🧦🎁Faltan para fin de año🌟

20.1 C
Lima
sábado 4 diciembre-2021

Director: Elí del Águila Tuanama

La Educación sin Distancias y la Industria de Contenidos

Guillermo Ruíz GuevaraLa Educación sin Distancias y la Industria de Contenidos

Sobre la Gestión de la Educación en Línea

Por Guillermo Ruiz Guevara

La reconversión de procesos alentó a los ingenieros de sistemas a reconstituir, primero que nada, la forma como las empresas tramitan sus documentos, todo lo que hacen para crear un producto o un servicio, todo aquello que se relaciona directamente con lo que ofrecen, desde los insumos hasta más allá de la puesta en manos de los consumidores.

Hoy, la ingeniería de procesos y el control de calidad son los instrumentos esenciales en la modelización de las operaciones productivas; documentarlas, incluyendo las experiencias, es fundamental para alcanzar niveles continuos de superación y preeminencia en el mercado. Hoy en día, no hacerlo es ser una empresa mediocre, no destacar y enfilarse hacia el fracaso.

A partir de los conceptos citados, que contienen componentes de antecedentes y consecuencias, se escribió el libro “Gestión de la Educación a Distancia”, el mismo que incluye los aspectos legales referidos a la protección de datos. Su lectura y empleo resulta esencial si se desea que la escuela ofrezca servicios sistemáticamente (de alineación progresiva) formulados y sistémicamente (de aplicación simultánea) puestos al alcance de los innumerables alumnos de toda institución, sin importar las distancias ni los horarios entre los educadores y los educandos.

En toda entidad educativa se identifican dos procesos centrales y correspondientes, son la enseñanza y el aprendizaje, que operan en línea con el proceso de evaluación y el de monitoreo de la calidad del servicio.

Sin embargo, la ingeniería de sistemas no había alcanzado oportunamente a las instituciones educativas y estas no habían sistematizado sus procesos. Por esto es que con la pandemia se descubrió que la escuela no se preparó para ofrecer sus servicios aprovechando las tecnologías de la información. A pesar de los miles de millones de dólares invertidos, más de ocho, en las casi cuatro décadas desde que ingresaron las primeras computadoras a las escuelas peruanas.

Apresuradamente, los maestros tuvieron que recurrir a las computadoras y conectarse con sus alumnos. Todos dedicaron un primer tiempo a encontrar la forma de sostener el proceso educativo. Al inicio, los estudiantes, mejor familiarizados con los quipos electrónicos, acompañaron a sus profesores mientras estos aprendían a conectarse adecuadamente.

La experiencia pandémica, para las escuelas, sirvió para comprender la necesidad de desarrollar contenidos, material educativo digital, en este caso. Recursos disponibles para motivar al estudiante y ofrecerle un espacio en el que despliegue su imaginación y añada sus observaciones, análisis e interpretaciones. Ayudas audiovisuales en las que agregue sus puntos de vista, bibliotecas en las que consulte y les sirvan para sustentar sus conclusiones, de modo que sus aportes se conviertan en nuevos contenidos que comparta con la comunidad de escolares.

Así, promover metodologías de interacción para el proceso de enseñanza-aprendizaje que utilicen fuentes de consulta y discusión, a través de Internet, generando materiales digitales en una comunidad colaborativa dedicada a ampliar y mejorar en una espiral infinita las observaciones del pasado (historia), del paisaje (geografía y ciencias naturales), de las calidades-cantidades y sus relaciones (matematización) y produciendo descripciones integrales en pocas palabras (lenguaje funcional).

El contenido es la pieza elemental en el proceso productivo de toda empresa, es el procedimiento y el producto, el banco de información en el que se sistematiza la experiencia de las instituciones. Producir contenidos desde la etapa escolar será familiarizar al alumno con el escenario de la empresa digital, donde la información es el mayor valor, el activo digital, el elemento estratégico de la economía digital, de la sociedad de la 4ta (ad-portas), 5ta y 6ta revolución industrial (previstas), para aprender, producir y subsistir en el futuro inmediato y décadas siguientes.

