza Popular, al declarar su total oposición  a la ley de financiamiento de partidos políticos aprobada el miércoles  último con los votos mayoritarios de su agrupación política.

“Ley de Financiamiento ilegal de partidos es NEFASTA. No solo le hace un daño terrible al país, sino también, afectará negativamente cualquier pretensión política a futuro de quienes se beneficien con ella”, escribió en su cuenta de twitter, para anunciar que no firmará la autógrafa de la norma. “No firmaré autógrafa y someteré a votación la reconsideración planteada”, precisó el titular del Legislativo.

El jueves, durante su discurso en la Conferencia Anual Internacional por la Integridad. el presidente Martín Vizcarra  preguntó “¿A quién o a quiénes se busca beneficiar con esta norma aprobada por el Congreso? ¿Cuál es la intención de aprobar una norma de este tipo que, además, tiene que ver con una de las preguntas del referéndum, a solo tres días de realizarse la consulta popular?”, antes de anunciar que observará la ley aprobada por el Pleno.

Hoy, el ministro de Justicia y Derechos Humanos, Vicente Zeballos, sostuvo que la ley que reduce las penas para castigar el financiamiento ilegal en los partidos políticos parece ser “teledirigida” y muestra contradicciones de índole penal.

“Lamentamos que el Parlamento siga incurriendo en este tipo de deficiencias, no es la primera vez. El propio Tribunal Constitucional sugirió que normativas así deben pasar por amplio debate, esa fase deliberativa no se dio”, comentó.

Para el ministro hay contradicciones de índole penal, al imponer penas menores a la figura de lavado de activos y “lo más grave” es que propone un nuevo tipo penal: el financiamiento ilegal. “De aprobarse entraría a regir de la promulgación para adelante, todos los hechos acontecidos con anterioridad no encajarían en el nuevo tipo penal y estarían exceptuados de su aplicación. Pareciera ser una norma teledirigida a una circunstancia específica”, precisó el titular de Justicia.

A criterio de penalistas como Carlos Caro y Vladimir Padilla, a la norma., en caso sea promulgada en el Pleno, podrán acogerse –a través de la retroactividad penal benigna– los actuales políticos investigados por la fiscalía por haber recibido aportes a sus campañas electorales (2006 y 2011).

“El Congreso ha establecido una modalidad con menores penas que el lavado de activos. Ellos podrían alegar que la financiación ilegal no era delito hasta el 2018 y, aun si fuera delito en el pasado, se aplicaría la nueva legislación y eso implicaría la pena atenuada”, explicó Carlos Caro.

Suscríbase a nuestro boletín y reciba cada día un resumen de noticias en su correo electrónico.