Deportes

Jorge Cazulo: Cinco claves del ídolo rimense que decidió retirarse como campeón

Por: Ubaldo Villalobos Vidal 

El anuncio del retiro no es nada fácil y más en tiempos de pandemia donde el calor del público es un factor que se hace extrañar. Para un jugador que siempre dejó todo en el campo, las despedidas a estadio lleno deberían ser un detalle obligatorio. Sin embargo, Jorge Cazulo decidió cumplir su palabra, desde su renovación en 2018, y se retiró del fútbol en 2020 con la camiseta del club que le dio los mejores momentos de su carrera: Sporting Cristal.

Hablar del uruguayo, que ya cuenta con nacionalidad peruana, siempre será resaltar esa entrega y corazón en cada jugador. Cazulo cuenta que el amor que siente hacia Sporting Cristal es algo inexplicable. Bueno, los hinchas también lo reconocen y claro ejemplo fue el año 2015 donde lo apoyaron a pesar de un error en la final nacional que les costó el títuo. Tras 8 años con los rimenses, decidió dejar los campos de juego y enfocarse en la parte formativa. Eso sí, el ‘Piki’ no se va del club.

Desde el reconocimiento de cada hincha por su entrega, hasta lo curioso del dorsal que usó en casi toda su carrera. Jorge Cazulo es un jugador del cual se podrían escribir miles de historias o él también contarnos alguna. Por esta razón, te presentamos cinco claves de un jugador que decidió retirarse campeón.

El número 23 como un recuerdo familiar

Solemos hablar de cábalas, pero Jorge Cazulo tiene una señal de amuleto y el número 23 es parte de recuerdo familiar. Su madre le regalaba, de pequeño, estampitas de San Pio de Pietrelcina quien nació un 23 de septiembre.

Curiosamente, 23 también es la cantidad de goles que anotó con Sporting Cristal en 389 partidos jugados. El uruguayo se llevará este número como uno de los mejores recuerdos de la carrera porque es parte de cinco títulos y lo vio vestir la cinta de capitán para alzar la Copa en el último año de su carrera.

Perú: Jorge Cazulo, de 36 años, renovó con Sporting Cristal hasta el año 2020

De Uruguay a Perú

Jorge Cazulo dedicó 16 años de su vida al fútbol de manera profesional. Plaza Colonia lo vio debutar y años después posó con camiseta de Peñarol y Nacional. También fue campeón con Defensor Sporting y pasó una destacada temporada en Rampla Juniors. En 2008 fue su primer acercamiento con Sporting Cristal, luego en 2010 se volvió a dar este nexo, pero llegó a César Vallejo.

Ese interés por Cristal iba creciendo y quizá enfrentarlo fue un motor que lo acercaba más. En 2012 se hizo oficial el fichaje. Cazulo no se equivocó y eligió al club del cual se enamoraría. Este año salió campeón y tuvo su mejor temporada, así lo califica él.

La conexión con el hincha de Sporting Cristal

Desde su llegada en 2012, Jorge Cazulo sintió un feeling especial con Sporting Cristal. Debutó oficialmente ante Sport Boys, pero en la despedida de Roberto Palacios ya atraía miradas por su posición de caudillo en el medio sector. Pasaron los años y el tiempo le dio la razón debido a que se hizo ídolo por su entrega incondicional en 8 temporadas.

“Perdemos la chance de ser bicampeones, pero el público fue a respaldarnos en el aeropuerto. Me dio una bronca terrible. Fueron a darme consuelo y eso volvió más fuerte la relación. Es potente que cuando te va mal, la gente está ahí”, cuenta el ‘Piki’ luego de perder la final en 2015 ante Melgar por un error propio.

El amor hacia Sporting Cristal

“Apenas llegué me enseñaron a saludar y que no podía pasar de largo porque era un club grande”, menciona en una entrevista. Desde los valores hasta la identidad, Jorge Cazulo se enamoró de la celeste y le dedicó los mejores años de su carrera mostrando sacrificio y entrega. El rótulo de referente lo ganó a pulso y cumplió su palabra de retirarse en 2020.

Con 389 partidos jugados, cinco títulos alcanzados y un apoyo incondicional: ¿cómo no enamorarse de una institución? Su etapa de formador la seguirá en el club y aquellas experiencias se transmitirán hacia la gente joven del club.

Menos redes sociales y más libros

Jorge Cazulo es un fanático de los cuentos y sus historias en Pelota de Papel lo demuestran. Ha dictado también diversos talleres de lectura para jóvenes en etapas de formación y de esta manera busca culturizar generando una identidad y amor por lo que hacen. Para él, las redes sociales no aportan mucho en la vida: Las pocas veces que me acerqué vi un mundo muy destructivo y lleno de resentimiento o exhibicionistas de su felicidad. Estoy por fuera. Cosas importantes se desvirtúan o banalizan, comentó en una entrevista a El Túnel en 2017.

“Se siente el cansancio, pero más grande es la ilusión. Hay que tratar de correr con las piernas y cuando con las piernas no se puedan, correr con el corazón”, dijo en 2014. El gen de poeta se ve afianzado por la lectura y se ha animado a escribir solo para él mismo por ahora cuando se siente solo y tiene más tiempo para pensar las cosas. Quizá este sea el momento de conocer más del ídolo que se retira por la puerta grande.