Tomado de la introducción del libro anteriormente citado, adviértase que hoy, en las empresas, prevalecen dos factores: capital humano y capacitación continua. Para que estos sean de calidad subyacen dos aspectos: exigencia y aprendizaje continuo. Solo así, tales factores y tales aspectos configurarán la unidad que asegure la sostenibilidad y sustentabilidad de las empresas. La competitividad es inherente y será resultado natural de esta configuración.

Por ello, las tecnologías de la información se convierten en aliados de las empresas para exigir capacitación continua, fortalecer el capital humano y encauzar las condiciones para un sólido posicionamiento en el mercado.

Los recursos están disponibles, la computadora personal, la tablet, el móvil e Internet son recursos aprovechables para que el usuario tenga acceso a la capacitación; sin importar distancias, tiempos ni complejidad de los contenidos. Válido para el escolar como en educación terciaria.

La eficiencia dependerá, como en todo proceso educativo, de la metodología y de las estrategias con que se diseñen y alcancen los materiales didácticos.

El primer paso es tener muy claro el proceso de inserción de las tecnologías para desarrollar una plataforma educativa digital, un modelo a medida de la escuela básica, universidad o empresa donde la calidad y exigencia sean parte del proceso de adopción y de adaptación, para que se realicen garantizando que la solución será buena desde el principio.

Es indiscutible que asistimos a una conversión de las aulas, para construir una EducaciónDigital. Un nuevo modelo de relación educador-educando-realidad, en la que la distancia es un clic, en una interacción en la que la plástica de la didáctica digital desintegra las distancias y prevalece el acto educativo sin importar kilómetros ni tiempos. Lo que importa es la calidad del proceso y del producto.

No se trata de cómo instalar un hardware o un software, es prever los procesos y las condiciones de una plataforma de Educación en Línea para su funcionalidad y la segura calidad del servicio.

Está claro que la educación será en línea, en tiempo real o en el tiempo que cada usuario pueda participar. Entendiéndose que la relación profesor-participante es presencial, aún si es a través de la computadora o el móvil, a distancia. Cuando la relación es lineal, al mismo tiempo, compartiendo emociones y materiales que se procesan al unísono; no hay no-presencia, es presencia sin importar la distancia.

Antes que Gutemberg inventara la imprenta, la escritura y la acumulación de conocimientos existían, tal relación es comparable con el hecho contemporáneo de sistematizar el conocimiento y hacerlo asequible, para lo cual es imprescindible fortalecer las capacidades de los estudiantes y de quienes producen, esto es desarrollar destrezas potenciales, en particular la digital, lo que se logra iniciando con el ejercicio de las habilidades de observar, analizar, organizar e interpretar, antes que utilizar una computadora y en mayor dimensión con el auxilio de esta, que es el medio, el equipo electrónico sustituto de la imprenta, que exige mayor interacción intelectual con la realidad y con los propósitos socio-productivos. Entones, es preciso superar el estadío de mentes que repiten por uno de mentes que reflexionan. En su defecto, serán inútiles tantas computadoras, tablets y móviles que, por ahora, más idiotizan y generan el trance digital; esto, por no aprovecharlas en vínculos inteligentes, procesos productivos y elaboración de contenidos que satisfagan al compartirlos, por su utilidad individual como colectiva.

La educación sin distancias, acompañada de una industria de contenidos, derivará en escenarios de producción en línea, sin importar lo temporal ni la ubicación. La empresa del futuro será un escenario de producción continua, sistémica y de competencia inmisericorde por la hegemonía de la calidad. Caso contrario, se estará fuera del mercado y/o sin gobernabilidad, ¡A prepararse!

 

Artículos relacionados

Mantente conectado

0SeguidoresSeguir
1,093SeguidoresSeguir

últimos artículos