Actualidad

Sanguinetti: en principio “hay que dar” asilo a Alan García

El expresidente de Uruguay, Julio María Sanguinetti, se pronunció a favor de que el gobierno de Tabaré Ramón Vázquez Rosas conceda en principio el asilo que solicita el expresidente Alan García, quien se encuentra desde el sábado en la noche en el interior de la residencia del embajador

Carlos Alejandro Barros en Lima, aunque aclaró que “otorgar el asilo no significa que se deba conceder un salvoconducto para que el exmandatario viaje a tierras uruguayas.

Sanguinetti sostuvo que “el asilo inicial prima facie hay que darlo porque esa es la tradición del país” y que más adelante se deben “analizar las circunstancias” sobre “si hay o no condiciones de garantía”.

El exmandatario expresó que el debate sobre el tema consistirá en que “Perú alegará que esta es una requisitoria de la Justicia, que es independiente y que ofrece garantías”, mientras que García “dirá que no era prófugo, que estaba viviendo en Madrid, que ante la requisitoria se dirigió a Lima y cuando llegó ya había una preventiva de 18 meses, que era casi una condena anticipada”.

Con esos términos “el debate se seguirá en los próximos meses”, señaló.

Al ser consultado sobre si aceptar el asilo implica que Uruguay deba facilitar un salvoconducto para que García viaje a residir al país, Sanguinetti expresó que “usted puede dar el asilo y el país negarse”, lo que generaría una situación similar a la del periodista australiano Julian Assange, que se encuentra asilado en la Embajada de Ecuador en Londres desde hace seis años.

“Hay un caso muy cercano a García”, señaló Sanguinetti. “El fundador del APRA (Alianza Popular Revolucionaria Americana, cuyo partido es liderado por el expresidente peruano), Víctor Raúl Haya de la Torre, en su tiempo, se asiló en la Embajada de Colombia. Colombia no le daba el salvoconducto y estuvo años metido ahí adentro”, ejemplificó el expresidente uruguayo.

A su vez recalcó que “lo primero es que el asilo no se niegue” porque se trata de “una medida de amparo que un Estado da a un ciudadano que viene a pedir el amparo frente a lo que considera una arbitrariedad”. Uruguay debe “acoger primariamente el asilo y esperar a ver qué dice Perú”, concluyó.

Suscríbase a nuestro boletín y reciba cada día un resumen de noticias en su correo electrónico.