Actualidad Internacionales Opinión

Trump le saca la lengua a estados bajo influencia demócrata por emergencia

Por Gilberto Anticona

El presidente norteamericano Donald Trump ha respondido en torno sarcástico ante la oposición y demanda que han presentado 16 estados ante su declaratoria de emergencia nacional que busca completar los fondos necesarios para construir un muro en la frontera sur con México.

Se trata de “16 estados liderados por los demócratas radicales izquierdistas de fronteras abiertas”, ha expresado el mandatario estadounidense, para luego mofarse de California, un estado dominado por los demócratas, que según él “ha desperdiciado millones de dólares en su fuera de control Tren de Alta Velocidad, sin ninguna esperanza de  concluirlo”, añadió.

Como para no quedarse corto en su tono sarcástico, Trump ha dicho que “el fallido proyecto de Tren de Alta Velocidad, donde los costos se están convirtiendo en un récord mundial, es cientos de veces más caro que el desesperadamente necesitado muro”.

Y no deja de tener razón Trump en sus apreciaciones. El Tren de Alta Velocidad que va a unir las ciudades de San Francisco y Los Ángeles y cuya construcción  ya se inició en el 2015 y se proyecta que concluirá en el 2033, tiene un costo máximo de 100 mil millones de dólares.

Lo hilarante del caso es que nadie sabe de dónde saldrá el presupuesto, lo que amenaza con convertir dicho proyecto en un monumento a la prisa y a la falta de planificación, y como es natural, ha originado enfrentamientos entre republicanos y demócratas, hasta el punto que el nuevo gobernador de California ha solicitado su suspensión y se cree que se construirá solo un tramo de lo planeado.

En realidad, el Tren Bala es un disparate concebido por los demócratas en plena era Obama que ni el mismo jefe de la Autoridad Ferroviaria de Alta Velocidad, Brian Kelly, se lo cree, pues ha dicho que “el proyecto nunca ha contado con el financiamiento necesario”.

Pero no solo eso, Joe Nation, de la universidad de Stanford, ha sido más concluyente, pues ha sentenciado: “El Tren Bala no es un proyecto que se corresponde con la realidad”.

No hay duda, también en los países desarrollados se planifican proyectos monumentales con los pies puestos en castillos de arena. Buena sacada de lengua de Trump a los demócratas.

Suscríbase a nuestro boletín y reciba cada día un resumen de noticias en su correo electrónico.